cubamatinal.com| |
Cuba y su Realidad Social 27-04-2017

Portada
Noticias
Deportes
Breves
Video Blog
Cuba-Org.
Politicas
Reportajes
Actividades
Colaboraciones
Buscador
Cartas
Suscribase
   Enviar por Email
A GANAR, Y A COBRAR
25-11-2006, Carlos Rodríguez Duarte

A pocos días de la realización del acto electoral en Venezuela, las tensiones aumentan, se decantan opiniones y opinantes, se enardecen los opositores al continuismo del tránsito hacia el comunismo, se toman conciencias que despiertan de un adormecimiento depresivo y frustrante sirviendo de increíble impulso hacia la lucha por el retorno al País al que se le impuso un sistema por el que no votó en 1998, y al apuntalamiento de las instituciones buscando nuevos horizontes de libertad, paz y prosperidad para una Venezuela que por generosa, grande y pletórica de bendiciones, se lo merece.

Por eso hay que votar; y debemos hacerlo para poder GANAR.

Hay que GANAR para restituir las libertades de expresión de la opinión.

Hay que GANAR para terminar con la corrupción, y establecer la justicia y castigo a los depredadores del fisco nacional.

Hay que GANAR para terminar con el reinado de la delincuencia, que está destruyendo más vidas que un conflicto armado, y que ha logrado que vivamos encerrados, protegidos con vigilantes, alcabalas para acceder a nuestra casas rodeadas de rejas y alambradas electrificadas cual prisiones que alojan a las más despreciables expresiones de la maldad humana.

Hay que GANAR para desenmascarar y terminar con la mentira de que existe sensibilidad social de los gobernantes hacia las clases desprotegidas, usándolas de manera humillante y denigrante como carne de cañón de una política depredadora de los derechos humanos y las posibilidades de crecimiento y desarrollo armonioso del País. Hay que dejar de darles el pescado a esas clases, y enseñarles a pescar.

Hay que GANAR para terminar con la payasada de ofrecer funiculares para bajar de los cerros a sus habitantes, y crearles fuentes de trabajo creativo, que les permitan acceder a la adquisición de una vivienda digna en alguna parte del vasto territorio nacional.

Hay que GANAR para poder terminar con las limosnas de unas misiones que solamente logran favorecer el enriquecimiento de aquellos que se apropian indebidamente de los recursos destinados, y los utilizan para movilizaciones obligatorias de apoyo a lo que son los intereses de una clase política pervertida y sumisa a un pensamiento tiránico de origen extranjero. Hay que desenmascarar las mentiras expresadas en los resultados amañados de dichas misiones, que pasan como brisa caliente que perturba la mente de los engañados.

Hay que GANAR para ofrecer suministro digno de los alimentos a la población, producidos por el esfuerzo agroindustrial nacional, utilizando con inteligencia, buena voluntad y moralidad los recursos naturales de nuestro País; distribuyéndolos en lugares apropiados con normas sanitarias adecuadas, sin exposición a la contaminación ambiental y el manoseo asqueroso productor de enfermedades populares, sin tener que sufrir escasez de ningún rubro a precios que permitan su adquisición por los bolsillos de toda la población. Alimentos de calidad controlada, y libre adquisición.

Hay que GANAR para retomar el estímulo a la producción nacional de las medicinas y lograr su venta a precios razonables, impidiendo enfermedades provocadas por la imposibilidad de adquirir medicamentos a los precios actuales, elevados escandalosamente por obra y gracia de las políticas de sus importadores.

Hay que GANAR para ofrecer medios de transporte dignos. Eliminar las carcachas de mini autobuses pintarrajados, y atiborrados de usuarios que han debido de esperar a la intemperie por horas para poder movilizarse a sus lugares de trabajo y/o distracción y a sus hogares.

Hay que GANAR para adecuar los métodos de la educación, acondicionando los locales de todos los colegios, respetar los baremos, desmarcándolos de la inducción política comunista de los mismos, permitiendo que quien quiera pagar por la educación de sus hijos lo haga en el lugar que le plazca, siendo las autoridades supervisoras de la calidad de la enseñanza y cumplimientos de las normas en ese sentido, pero nunca eliminándolos en función de una quimera tiránica. Hay que normalizar la práctica de alimentación a los escolares en su lugar de estudio, para todas las clases sociales. Hay que revisar los ingresos económicos de los docentes y adecuarlos a un ritmo de vida decente que permita tener firmeza ante los intentos de chantaje oficialista. Hay que eliminar la sombra de la pérdida de la patria potestad de nuestros hijos.

Hay que GANAR para preservar las Autonomías Universitarias, adjudicarles los recursos necesarios para poder continuar con la tradición de creación de inmensas masas de jóvenes profesionales que han demostrado su capacidad en todo el mundo, manteniendo la democracia en la elección de sus autoridades. Hay que respetar los Phd, los Masteres y los Doctores, expresiones de logros obtenidos por el estudio y dedicación de aquellos que no se conforman con ser borregos de un tirano ignorante.

Hay que GANAR para terminar con la diáspora de juventud y talento que está castrando a Venezuela de sus más insignes valores intelectuales, los cuales se están marchando en la búsqueda de oportunidades de vida digna, y sobre todo de libertad.

Hay que GANAR para erradicar la obscena práctica de exclusión de la población a cualquier actividad por el hecho de haber votado por una tendencia determinada en cualquier elección; y, por el reclamo judicial de aquellos que se han prestado a ponerlo en práctica.

Hay que GANAR para castigar a los que se han burlado de la voluntad popular en elecciones anteriores, robándole al pueblo lo que a éste le pertenece.

Hay que GANAR para terminar con el buhonerismo, obscena expresión de miseria, copiado de países miserables, y estimulado por la combinación de ausencia de fuentes de trabajo, perversas teorías gubernamentales de lograr estadísticas fantasiosas de empleo y la colaboración taimada de comerciantes que ven en esta actividad un lucro jugoso.

Hay que GANAR para establecer una red vial a nivel de todo el País, restituyendo las que existen a medio destruir en todo el territorio nacional, y creando las necesarias para dar cabida a un parque automotor incontrolado, y que provoca la inmovilidad del tránsito a nivel nacional, para molestia, pérdida de tiempo y recursos con creación de enorme stress por parte de la población que se moviliza. Necesitamos la restitución de la circulación en la autopista Caracas- La Guaira, en la autopista del Centro, Oriente y muchas otras más. Tenemos que reparar el pavimento dañado en todas las ciudades.

Hay que GANAR para restituir el Sistema de Salud existente a la situación de excelencia en que se desenvolvía. Remozar todos los Hospitales zonales, regionales y nacionales, los Centros de Salud, las Medicaturas Rurales. Agradecer a los paramédicos cubanos sus atenciones y permitirles que terminen con su sacrificio y vuelvan a sus hogares y puestos de trabajo en Cuba donde están siendo reclamados por una población que se considera discriminada con su envío a otros países. Tenemos que renovar las autoridades gremiales médicas y nombrar democráticamente un grupo de profesionales que luche por los derechos del gremio médico del País, y que nunca más, permitan una invasión foránea como la actual que viola la Ley del Ejercicio de la Medicina en un País, que fue paradigma del desarrollo de la medicina institucional profiláctica y curativa y líder mundial en tareas como la erradicación de la malaria y la lepra.

Hay que GANAR para rescatar la industria petrolera y volver a colocarla en los lugares de prominencia cooperativa mundial en que se encontraba. También para utilizar este recurso no renovable y, transitoriamente abundante, en obras de beneficio nacional, y no en actividades políticas esquizoides, obsequiándolo a quienes astutamente lo reciben a cambio de posiciones de amistad y compañerismo regado con intereses miserables. Restituir la profesionalidad de sus funcionarios en función de progreso y desarrollo.

Hay que GANAR para restablecer un cuerpo parlamentario respetable y digno, donde se ventilen democráticamente los problemas nacionales, donde la existencia de los diferentes poderes sea una realidad de gobernar y no un maquillaje de los deseos y caprichos de un gobernante.

Hay que GANAR para lograr el establecimiento definitivo y funcionante de los diferentes poderes de la nación, con una Contraloría que controle, una Fiscalía que actúe con decencia, dignidad y decoro; un Defensor del Pueblo que no se ría del mismo, un Poder Judicial que actúe sin perversión ni prevaricación; un CNE de verdad imparcial que elimine la parafernalia creada y que elimine el miedo al pueblo a demostrar su opinión.

Hay que GANAR para terminar con el monopolio del color rojo por parte de los chavistas. Ese es el rojo de la bandera y de la sangre vertida por los patriotas, y que corre por nuestras venas. No podemos impedir que aun ministro le guste, entonces que pinte toda su casa de rojo, y lo vea en cualquier dependencia de su casa que se le ocurra usar, pero el uso de ese color tiene que ser libre, eliminemos el monopolio, no sólo del color rojo sino de todos los sitios donde se han entronado.

Hay que GANAR para reestructurar la Cancillería, con eliminación de un titular reposero del Metro, de embajadores de amistad y conveniencia, y que se vuelva al profesionalismo que nos caracterizó durante tantos años.

Hay que GANAR para que los militares actúen como tales, dejando las direcciones que mal manejan, a civiles preparados para ellos; y sus labores de defensa del País quede dentro de las normas para lo cual fue creado.

Hay que GANAR para dejar de tener un Presidente bocón, pendenciero y procaz, y restituyamos la dignidad de la figura a nivel nacional e internacional.

Hay que GANAR para destruir todo el entramado cubano de intimidación, adoctrinamiento, y colonización que han desarrollado en nuestro País, destruyendo así todas las intenciones de hegemonía continental y mundial actual. Que se terminen las alianzas perversas con Países no democráticos que buscan la reivindicación de algo, afortunadamente, ya desaparecido, vale decir la implantación del comunismo, cumpliéndose así la amenaza de profundización del sistema en nuestro País.

Para todo eso tenemos que GANAR, pero para lograrlo hay que votar, y hacerlo masivamente, con alegría, con emoción, con esperanza, y después de eso poder COBRAR. Hay muchos que con razón se resisten a creer que el Presidente permita cobrar, pero Rosales lo ha dicho claro “voy a cobrar”, los mecanismos técnicos para lograrlo no están al alcance del ciudadano común, pero hay que confiar en que él los pondrá en juego. Lo que está a nuestro alcance es el cobro en la calle, cobro éste que comenzará el día de las elecciones y que no sabemos hasta cuando durará, pero una cosa sabemos a ciencia cierta, y es que:

Vamos A GANAR Y A COBRAR, no podemos permitir que nos roben nuestra última oportunidad de resistirnos a la implantación del comunismo en nuestra patria.

*Médico Cubano Venezolano residente en Madrid. Noviembre 25 de 2006.
e.mail: mochoa60@yahoo.com

 


Editoriales  + 
Opinion  + 
Colaboraciones  + 
Entrevistas  + 
Foros
Hemeroteca
Enlaces

Cuba Matinal - Spain, C. Alcala 99, 28009 Madrid, España. Tel: + 34 639 43 15 89
repliche orologi © Copyright 2006. All Rights Reserved. Contacto: cubamatinal@cubamatinal.com