cubamatinal.com| |
Cuba y su Realidad Social 25-03-2017

Portada
Noticias
Deportes
Breves
Video Blog
Cuba-Org.
Politicas
Reportajes
Actividades
Colaboraciones
Buscador
Cartas
Suscribase
   Enviar por Email
Raúl Modesto Castro Ruz.
Preservador de la Fe.

04-10-2006, Pedro Corzo

Una expresión de Raúl Castro “Nuestro objetivo único no es tumbar a Batista sino hacer una revolución verdadera, y las bases de esta revolución tenemos que sentarlas aquí, en pleno campo de batalla”, permite apreciar una vez mas que el motivo fundamental del proceso insurreccional que se inicio el 26 de Julio de 1953 con el ataque al Cuarte Moncada no era el derrocamiento del régimen ilegal que comandaba Fulgencio Batista ni la restauración de la constitución de 1940. Algunos estudiosos del tema aseguran que la gesta castrista fue parte de una conspiración comunista, pero de lo que si no hay dudas es que se había complotado un grupo de individuos para asumir el poder a toda costa, de forma absoluta e indefinida.

Raúl Castro formo un gobierno en el Frente Norte Oriental. “Allí creo un embrión de gobierno totalitario con varios departamentos administrativos que fijaban impuestos revolucionarios a colonos y hacendados, ganaderos y grandes centrales azucareros; movilizaría en su favor la masa campesinado la región, iniciaría el adoctrinamiento marxista de los grupos guerrilleros y jóvenes montunos”. Continua Barquín exponiendo que Raúl organizo el primer servicio de inteligencia de la insurrección usando como fuentes de información la asociaciones campesinas de la región que comandaba.

El Segundo Frente Frank País bajo el mando de Raúl Castro llegò a controlar a fines del verano de 1958 unos quince mil kilómetros cuadrados del norte y este de la provincia oriental. Raúl Castro dicto la Orden Militar No. 40 el 3 de agosto de 1958 que establecía las bases para la formulación de la Ley Orgánica del Segundo Frente que fue elaborada por el capitán y abogado Augusto Martínez Sánchez y que convertía la zona ocupada en un estado político revolucionario en pie de guerra .

Fue en 1960, la primera y hasta ahora única vez que Raúl Castro asumió los destinos del país. En aquella ocasión la decisión fue por decreto, y no por un documento como el que pudimos ver el 31 de agosto del 2006, no obstante como hemos apreciado en trabajos anteriores su responsabilidad en todas las decisiones de gobierno y su interés en preservar el sistema esta plenamente evidenciado.


Su gestión como ministro de las Fuerzas Armadas fue determinante en las intervenciones militares en América Latina, África y Asia. El hecho de que las Fuerzas Armadas hayan servido como cohortes mercenarias en varias ocasiones a los dictados de Moscú, es también de su responsabilidad.

Para numerosos analistas su firme control sobre los cuerpos armados cubanos se aprecia en la medida en que ha podido transformarlos en aparatos productivos, que según algunos estudiosos son ejemplos de eficiencia y alta productividad, y en consecuencia de privilegios para los que comandan la gestión. Lisette Bustamante , periodista de la televisión cubana, afirma que Raúl Castro desde hace muchos años ha estado experimentando con la economía, y pone como ejemplo que antes que se autorizara la circulación del dólar en la isla en algunos establecimientos bajo el control del Ministro funcionaba una especie de mercado de divisas.

Bastamente es de la opinión que Raúl Castro esta totalmente identificado con su hermano y con el Proyecto que han impulsado por mas de cuatro décadas, pero afirma que el Ministro es de los que escucha y de los que acepta ciertos señalamientos, siempre que se hagan en el marco de la Revolución. Recuerda que en una ocasión, después de haber terminado el Congreso de la Unión de Jóvenes Comunistas de Cuba, y estando presente la actriz Beatriz Valdez, a una pregunta suya Raúl Castro le aseguro que si Fidel moría y la Perestroika llegaba a Cuba, todo cambiaria en la isla.

Alcibíades Hidalgo , ex-jefe de Despacho de Raúl Castro en su condición de segundo secretario general del Partido Comunista de Cuba, dice que en su trato es afable y que en ocasiones comparte familiarmente con sus colaboradores. Apunta que aunque es un individuo sin ilustración, sin cultura y no particularmente inteligente, pero si extremadamente organizado, metódico, y que se rige por estrictos planes de trabajo.

Refiere que pudo comprobar hasta la saciedad que sus jugadas políticas las proyecta a largo plazo, que es particularmente vengativo y que nunca olvida a las personas que a su entender puedan haber perjudicado al Proyecto o afectarle en sus intereses personales. Uno de los ejemplos que señala es el del comandante de la Sierra Maestra, Efigenio Almejeira que fue castigado en los años 60 por veleidades políticas y al que Raúl castigo por mas de 20 años negándole una entrevista o concederle algún cargo de importancia, cuando fue restituido al cuerpo armado lo incorporo con el grado del coronel, aunque históricamente le habría correspondido el de general.

El espíritu retorcido de Raúl Castro se aprecia por la envidia que siente hacia las personas que están cerca de su hermano, de lo que se deduce entre otras cosas, porque en una ocasión le recrimino a la periodista Lissette Bastamente que abandonaban un salón de reuniones porque Fidel se marchaba. En su momento rechazo a Osvaldo Dorticos Torrado cuando este como Presidente estaba cerca de su hermano. Profesaba una gran antipatía hacia José Llanusa Aoves, que en un momento determinado de la dictadura ocupo posiciones muy altas y parecía gozar de la atención del líder supremo. Según informes también ridiculizaba a individuos como Antonio Núñez Jiménez y Jesús Montane Oropeza, calificándoles de ser payasos de su hermano.

Destaca Alcibíades Hidalgos que los celos y la absoluta fidelidad de Raúl a Fidel se puede apreciar en las numerosas personas que ha traicionado para contentar la maldad de su hermano. Destaca la traición a dos dirigentes que fueron de su hechura, Carlos Aldana al que califica como el cerebro de Raúl, escribía sus discursos, y de quien el segundo dirigente del Partido tomaba las ideas y Manuel Piñeiro, su compañero de armas en el Segundo Frente, jefe del Dpto. América del Partido Comunista de Cuba, el organismo que coordinaba la subversión totalitaria en Las América.

Refiere que Manuel Piñeiro, quien en su opinión tuvo una muerte muy oportuna para el régimen como la de José Abrantes, no contaba con la confianza de Raúl porque actuaba independientemente de su control y solo despachaba con Fidel Castro sin suministrarle información, que todo esto genero una hostilidad que termino con el cierre de las cuentas bancarias con que operaba Piñeiro, su brutal despido y su ya mencionada oportuna muerte.

En su opinión por años han estado levantados los ladrillos del régimen que en sus caprichos Fidel Castro ha derribado y que por lo tanto es la persona que más ha contribuido para que la dictadura haya durado tantos años. Destaca como dos de las contribuciones más importantes de Raúl Castro a la sobrevivencia del régimen el hecho de que fue el principal organizador de las Fuerzas Armadas Revolucionarias y del Partido Comunista de Cuba.

Hidalgo coincide con Bustamante en que Raúl es absolutamente fiel a Fidel Castro, que responde más a su hermano que al Proyecto, a pesar de que fue el principal promotor de la asociación de la Revolución Cubana con la Unión Soviética. Por otra parte afirma que Raúl nunca contraria al Supremo en publico, que cuando este toma desiciones que no comparte lo que hace es ausentarse del despacho del Comité Central por varios días y visitar las bases militares, tal y como hizo cuando Fidel monto la ofensiva, 1985, contra el sistema económico que había tratado de instaurar y el cierre del mercado campesino, cosas que contrariaron seriamente a Raúl.

Alcibíades Hidalgo opina que la caída de la URRS y el Bloque de países socialista de Europa del Este afecto muy seriamente a Raúl Castro, porque este era un ciego admirador del sistema impuesto por el Kremlin, considera que el Ministro ha sido toda su vida un comunista de corazón y un hombre de ideas políticas radicales y pone como ejemplo que la única ocasión en que Raúl ha viajado a Estados Unidos fue en 1959 cuando se encontró con Fidel en Houston para reclamarle que su discurso en Nueva York había sido demasiado contemporizador, y que ellos habían acordado radicalizar el proceso, preguntándole que si se había vendido a los norteamericanos.

Sobre la gran simpatía de Raúl por la URSS apunta que admiraba la historia soviética, los logros y en particular la historia militar. Recuerda la estrecha relación que tenía con destacados comunistas soviético y que en consecuencia era muy apreciado en los círculos militares de Moscú. Opina que es un nostálgico del comunismo soviético, y que el derrumbe de su arquetipo fue un duro golpe.

Cientos de oficiales en activo o en condición de retiro por decisión de Raúl Castro se encuentran al frente de otras tantas empresas asociadas a la operación de la industria turística, la azucarera, la minería y otras actividades económicas de extrema importancia para el país. Según informaciones mas del 80 por ciento de las exportaciones cubanas y cerca de la mitad de los ingresos por concepto de turismo depende de altos oficiales convertido en empresarios, por ejemplo, el Grupo de Administración Empresarial (GAESA) que esta bajo la supervisión del general Julio Casas Regueiro controla numerosas entidades económicas que rinden excelentes beneficios. El segundo al mando de esta corporación es un yerno del nuevo jefe de Estado, Luís Alberto Rodríguez Calleja.

Es prudente agregar que en la isla se ha ido construyendo una especie de aristocracia, porque en los últimos 50 años no han sido los hijos de la antigua burguesía los que han generado nuevas familias sino que la rancia estirpe revolucionaria, el clan de los caballeros de la Sierra y del Partido, al generar un hábitat especial para sus hijos han hecho posible que los vástagos de los ministros, generales y favoritos se conozcan entre si, se enlacen y procreen los delfines de la nueva clase. Otro ejemplo de los matrimonios que enlazan poder y fortuna es el de la hija de Jaime Crombet, hombre muy cercano a Raúl, con el canciller Felipe Pérez Roque.

Continuemos con los hombres de charreteras, medallas y galones. Otro entorchado de gran importancia es el general Álvaro López Miera, jefe del Estado Mayor del Ejército, el general Ulises Rosales del Toro, al frente del Ministerio del Azúcar; el general Luís Pérez Róspide, que gestiona la corporación Gaviota, la mayor compañía turística, y el general Rogelio Acevedo, que dirige las empresas de aviación civil. Estos militares cuentan con el doble poder de dirigir empresas con los grados de general guardados en la gaveta del escritorio para el día que puedan hacer falta.

La única desicion importante del régimen cubano desde que Raúl Castro asumió las funciones de jefe de Estado ha sido nombrar a Ramiro Valdez, comandante de la Revolucion, dos veces ministro del Interior y muy conocido por sus dotes para dirigir la represión, como ministro de Comunicaciones e Informática. En los últimos años, Valdés se desempeñó como presidente del Grupo de Electrónica, una empresa del gobierno.Su nombramiento se suma al de otros dos generales ya presentes en el alto gobierno: Ulises Rosales del Toro (Azúcar) y Abelardo Colomé Ibarra (Interior), considerado el militar mas próximo a Raúl Castro y el individuo que espía y controla a toda la cúpula militar.
Para Alcibíades Hidalgo el nombramiento de Ramiro Valdez forma parte de las jugadas a largo plazo de Raúl Castro, opina que es una ficha que el ministro ha puesto en juego con algún propósito definido. Destaca los viejos celos entre ambos comandantes. Recuerda que a Raúl le contrariaba que Valdez, ministro del Interior, tuviese el control de los Tribunales, se inmiscuyese en actividades de su competencia como segundo dirigente del PCC., pero que el punto de no retorno llego cuando Valdez intento establecer contacto directo con los soviéticos cosa que Raúl no podía darse el lujo de permitir.
Otro aspecto a destacar en las actividades de Raúl Castro es el papel protagónico que ha asumido en la lucha contra la corrupción, y eso es razonable porque ese flagelo donde con más fuerza germina es donde hay recursos y son, en su mayoría, los asociados del ministro de la Defensa los que manejan los capitales cubanos.
Raúl Castro, según funcionarios del Partido Comunista de Cuba que participaron en reuniones de carácter nacional en las que se trato el tema de la corrupción, fue categórico cuando declaro que la revolución estaba amenazada no sólo por EE.UU., sino también por la corrupción y las actitudes liberales que dan espacio para que esta se desarrolle. Según uno de estos burócratas Raúl Castro en una de sus comparecencias declaró, que la corrupción siempre estará presente pero que hay que mantenerla a la altura de los tobillos y nunca permitir que llegue al cuello.
Según se desprende de otras informaciones la lucha de Raúl Castro y sus aláteres no es solo contra la corrupción sino también contra formas económicas que no se ajustan a la ortodoxia gubernamental. Según una trascripción parcial de otra reunión de miembros del Partido Comunista en la provincia de Matanzas, José Ramón Machado Ventura, miembro del buró político y muy estrecho colaborador de Raúl, advirtió que en Cuba no sólo se estaba copiando la técnica de gestión "capitalista sino que también sus métodos y estilo", agrego que "aquellos que copiaron tan bien los métodos capitalistas se convirtieron ellos mismos en capitalistas".
Por otra parte en una reunión de Matanzas, se dijo que "el liberalismo, la falta de control y la tolerancia" están afectando al país entero. En las reuniones se mostró un video en el que Raúl Castro aclara que se acabó la tolerancia y que llegó la disciplina. La presentación de una hora muestra a Castro hablando con funcionarios de Turismo sobre una investigación sobre corrupción en el sector. Los elegidos para ver las pantallas no tenían permitido tomar notas ni grabar, pero cinco personas que vieron el video afirman que Castro fue rotundo al pedir que se tomen medidas represivas contra las actitudes liberales, continua la nota publicada por Marc Frank, "Él dice que el turismo es un árbol que creció torcido e insiste en que el liberalismo condujo a una falta de respeto por el partido y el gobierno dentro de turismo, y otros sectores de la economía, creando a su vez espacios para que florezca la corrupción."
Sin embargo no pocos especialistas en asuntos cubanos le atribuyen a Raúl Castro un firme interés en liberalizar la economía nacional sin perder el control político, por eso algunos afirman que si este asumiese el control del país, sin la sombra del convaleciente supremo, procuraría establecer un régimen similar al existente en China.

El modelo chino, aplicado también en Viet Nan por los herederos de Ho Chi Minh, es una especie de dictadura militar en los tiempos de la informática. Las actividades económicas disfrutan de la protección del estado, pero las libertades políticas y el desarrollo de una sociedad civil independiente están férreamente restringidas.

La pregunta es si tiene el hermano en Jefe la audacia de correr los riesgos que demanda el modelo chino? Tendría, entre otros muchos pasos, que abrir los mercados, aceptar la inversión extranjera, sin las limitaciones del presente, permitir la contratación directa de los trabajadores, aprobar el ingreso de la empresa privada en el mercado de consumo interno y eliminar el monopolio estatal, así como también la injerencia de las fuerzas armadas en la economía. Estas medidas, según estos especialistas, le posibilitarían conservar el poder político e impulsar reformas económicas que en primer lugar concederían nuevos privilegios a sus asociados, pero que también, en alguna medida, repercutirían en el resto de la población.
Expertos en asuntos cubanos consideran que una señal de que Raúl Castro esta inclinado a copiar el modelo económico chino es que ha viajado al país asiático en varias oportunidades, y que a finales de la década del 90 expreso su admiración por la combinación de control político y las variantes de economía de mercado aplicada en ese país.
Aparentemente el Designado esta a favor de un mercado mas dinámico pero controlado por el poder político, al parecer siempre ha sido partidario de libertades económicas pero no de las políticas. Según los que lo conocen a Raúl es muy pragmático en todo aquello que no afecte el control que sobre el país ejercen el Partido y las Fuerzas Armadas y por eso se aprecia la alta presencia de los militares en la gestión económica, y según Hidalgo en el actual proyecto de Sucesión las fuerzas armadas, el poder militar, es el factor mas importante quedando el Partido en un segundo plano, aunque no exento de protagonismo.

Según Hidalgo, Raúl es la garantía que tienen los nobles de la corte castristas para conservar sus privilegios, opina que no tiene contrarios en ningún sector, porque todos los potenciales aspirantes a la corona saben que no hay relevo después del Sucesor en Jefe, que el castrismo desaparece con Raúl en caso de que este muera antes que Fidel.

Todo parece indicar que Raúl Castro, al igual que su al parecer falleciente hermano es un manipulador que usa las personas y las ideas para su conveniencia y que su objetivo de vida es gobernar. Para los hermanos es evidente que lo fundamental es la lealtad perruna de sus servidores y no el respeto a la vida ni a los derechos ciudadanos.

Esperar que promueva libertades que traspasen las de los animales de corral es una quimera, tal vez busque vías para alimentar a corderos y lobos pero no más allá. Por las evidencia encontradas, y en el mejor de los casos, el futuro de Cuba bajo la égida provisional o permanente de Raúl Castro es la de un gigantesco campo de concentración que aunque mas confortable siempre estará bajo el control de severos guardianes que tendrán un garrote a la mano para aplastar a los herejes.

Raúl Castro ha sido leal a Fidel y al Proyecto. En cierta medida ha sido el preservador del dogma comunista, y por eso es el principal promotor del Partido, y en todas las formas es el hombre del Cuartel porque no tiene dudas que sus esbirros siempre están prestos para aplastar a los descontentos.

Pedro Corzo.
Octubre 2006


Editoriales  + 
Opinion  + 
Colaboraciones  + 
Entrevistas  + 
Foros
Hemeroteca
Enlaces

Cuba Matinal - Spain, C. Alcala 99, 28009 Madrid, España. Tel: + 34 639 43 15 89
repliche orologi © Copyright 2006. All Rights Reserved. Contacto: cubamatinal@cubamatinal.com