cubamatinal.com| |
Cuba y su Realidad Social 23-03-2017

Portada
Noticias
Deportes
Breves
Video Blog
Cuba-Org.
Politicas
Reportajes
Actividades
Colaboraciones
Buscador
Cartas
Suscribase
   Enviar por Email
Mi regalo por el día de la prensa cubana: Un paseo por las afueras y “consejos fraternales” de la Seguridad del Estado
25-07-2006, Jaime Leygonier Fernandez

Mi regalo – con un día de retardo- por el Día de la Prensa Independiente fue una citación policial. La trajo un joven en una moto Zuzuki, tuve testigos. Como de costumbre es una citación que viola los requisitos legales que existen para estos documentos en las leyes “revolucionarias”: Cuño ilegible, no aparece el nombre de la autoridad que cita – solamente escribe “Mayor Moisés”- no dice el objetivo, sólo “entrevista”.

Decidí ir, aunque es lejos para mí, -en 108 y 31 municipio Marianao, cerca de la 6ª estación, yo vivo en el municipio 10 de Octubre, del otro lado de la ciudad- la citación provoca la natural angustia en los míos.

En cuanto a mi angustia, evito dejar que la imaginación comience el interrogatorio desde ahora; -¿Qué dirán?. -¿Qué diré?, ¿Por qué será?, ¿Será el ajuste de cuentas por el informe sobre la tortura cómo método sistemático en Cuba?, ¿Por denunciar los abusos policiales? o ¿Acaso por denunciar las maniobras de manipulación a la masonería y la Iglesia?, ¿Acaso para amenazarme –una vez más- en mis padres ancianos?,¿Será la rutina para intentar sacarme información? ¿Cuál si todo lo nuestro es público?.

Seguramente será para aterrarme o utilizarme de instrumento de transmisión de amenazas –“Dile a fulano que va muy de prisa, que lo tenemos listo para enviarlo a prisión, etc. Con asustarme no tienen problemas –soy miedoso-, pero hace mucho que puse todo lo mío en manos de mi padre, Dios.

En fin, ellos sabrán, el joven que trajo la citación dijo que era asunto de “la contrainteligencia”. ¿Me irán a decir que fulano es de la CIA?, ¿Qué mengano es homosexual?.

Ellos sabrán, yo no lamento tanto no saber como que la “inteligencia” no sepa cómo sacar a nuestra Patria del pantano en que se sume. Para que los oficiales puedan firmar con sus apellidos y nombre verdaderos, aplicar las leyes sin violar los derechos humanos y no acosar a las personas decentes como tarea fundamental de la policía contra los que tienen el honor de obrar según su conciencia, donde tantos amordazan la suya. Una Cuba en que la prisión no sea el premio a la honradez y la policía sea policía, no espantajo cruel o risible.

Comuniqué la citación al teléfono del Sr. Elizardo Sánchez , presidente de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos -y a Radio Martí donde no interesó hacerla pública- . A las 9:15 AM del día 5 de mayo llegué a la estación de policía, según se requería en la citación. A las 10:00 AM llegaron en un auto Lada, dos agentes: - “Yo soy Moisés”, quiso darme la mano, - Lo siento, dije y no correspondí al “saludo”.

Ya en el auto me dieron un “paseo” hasta las afueras de la ciudad, a una casa quinta de la Autopista del Mediodía. Dije al agente que yo había sido citado a una unidad policial y que era irregular conducirme a esa casita misteriosa.

“- No es una detención –dice el agente- no son amenazas, sino deseo de ayudarlo para no meterlo preso, no es para meterle miedo, no, sino que queremos que UD. reflexione y deje de hacer periodismo por su propia conveniencia, no es amenaza, no desaproveche la oportunidad que le damos, como otros que están presos por no desaprovecharla”

En una habitación se encerraron conmigo, tres agentes a jugar –por turno o todos a la vez- a ser amables o amenazadores. Tan pronto soy “un connotado contrarrevolucionario, falso periodista a sueldo de una potencia extranjera”, como también “ Una persona tranquila, buen hijo, preparado culturalmente, con sentimientos religiosos y con ancianos padres a su cargo” “-¿Qué edad tiene su mamá? ¿Y su hija?, - Ya usted sufrió mucho por esa niña, ¿Qué edad tiene?, ya está entrando en la adolescencia y lo necesita libre y no tras las rejas, disfrute de su hija, por eso, porque la revolución es humana y no inhumana como UD. dice no queremos meterlo preso, podríamos hacerlo desde hace rato, pero queremos ayudarlo; ayúdenos a ayudarlo, ayúdese: viva tranquilo con sus padres y su hija, no escriba más, va por el camino incorrecto…” . “¿-No ha pensado en irse del país?, al menos unos meses de vacaciones lo ayudarían”

Síntesis

Aparentemente la Seguridad del Estado, los superiores de los que me “pasearon” por las afueras para darme consejos desean;

• Que no cubra los eventos del Centro de Salud y Derechos Humanos “Juan Bruno Zayas” que preside el Dr. Darsi Ferrer. Sus argumentos son tendenciosos para indisponerme con el Dr.
• Sondearme sobre la procesión del domingo 7 de mayo, programada por la parroquia del Buen Pastor de Jesús del Monte –la iglesia a la cual asisto- porque temían que “allí lo opositores hagan algo”
• Y tantear si estoy dispuesto a “nuevas entrevistas”, para “conocer mis opiniones” “por lo agradable de mi conversación”.


-¡No!, cuantas veces me detengan tendré que venir, pero no a conversar ni a falsas fraternizaciones. – ¿Lo que pienso?, lo escribo.

- ¿Toma café…?, quieren que como detenido me preste a la comedia. Me negué.


Discusión bizantina

“- Empezaste mal, ¡equivocado! Cuando le negaste la mano al oficial” dijo en tono agresivo uno de los interrogadores. Otro se hacía el dolido “- Somos cubanos, por qué negar la mano, tomar una merienda. Lo traje aquí para una conversación relajada y mire como UD. se pone, le doy la mano porque somos cubanos”

La mano, batidos, jamón y almuerzo que rechazo y ellos engullen. Les digo que ellos están cansados de sacar por la televisión a los opositores dándoles la mano y comiendo, para hacerlos aparecer como “agentes de la seguridad del estado ante la oposición. - Existe una situación de abusos para prestarme a fraternizaciones falsas. Ojala y un día podamos darnos la mano y merendar, hablando de los problemas de hoy, como de la Historia de Cuba ya pasada, pero hoy es falso, así ¿Cómo que somos cubanos?, ni estamos en casa de amigos, si nos llaman apátridas y mercenarios.

- “No estoy visita en casa de unos amigos, sino detenido para un interrogatorio”. Digo
- “No, no es un interrogatorio, sino una entrevista” pretenden.
- “La entrevista es una modalidad de interrogatorio policial”, replico.


De ambas partes dimos nuestros argumentos. Yo una veces callé, otras –instinto de maestro ver a todos como seres humanos- les hablé del bien de Cuba, de la debacle, de la utilidad de la prensa independiente. Error mío, no se trata de convencer sino de policías que no tienen que ajustarse a la ley y con órdenes superiores de acosar a quienes ejercitan sus derechos, que nos alardean del conocimiento de nuestra intimidad, basándose en nuestra transparencia de vida y en la desprotección real de la privacidad.

Tengo la impresión de que mi trabajo mejora, de que el régimen continúa recocinándose en su contradicción de ejercer de malo y querer buena propaganda. En su crisis sin solución.

Citarán y amenazarán a otros periodistas –ya lo han hecho con varios- , entre ellos Luís Cino. Por ahora no desean apresarnos, prueban con otros medios, pero a la larga nos apresarán; los menos desean nuestra sangre –no quieren llegar al final de Castro con sangre en las manos- pero si reciben la orden no se negarán. Estamos dispuestos a afrontarlo.

“- Se lo digo como un hermano, como un amigo, baje el nivel, no desaproveche esta oportunidad, queremos ayudarlo, otros –fulano zutano- estuvieron aquí como usted, le di la mano, comimos juntos, desaprovecharon la ayuda que les ofrecí y ahora están presos, cuando los visito se echan a llorar: Sácame de aquí no aguanto más, me dicen, pero ya es tarde, no lo amenazo…”

Sus objetivos

- Ganar mi confianza –imposible- seguramente hacerme desconfiar de los opositores, denigrándolos, usarme para que repita a otros sus amenazas a ellos, sacarme información.


“- Si quieren quitarme la mitad de mis noticias para que escriba menos, denle licencias de trabajo a los bicitaxistas, no persigan por “peligrosidad social” –que es una ley ilegal- a las muchachas. ¿No quieren que el médico Darsi Ferrer ayude a los más pobres?, pues que el gobierno los ayude. Así me quitarán la mitad de las noticias. ¿Qué trabajo les da eso que sería hacer lo positivo?. El alambre de púas no resuelve esos problemas” les argumento.

Responde Moisés: “- Quisiéramos eso, volver a la vida de los ochenta, ¡Ojala!, pero la situación del país no permite esas soluciones y nosotros cumplimos órdenes, nuestro deber.”

Mi último argumento: “- Bueno, cumplan su “deber”, yo cumpliré el mío y comprendan que existimos personas de principios dispuestos a pagar con 20 años de prisión el cumplimiento de ese deber”

Desde las 10:00 AM hasta las 4:30 PM, interrogatorios, amenazas “corteses”. Horas de reclusión. A las 2:00 PM, me dijo el agente que ya habían terminado, “-Quiere llamar a su casa para tranquilizar a sus viejos, llame”.

Si no hubiera rechazado también eso, habría aumentado la angustia de mis padres, pues aún me demoraron –sin objetivo aparente- otras dos horas. De ellos, ¡Ni agua!

Nota para el corrector de estilo: Espero que comprenda que esto no es noticia sino un comentario que creo útil para protegerme a mí y a otros. Prevenir de las trampas a futuros interrogados. Al quitar palabras UD. puede quitarnos protección, cuidado con el desmoche, gracias.


* Periodista independiente, ex profesor de Historia expulsado de su profesión en 1990 luego de ser detenido y sancionado a tres años de privación de libertad por el supuesto delito de propaganda enemiga. Expulsado de la Universidad de La Habana en 1974 por ser católico practicante. Se niega a abandonar el país. Ha sufrido numerosas detenciones e interrogatorios.


Editoriales  + 
Opinion  + 
Colaboraciones  + 
Entrevistas  + 
Foros
Hemeroteca
Enlaces

Cuba Matinal - Spain, C. Alcala 99, 28009 Madrid, España. Tel: + 34 639 43 15 89
repliche orologi © Copyright 2006. All Rights Reserved. Contacto: cubamatinal@cubamatinal.com