cubamatinal.com| |
Cuba y su Realidad Social 24-05-2017

Portada
Noticias
Deportes
Breves
Video Blog
Cuba-Org.
Politicas
Reportajes
Actividades
Colaboraciones
Buscador
Cartas
Suscribase
   Enviar por Email
Justa y gran victoria en The Miami Herald
05-10-2006, Miguel Cancio

Me acabo de enterar de la dimisión de Jesús Díaz Jr. editor de The Miami Herald/El Nuevo Heraldo y de la justa rectificación de la dirección de The Miami Herald sobre los despidos y denigramientos de varios periodistas colaboradores en Radio y TV Martí. Lo que había creado un ambiente insostenible en dicho medio, con relación a una parte muy importante de su audiencia y mas aún con relación a buena parte de sus principales y mas prestigiosos colaboradores.

He sentido un gran alegría por la sabia rectificación, precedida de una amplia, rigurosa, apasionada y justísima movilización en Miami y otras partes de los Estados Unidos, en España y otras partes de Europa, etc. de miles y miles de personas que seguían activamente The Miami Herald/El Nuevo Herald y que algunos, como yo, lo venían defendiendo y promoviendo por múltiples canales. Lo que deje de hacer ante la muy errónea e injusta decisión contra los periodistas que colaboran en Radio y TV Martí. Labor profesional muy importante y necesaria, la suya, pues, en esta vida tan corta creo que la defensa de la libertad, de lo bello, lo noble y lo grande que decía José Martí, frente a todo tipo de totalitarismos, fundamentalismos, extremismos, populismos y juegos sucios, en este caso frente al totalitarismo comunista cubano, debe de estar por encima de falsos conflictos de intereses, de reglamentarismos, tecnocratismos y carrerismos, de erróneos y muy peligrosos economicismos y pragmatismos empresariales y realpolitikeros que con tal de sacar tajada sacrifican lo que sea menester incluido lo mas noble.

El teórico crecimiento empresarial (pues en este caso The Miami Herald/El Nuevo Heraldo han sufrido importantes perdidas de abonados, ventas y en su prestigio e imagen de marca), que le hace descaradamente el juego a tiranías totalitarias, fundamentalistas y corruptas, a regímenes corruptos como el comunista cubano, que violan muy gravemente los derechos humanos y las libertades democráticas y ciudadanas, es completamente rechazable, condenable y debe de ser denunciado y combatido con la máxima firmeza.

La lógica empresarial no puede ni debe legitimar, beneficiar y promocionar a los que, en Cuba y otras partes, violan muy gravemente los derechos humanos, democráticos y ciudadanos. Es preciso defender una economía de mercado, una práctica empresarial (y de la democracia, de lo público y lo privado) de juego limpio, dentro y fuera de la empresa y a escala local, nacional e internacional. ¿De que sirven los beneficios, el prestigio, la cultura empresarial, etc. si benefician a los tiranos, las tiranías, a regímenes totalitarios, fundamentalistas, corruptos, envilecedores y a los que les hacen el juego para sacar tajadas materiales, inmateriales, sexuales, etc.?

SOBRE EL ERRONEO Y MAL APLICADO CONFLICTO DE INTERESES: EL CONFLICTO DE INTERESES NO ES CON THE MIAMI HERALD SINO CON LA TOTALITARIA TIRANÍA COMUNISTA CUBANA

Pero como es posible que el editor Díaz Jr. y The Miami Herald/El Nuevo Heraldo hayan hablado de conflictos de intereses cuando Radio y TV Martí no compiten con dicho grupo mediático de Miami y cuando estos periodistas y otros venían colaborando desde hace tiempo con Radio y TV Martí con conocimiento de los responsables de The Miami Herald/El Nuevo Heraldo.

Se alude erróneamente a un conflicto de intereses que en este caso no es tal porque los prestigiosos periodistas no eran, ni nunca lo fueron, ni se lo permitía su categoría, ser una correa de transmisión del gobierno americano sino que actuaban libre, plural y profesionalmente. Lo que para mi y para otros muchos (entre los cuales, 1800 abonados de The Miami Herald/El Nuevo Heraldo que rompieron su abono por tan injusta, arbitraria y desproporcionada medida) prestigiaba y potenciaba mucho mas al periódico The Miami Herald/El Nuevo Heraldo por permitir, a grandes periodistas que trabajaban y/o colaboraban en dicho medio, la colaboración con Radio y TV Martí en la noble, justa, necesaria y ejemplar misión de defender la libertad de expresión, información y comunicación para los cubanos que se ven oprimidos, maltratados y expulsados de su país, que se ven privados de dichas libertades y de otras muchas por la cruel e implacable totalitaria tiranía comunista cubana.

Régimen totalitario castrista-guevarista que viola sistemáticamente los derechos humanos mas elementales y como de nuevo ha vuelto a establecer (a finales de setiembre, principios de octubre 06) la representante de Naciones Unidas encargada de supervisarlos en Cuba y por orden de la Comisión de Derechos Humanos con sede en Ginebra y ahora Consejo de Derechos Humanos en la misma sede. Y eso que Cuba y otras tiranías totalitarias, dictaduras, regímenes autoritarios, fundamentalistas y corruptos, y para vergüenza y gran descrédito de Naciones Unidas, forman parte de este Consejo encargado de velar por los derechos humanos y que sustituye a la Comisión. Cuando estoy escribiendo este escrito se ha dado la noticia de que 108 cubanos fueron interceptados al huir por mar de Cuba, del "paraíso comunista cubano", y de que los cubanos, de nuevo, se ven gravemente amenazados por una nueva epidemia de dengue que viene produciendo muertos y graves afecciones entre los habitantes de la isla desnutridos, con graves problemas de saneamiento, limpieza, de carencias en sus viviendas, la alimentación y los hospitales, de carencias de medicamentos de primera necesidad, etc. Sin embargo, la totalitaria tiranía comunista cubana y por propaganda manda su personal sanitario al exterior.

Volviendo a los periodistas cubanos maltratados, conviene no olvidar que grandes y prestigiosos colaboradores de The Miami Herald/El Nuevo Heraldo, como por ejemplo el poeta y periodista Raúl Rivero (y que viene manteniendo una actitud admirable y muy combativa en España, Miami, etc. frente a la tiranía comunista cubana), no hace mucho fueron condenados en la nueva ola fusiladora e hiperrepresiva de abril 2003 a muy largas penas de cárcel (incluso para varios de ellos se les llego a pedir cadena perpetua en procesos estalinistas-castristas) y fueron maltratados en las mazmorras castristas por el gravísimo delito de reunirse y expresarse pacifica y libremente en Cuba a favor de los derechos humanos, de la libertad de expresión, de la libertad de los presos políticos y de la democracia ya para Cuba, y por tener armas tan peligrosas y contrarrevolucionarias como ordenadores, fotocopiadoras, conexiones a Internet, etc. Cuba, según la ONG internacional Reporteros sin Fronteras, hoy (04-10-06), en el siglo XXI, es la mayor cárcel de periodistas del mundo y eso que había prometido convertirse en la Sociedad Nueva del Hombre Nuevo.

Esta claro que los periodistas que fueron expulsados de forma fulminante y/o denigrados por colaborar con Radio y TV Martí, al mismo tiempo que cumplían rigurosamente con su profesión, estaban, están defendiendo, según la mejor deontología profesional periodística y mediática, a periodistas detenidos y maltratados en las mazmorras castristas y a otros profesionales de la información (incluidos corresponsales, etc.) que lo han pagado muy caro junto al resto de los presos políticos cubanos, junto al resto de miles y miles de exiliados (especialmente los de Miami y que son los que no claudican, los mas firmes y combativos ante el régimen totalitario castrista-guevarista, ante la tiranía comunista cubana), por defender la libertad frente a la tiranía comunista cubana y por no claudicar (como muchos y con todo tipo de pretextos), dentro y fuera de Cuba, ante las represiones, persecuciones, amenazas, compras, neutralizaciones, seducciones, etc. de tan cruel y sanguinaria tiranía totalitaria comunista.

La colaboración con radio y TV Martí, además, les suponía, les esta suponiendo a los periodistas despedidos y/o denigrados por The Miami Herald/El Nuevo Heraldo, constantes ataques, todo tipo de insultos a escala internacional contra su dignidad personal y profesional, una gran campaña internacional de desprestigio y en múltiples medios por parte de la totalitaria tiranía comunista cubana.

Además de la ejemplar movilización de miles de lectores y abonados de The Miami Herald/El Nuevo Heraldo contra dichos despidos y denigramientos, se dio la magnifica movilización de muy importantes colaboradores de dichos medios que escribieron columnas valientes, ejemplares, cargadas de razón y que nos llegaron al alma; además de esta sensacional movilización, también, se movieron y firmaron a favor de dichos periodistas, grandes profesionales del periodismo y de la comunicación, la universidad, la ciencia, el mundo de la cultura, las artes, etc. de Miami y otras partes de Estados Unidos, de España y otras partes de Europa, etc.

El Sr. Díaz Jr. y la dirección de The Miami Herald han cometido un error conceptual muy grave al confundir lo público aprobado por ley y debidamente controlado publica, judicial y socialmente con lo estatalista partidario, con lo gubernamental correa de transmisión a favor del partido de turno que eventualmente tiene el gobierno y que impondría, de forma dictatorial, autoritaria, bajo diversas presiones y juegos sucios, lo que se puede y no se puede decir, escribir, hablar, representar, difundir, etc. en los medios públicos como, por ejemplo, Radio y TV Martí. Lo cual sería completamente ilegal.

Es como si los profesores, investigadores, científicos, escritores, intelectuales, artistas, autores, profesionales, etc. que forman parte de las Universidades públicas (por referirnos solo a este campo social y entre otros que son públicos: museos, bibliotecas, fundaciones, centros culturales, artísticos, de estudios varios, etc.) escribiesen, se manifestasen en sus intervenciones publicas al dictado del gobierno, del partido de turno que controla el gobierno. Entre otros muchos ejemplos, la Universidad pública de Berkeley, una de las mas combativas y radicales que tuvo profesores como Marcuse, uno de los teóricos de la revolución de los nuevos movimientos sociales, de la revolución de los 60 en los Estados Unidos, que atacó durísimamente al gobierno americano y que se adelantó a la del mayo francés del 68, creo que viene a cuento. La Universidad de Berkeley que es pública ha tenido entre sus profesores invitados al demagogo izquierdista y oscarizado documentalista Michael Moore, y tiene como lema: "Fia Lux: Que se haga la luz". Podríamos poner mucho mas ejemplos. Y que decir del prestigioso centro privado MIT (Instituto Tecnológico de Massachusetts) que tiene contratos con el Estado, el gobierno americano y que cuenta con científicos del campo de la lingüística como Chomsky, que se ha convertido en agitador revolucionario al servicio del procastrista, exgolpista, profundamentalista y neocomunista presidente Chávez.

Pero claro como se trata de profesionales de izquierda y que benefician a regímenes tiránicos, totalitarios, fundamentalistas, extremistas, populistas y corruptos de izquierda, antioccidentales, antiamericanos, no solo les están permitidas todo tipo de colaboraciones sino que se ven jaleados, premiados y ampliamente reconocidos. En Estados Unidos como en España y otras partes el síndrome progre, el síndrome liberal arrasa y permite llevar a cabo todo tipo de atropellos con la mayor impunidad y mas aun sino hay una fuerte respuesta y movilización de la sociedad civil mas consciente y dispuesta a batirse por el juego limpio.

Para colmo todo esto tiene lugar en los Estados Unidos, el país donde se da la mayor y mejor división de poderes del mundo (y que, por supuesto, hay que mejorar siempre, pues, la democracia, siguiendo a Popper, siempre debe de estar en un proceso incesante y sin fin de mejora), donde los medios públicos y privados son los mas críticos, donde existen los contrapoderes mas fuertes del mundo y donde, incluso, los miembros del partido de presidente, del partido del gobierno votan en el Congreso contra el presidente, contra lo que propone su gobierno. Pero lo mismo sucede con los jueces que propone el presidente y que han llegado a pedir y conseguir su procesamiento (lo que esta muy bien pero siempre que se haga conforme a derecho, pues, nadie puede estar por encima o al margen de la ley. Sin embargo, esto solo sucede en los Estados Unidos). Incluso la CIA, muy importantes organismos de lucha contra el terrorismo, etc. sacan en los Estados Unidos informes contra la política del presidente americano y de su gobierno.

Por lo que se ve solo los periodistas de Radio y TV Martí, que trabajan y colaboran al mismo tiempo en The Miami Herald/El Nuevo Heraldo y que gozan de un gran prestigio profesional avalado por su curriculum, serían, según el Sr. Díaz Jr. y The Miami Herald, los únicos que actuarían como correa de transmisión del gobierno americano y que, por tanto, entrarían en conflicto de intereses. Lo cual es completa falso y, como hemos demostrado, no se sostiene en pie por el erróneo concepto que se tiene de lo público, además de ser absolutamente denigratorio para dichos periodistas.

El otro gravísimo error de The Miami Herald/El Nuevo Heraldo, y sobre lo que no dicen nada o lo tratan muy de pasada los comunicados del Sr. Díaz Jr. y The Miami Herald, es que dichos muy injustos despidos y denigramientos contra los periodistas que colaboraran con Radio y TV Martí, vinieron precedidos de intervenciones del tirano Castro y de la Mesa Redonda de la Batalla de Ideas de la televisión comunista castrista que se anticiparon a las medidas sancionadoras y a los escritos denigratorios de The Miami Herald/El Nuevo Heraldo contra dichos periodistas. Sobre este gravísimo error The Miami Herald/El Nuevo Heraldo es sobre lo que tendría que abrir una investigación este grupo mediático, llegar hasta el fondo y tomar las debidas y justas medidas.


En fin, hoy, cuando se ha conocido la anulación de los despidos, es un día grande para los periodistas que dentro y fuera de Miami y para todas las personas e instituciones que se movilizaron activa, amplia, rigurosa y apasionadamente (una parte de los americanos deben de dejar a un lado tanto pragmatismo economicista, tanto reglamentismo y tecnocratismo realpolitikero y pensar mucho mas en los principios, en la defensa, dentro y fuera de Cuba, de valores esenciales como la libertad y los derechos humanos, democráticos y ciudadanos, como el juego limpio en la política, la economía, los medios de comunicación y par tout: ¡Son la libertad y los principios, imbécil¡) en su apoyo, y que han conseguido un muy importante éxito, que The Miami Herald/El Nuevo Heraldo rectificase su muy grave error al despedir y denigrar a dichos periodistas y que la tiranía comunista cubana, el régimen totalitario castrista-guevarista no se saliese con la suya y, sobre todo, debido a una maravillosa, ejemplar y altruista movilización social.

 

*Miguel Cancio, economista y sociólogo, profesor de Sociología, Sociología de la empresa y Socioeconomía del Desarrollo y los Movimientos Sociales de la Facultad de Ciencias Económicas y Empresariales de Santiago-Universidad de Santiago de Compostela (Galicia-España)/04-10-06/Pagina web:miguelcancio.com


Editoriales  + 
Opinion  + 
Colaboraciones  + 
Entrevistas  + 
Foros
Hemeroteca
Enlaces

Cuba Matinal - Spain, C. Alcala 99, 28009 Madrid, España. Tel: + 34 639 43 15 89
repliche orologi © Copyright 2006. All Rights Reserved. Contacto: cubamatinal@cubamatinal.com