cubamatinal.com| |
Cuba y su Realidad Social 22-05-2017

Portada
Noticias
Deportes
Breves
Video Blog
Cuba-Org.
Politicas
Reportajes
Actividades
Colaboraciones
Buscador
Cartas
Suscribase
   Enviar por Email

La carga de la prueba I


28-10-2009, Wilfredo Vallín Almeyda

Opinión/ Derecho

Cubamatinal/ En diferentes momentos y lugares, varias personas se han dirigido a nosotros para plantearnos un mismo problema: cuando por diferentes razones se han visto ante la policía u otras autoridades, pero sobre todo ante la primera, ésta se comporta como si siempre tuvieran la convicción de que las personas que tienen delante son culpables aun cuando esa culpabilidad no haya aun sido declarada en juicio por tribunal competente.

La Habana, 27 de octubre /PD/ Por otra parte, los uniformados exigen de los detenidos que declaren sobre aquello de lo que se les acusa, aconsejándoles que “cooperando” -lo que puede implicar declarar contra sí mismo-, saldrán mejor a la hora de ser sancionados, es decir, que si los acusados desean, como es lógico pensar, escapar bien librados de ese trance, deben convencer a los del MININT de su inocencia para que estos los pongan en libertad, de lo contrario, permanecerán encerrados mientras no lo hagan.

Antes de continuar, creo bueno decir aquí que los abogados de la Asociación Jurídica Cubana más de una vez se han sorprendido sobremanera al ver actuaciones policiales (y a veces más arriba) que ponen de manifiesto una total ausencia de observancia de las leyes establecidas en el país y entre las que se encuentran (porque hay muchas) esta que titulamos como “la carga de la prueba”.

La CARGA DE LA PRUEBA es una definición jurídica que significa en lenguaje llano que “el que acusa tiene que mostrar las pruebas en las que pretende apoyar su acusación”. Es decir que si alguien me acusa de robo, ese alguien (aunque sea la policía u otra autoridad) tiene que tener las pruebas necesarias y mostrarlas para fundamentar su pretensión. De no existir tales pruebas la acusación y todo el proceso subsecuente no podrá sostenerse. No es menester que yo convenza a nadie de mi inocencia. El acusador es quien debe demostrar mi culpa.

Lo anterior queda perfectamente claro de la letra de la Ley de Procedimiento Penal (actualizada) artículo 1, párrafo 2: “Se presume inocente a todo acusado mientras no se dicte fallo condenatorio contra él. Todo delito debe ser probado independientemente del testimonio del acusado, de su cónyuge y de sus familiares hasta el cuarto grado de consanguinidad o segundo de afinidad. En consecuencia, la sola declaración de las personas expresadas no dispensará de practicar las pruebas necesarias para la comprobación de los hechos”.

Por la gran importancia de este párrafo de la Ley de Procedimiento Penal, haremos un análisis detallado del mismo en una próxima edición de esta columna.
 


Editoriales  + 
Opinion  + 
Colaboraciones  + 
Entrevistas  + 
Foros
Hemeroteca
Enlaces

Cuba Matinal - Spain, C. Alcala 99, 28009 Madrid, España. Tel: + 34 639 43 15 89
repliche orologi © Copyright 2006. All Rights Reserved. Contacto: cubamatinal@cubamatinal.com