cubamatinal.com| |
Cuba y su Realidad Social 27-03-2017

Portada
Noticias
Deportes
Breves
Video Blog
Cuba-Org.
Politicas
Reportajes
Actividades
Colaboraciones
Buscador
Cartas
Suscribase
   Enviar por Email

El voto en las urnas decidirá


13-12-2009, Fariñas, Guillermo

Opinión/  Ópticas

Cubamatinal/ La oposición pacífica cubana está más atomizada que nunca, precisamente ahora que el gobierno castrista está más débil que en ningún otro momento. Esto se debe a motivos multifactoriales que son manipulados por los organismos de control político del régimen totalitario.

Villa Clara, 10 de diciembre /PD/La oposición abierta al sistema está integrada por dos módulos fundamentales: los disidentes no violentos que residen dentro de Cuba y los cubanos que residen en el extranjero y añoran la democracia para su patria.

Las desavenencias entre algunos anticastristas internos y externos se dan fundamentalmente debido a cuestiones de no acatamiento de las directivas de los últimos por los que viven en la isla. Los que se domicilian al interior del archipiélago, creen que son ellos quienes enfrentan directamente a la dictadura y no se someten a las órdenes de sus paisanos de afuera.

En ocasiones el orgullo personal corroe a ambos grupos de cubanos y no son capaces de poner por delante una necesidad esencial: el derrocamiento de la dictadura de los hermanos Castro. Como buenos cubanos desean que sus hermanos de luchas e ideas se les subordinen en sus modos de enfrentamiento al castrismo. Pero a pesar de sus discrepancias y mutuas sospechas, ambos colectivos prodemocráticos se juntan en sus fueros internos ante la constante ocurrencia de los denigrantes actos represivos de la dictadura. Esto da la medida de que estas divergencias nunca constituyen cuestiones de principio y sí, sólo de interpretación subjetiva.

Donde se observan las mayores y más problemáticas divisiones es en las marcadas discordancias entre los líderes opositores más reconocidos internacionalmente. Aquí se da una malsana mezcla de exasperado personalismo, unido a matices paranoicos, que en la mayoría de los casos sirven de pretexto para no ceder el liderato.

Como excusas para no interactuar con sus colegas, de pronto aparecen la cantidad de ocasiones en que han ido presos o la cantidad de premios y distinciones foráneas con que cuentan en su aval personal. Todo se transforma en una lid de mercadeo político de muy mal gusto, que para nada tiene en cuenta a la patria y menos a sus padecimientos.

Algunos dirigentes de la disidencia nacional sacan la nociva cuenta de que si ellos no participan en un proyecto opositor, este perderá fuerza por su no presencia. Es como una especie de chantaje callado a sus homólogos, para obtener el liderato ante la opinión pública internacional, que se acentúa en la medida que se deteriora el contexto político-social actual.

Incluso, algunas que otras personalidades de esta conocida disidencia al fidelismo, se niegan a firmar documentos que contienen ideas suyas, si no redactaron personalmente el documento. Sólo para después en declaraciones ante la prensa extrajera acreditada en La Habana, vanagloriarse que fueron los redactores.

Una aplanadora histórica pasará sobre aquellos que ansían ser líderes en una Cuba futura, si no son capaces de subordinarse con modestia a sus compañeros de ideales. Aquel que tenga la muy humana aspiración de gobernar tras una transición, siempre lo deberá hacer por métodos de elección democrática.

Constituyen una vergonzante contraparte para los precoces aspirantes a presidente, la actitud asumida por algunos de los más avezados y veteranos líderes antifidelistas que interactúan de igual a igual con los impetuosos jóvenes opositores. Los que aceptan críticas y sugerencias de los disidentes menos experimentados, sin mirarlos por encima del hombro.

El primer mandatario de Cuba libre puede salir de uno que esté hoy preso, tal vez aparentemente libre o en el exilio. Eso lo decidirá el voto en las urnas.


Editoriales  + 
Opinion  + 
Colaboraciones  + 
Entrevistas  + 
Foros
Hemeroteca
Enlaces

Cuba Matinal - Spain, C. Alcala 99, 28009 Madrid, España. Tel: + 34 639 43 15 89
repliche orologi © Copyright 2006. All Rights Reserved. Contacto: cubamatinal@cubamatinal.com