cubamatinal.com| |
Cuba y su Realidad Social 29-03-2017

Portada
Noticias
Deportes
Breves
Video Blog
Cuba-Org.
Politicas
Reportajes
Actividades
Colaboraciones
Buscador
Cartas
Suscribase
   Enviar por Email

Cuando es el estado quien ignora la ley


19-12-2009, Wilfredo Vallín Almeyda

Opinión/ Derecho

Cubamatinal/ Me llaman por teléfono. Alguien me dice que mire el Noticiero Nacional de Televisión que se transmite a la sazón. Prendo el aparato. Las imágenes muestran un “acto de repudio” que la televisión nacional se regodea en mostrar. Se trata, una vez más, del “pueblo enardecido” dándole “una lección merecida a los enemigos del pueblo”.


La Habana, 17 de diciembre /PD/ La persona que me ha llamado me pregunta con la voz entrecortada: -Esto que estamos viendo, ¿es legal?, ¿puede hacerse esto sin problemas?

Tardo algo en responder. Mi propia voz me resulta extraña: -Esto sucede simplemente cuando no existe el Estado de Derecho y cuando el propio Estado se erige en ignorante de su propia legislación.

Los actos de repudio no son nuevos en la historia de la humanidad. Fueron usados ya muchas veces y en distintas ocasiones, siendo las más famosas las que tuvieron lugar bajo los regímenes fascistas de Mussolini en Italia y de Adolfo Hitler en la Alemania nazi.

Los actos en cuestión eran un recurso que se empleaba cuando estos tristemente célebres personajes necesitaban aplastar a sus opositores o enviar un mensaje de terror al pueblo sometido en cumplimiento de aquel célebre consejo de Nicolás Maquiavelo a los príncipes absolutos o no y que decía más o menos así: “El Príncipe puede gobernar por el amor o por el temor de sus súbditos. Yo les recomiendo que gobiernen por el temor”.

Estos actos, a los que evidentemente vuelven a acudir las autoridades de turno, es solamente una prueba más de la ingobernabilidad en la que se sumerge cada vez más la nación, pues se acude a aquello que la propia ley penal veta y sanciona: riña tumultuaria, delito de lesiones, de amenazas, inviolabilidad de la persona del ciudadano o detenido, encubrimiento, incumplimiento del deber de denunciar, asociación para delinquir, chantaje, etc.

Todo esto y más están presentes en ese recurso que se apoya únicamente en la doble moral de un pueblo que, o se pliega o es condenado a pasar hambre.

El gobierno de facto una y otra vez se refiere a que la Constitución y las leyes de la nación deben ser obedecidas... pero, ¿qué sucede cuando ellos mismos son los primeros que desconocen los derechos ciudadanos y los pisotean sin reparar en nada?

Al escribir estas líneas me vienen a la mente dos cosas.

Una es un fragmento del documento más célebre para mí de la historia del derecho, que dice textualmente: “Considerando que el desconocimiento y el menosprecio de los derechos humanos han originado actos de barbarie ultrajantes para la conciencia de la humanidad...” Y más adelante: “Considerando esencial que los derechos humanos sean protegidos por un régimen de Derecho, a fin de que el hombre no se vea compelido al supremo recurso de la rebelión contra la tiranía y la opresión”.

El otro recuerdo es un verso de un conocido cantautor nacional que parece recabar lo único capaz de evitar el desastre que se nos viene encima: “Venga el estado de Derecho a gobernar en esta Isla”.


Editoriales  + 
Opinion  + 
Colaboraciones  + 
Entrevistas  + 
Foros
Hemeroteca
Enlaces

Cuba Matinal - Spain, C. Alcala 99, 28009 Madrid, España. Tel: + 34 639 43 15 89
repliche orologi © Copyright 2006. All Rights Reserved. Contacto: cubamatinal@cubamatinal.com