cubamatinal.com| |
Cuba y su Realidad Social 23-05-2017

Portada
Noticias
Deportes
Breves
Video Blog
Cuba-Org.
Politicas
Reportajes
Actividades
Colaboraciones
Buscador
Cartas
Suscribase
   Enviar por Email

Acción u omisión socialmente peligrosas


06-03-2010, Wilfredo Vallín Almeyda

Opinión/ Autoridades delincuentes

Cubamatinal/ En nuestra Consulta anterior no pensamos que la actual transcurriría en las presentes circunstancias. El deceso, por negarse a comer hasta morir, del preso de conciencia Orlando Zapata Tamayo y los acontecimientos inmediatamente posteriores, han dado lugar a muchas e imperiosas preguntas sobre el actuar de los denominados “agentes de la ley” en relación con los derechos ciudadanos.


Por Wilfredo Vallín Almeida

La Habana, 4 de marzo /PD/ Por lo que se ve, la mayoría de estos “agentes” no parece tener la menor idea de lo que el derecho significa.

Digamos, en breve, que el delito puede cometerse por acción u omisión de algo, y siempre que esa acción u omisión represente un peligro para la sociedad. Pero ese peligro no siempre tiene que provenir necesariamente de la población civil, sino que también puede provenir de los que existen, supuestamente, para preservar el cumplimiento de las leyes de la nación.

Nos es imposible responder una a una a todas las interrogantes, así es que trataremos de exponer la situación creada en general y analizar los hechos también en general para verter alguna claridad sobre todo lo acontecido, al menos, desde el punto de vista de la legalidad teórica pura.

Fallece Zapata Tamayo y de inmediato comienza un aparatoso y muy grande operativo, hasta donde sabemos, prácticamente en todo el país. Conocemos personalmente numerosas personas que fueron detenidas y conducidas (¿bajo qué presupuestos legales?, los ignoramos) sin actas, ni cargos, ni explicaciones, a distintas unidades de policía y encerradas en los pulcros calabozos de la Policía Nacional Revolucionaria.

Hubo de todo: desde conducciones “apacibles” de quienes no opusieron la menor resistencia hasta violencia brutal contra los que se resistieron o exigieron a los “agentes de la ley” que se identificaran.

A muchas personas que acudían a la firma del libro de condolencias habilitado en la sede de las Damas de Blanco, sencillamente se les dijo que “no podían ir”, sin más explicaciones. Hemos escuchado que a otros no se les permitió salir de sus casas y así sucesivamente.

El domicilio de Laura Pollán estaba literalmente rodeado y no hacía falta que todas las camisas fueran del mismo color para notarlos a las claras. Eso no nos lo contaron, lo vimos personalmente cuando acudimos al lugar.

En realidad se creó en breve tiempo algo así como un estado de sitio donde todo estaba permitido: desde detener sin cargos de ninguna especie al periodista Juan Gonzales Febles hasta arrastrar por el piso de la estación de policía a la bloguera Yoani Sánchez Cordero…

El estado de excepción (de emergencia) no ha sido declarado nunca en Cuba, pero lo cierto es que en la práctica, en ocasiones se acude a él, y entonces se envía el ordenamiento jurídico del país a una especie de limbo temporal mientras duran los acontecimientos.

¿Y los supuestos derechos ciudadanos? ¿Y la inviolabilidad de la persona “garantizada” por la Constitución? ¿Y los Pactos de los Derechos Civiles y Políticos firmados en Nueva York por el gobierno actual? ¿Y el discurso del respeto por Cuba de los Derechos Humanos, repetido una y otra vez en Ginebra?
… Bien, gracias.

Una vez les dijimos a los señores de la Sección 21 que estábamos dispuestos a darles clases de derecho penal, para ver si podían relacionarse mejor con los ciudadanos y respetar - aunque solo sea un poco más - los derechos de éstos.

No se trata de una ironía, sino que nos parece que harían mucho bien al gobierno, al cuerpo al que pertenecen y a la ciudadanía, si conocieran algo mejor el derecho positivo… (quiero decir, vigente, para que me entiendan).

¿Qué pasa cuando la acción u omisión socialmente peligrosas son imputables…a la propia policía?

El cuerpo de Orlando Zapata está aún caliente y ya oímos de otros presos políticos que toman su lugar. Los problemas medulares de un pueblo no se resuelven con la fuerza bruta ni sacando los tanques a las calles. Eso, las autoridades también deberían saberlo.


Editoriales  + 
Opinion  + 
Colaboraciones  + 
Entrevistas  + 
Foros
Hemeroteca
Enlaces

Cuba Matinal - Spain, C. Alcala 99, 28009 Madrid, España. Tel: + 34 639 43 15 89
repliche orologi © Copyright 2006. All Rights Reserved. Contacto: cubamatinal@cubamatinal.com