cubamatinal.com| |
Cuba y su Realidad Social 29-03-2017

Portada
Noticias
Deportes
Breves
Video Blog
Cuba-Org.
Politicas
Reportajes
Actividades
Colaboraciones
Buscador
Cartas
Suscribase
   Enviar por Email

Respuesta a la Primavera


12-08-2009, Francisco Chaviano González

Opinión/ Debate sobre la unidad

Cubamatinal/ El pasado jueves día 9 en el Editorial  Nº 76 de la publicación de la Asociación Pro Libertad de Prensa, semanario digital del Periódico Primavera; bajo el título: “Unidad: Cuantos crímenes se cometen en tu nombre”, lamentablemente se cometió un error por falta de información. Como resultado lo que se plantea es injusto, muy simplista, tendiente a trastocar el meollo del asunto y en lo esencial, carente de veracidad. Por ello creo necesario refutar tal artículo de este semanario que aprecio y quiero.


La Habana, 10 de agosto/  Dice el artículo que: “Enfermos de vanidad, egoístas incurables, somos capaces de enajenar el fin más sagrado”  y continúa, “Desde la fraterna República Checa, un amigo de verdad,(Cyril Svoboda, ex canciller checo y presidente del Partido Demócrata Cristiano) exhortó a nuestra clase política a elegir a un representante”; agrega después, “La respuesta no encontró una buena acogida. Días después, en la reunión ordinaria de Agenda para la Transición, fue ventilada con idénticos resultados. Se habló de respeto a la diversidad, y como de costumbre, fueron sobredimensionados los escasos puntos de unión entre egos tan exquisitos y tan ajenos a los intereses populares. Entre los diversos e interesantes elementos manejados para sostener el rechazo, estuvo el supuesto intento por parte del visitante para favorecer a Oswaldo Payá Sardiñas, primera figura del Movimiento Cristiano Liberación”; “Hablar de unidad, se convirtió en un crimen.”

Aceptar la propuesta del Sr. Cyril Svoboda, no consiste en aplaudirla con energía, escribir haciendo loas de la misma y luego volver a casa para seguir la rutina diaria. Todo lo contrario, tomar con seriedad un asunto tan crucial como ese, es presentar el panorama, los escollos del camino, las dificultades, y dar nuestra vía de soluciones y sobre todo ser receptivos y escuchar las posibles vías que planteen los demás. Eso precisamente, es lo que hicimos los miembros de “Agenda para la Transición Cubana” que allí nos encontrábamos.

Elizardo Sánchez Santa Cruz, expuso cual era el panorama actual. René Gómez Manzano, puso sobre la mesa una preocupación que es a la vez esencia cubanísima cuando luego de agradecer la amistad checa, que consideramos muy sincera, bien intencionada y valerosa al igual que su propuesta; le rogó: “-les pido encarecidamente, que nos dejen a nosotros seleccionar a ese representante. Por favor, no lo elijan en nuestro lugar ni traten de imponérnoslo”. Luego yo argumenté: “El problema es que los latinos padecemos de caudillismo y hay algunos que cuando se destacan un poco, se empiezan a creer los elegidos de Dios, se creen con toda la razón, dejan de oír a los demás y se tornan tan totalitarios, como el gobernante que estamos combatiendo. Para nosotros quien llega a ese punto se anula. Necesitamos un espacio para reunirnos primero, dialogar y entendernos; y entonces de ahí saldrá ese representante. Félix Bonne Carcassés, recordó a los mambises de nuestra gesta libertaria, como ellos a pesar de estar desunidos le tenían ganada la guerra a los españoles y que ahora si no nos llegáramos a unir ganaríamos igual.

Esa frase de Bonne, no puede ser mal interpretada, porque se trata de un “en última instancia” y no un rechazo a la unidad; aunque nosotros al igual que Martí nos gusta más la palabra “juntarnos”, porque respeta más la diversidad y lo democrático. Aquel día conversé luego con el honorable visitante, le expliqué que nosotros estábamos en plena sintonía con su propuesta, que trabajábamos ya en el espacio que le había hablado anteriormente, que se trataba de un Parlamento al cual denominábamos Agenda para la Transición Cubana. Le aseguré que esperábamos reunir en este proyecto a la gran mayoría de la oposición y que entonces, saldría ese representante de todos.

El haber llevado el tema al seno de la Junta de Coordinadores de la Agenda, es precisamente muestra de que al asunto le dimos toda la seriedad merecida. Se acordó enviarle una carta al Sr. Cyril Svoboda, expresándole nuestras preocupaciones bien argumentadas y le invitamos a corroborarlas. Y es que hay opositores que se han hecho una vitrina en Europa a través de una campaña publicitaria. Eso puede traslucirse en que estos, considerando que los del patio no le elegirían, bloqueen cualquier proyecto al respecto, para que los del viejo continente se cansen del problema  y se decidan a elegirle por su cuenta. No son prejuicios, las insinuaciones no han faltado, e incluso las propuestas por su nombre. Por eso es necesario decirle a los amigos europeos que sabemos actúan de buena fe y a los del patio que pretendan aprovecharse de ello, que tal cosa no será aceptada.

En cuanto al compatriota Oswaldo Payá Sardiñas, pues valoramos en mucho su trayectoria como opositor. Tanto es así, que cuando surgió la idea de crear un Parlamento de opositores, que patrocinamos el Coco Fariñas, Antúnez y yo, personas perfectamente competente para dirigirlo; decidimos poner su dirección en manos de Payá, la Sra. Martha Beatriz Roque y Vladimiro Roca.

Al primero que se llamó fue precisamente a Payá Sardiñas, pero este nos dio turno para conversar con él una semana después. Fuimos Fariñas, mi esposa Ana y yo, nuestros esfuerzos fueron inútiles, el ¡no!, estaba en su mente desde antes de hablar y el argumento para justificar tal postura: que el Parlamento se desintegraría en breve, no iría más allá de una sola reunión. Luego trataron de convencerle otros más, incluido diplomáticos, uno de ellos me contó: “Paya esgrime el por qué no habían ido a hablar con él Martha y Vladimiro”. Es decir, no quería que los anfitriones le invitaran, no nos consideraba a su nivel, a nosotros que somos los opositores que hemos pagado el precio más elevado por esta lucha.

Como se sabe, los otros dos nos defraudaron y trastocaron este proyecto. La nueva secretaría, encarriló a la Agenda en los parámetros que corresponde a un Parlamento democrático. Volvimos a invitar a Payá Sardiñas, diciéndole que aceptábamos además su proyecto y que colaborarámos en él; pero este me contestó: “Nosotros tenemos nuestro proyecto propio y nunca vamos a entrar en la Agenda”; cosa que me dijo en el momento en que estábamos invitando al líder de Arco Progresista Sr. Manuel Cuesta Morúa.

Como podrá comprenderse, para los 26 líderes que componen la Agenda, estos compatriotas están invalidados para representarnos. Claro está, no es cosa definitiva, si ellos cambiaran de actitud nosotros pudiéramos también mudar de criterio; las puertas de Agenda se mantendrán abiertas para ellos. Pero además, este Parlamento está abierto a todos los líderes de la oposición: unos en la nación, otros en el nivel provincial y otros más en el municipio. Tenemos que escucharnos los unos a los otros y escuchar también al más humilde opositor; luego, el que dé muestras de mayor desprendimiento y disposición para expresar el criterio de todos, a ese, lo elegiremos como nuestro representante.

Junto con la salida de la anterior Secretaría, se marcharon los recursos que recibía Agenda, porque estos, en lugar de apoyar a los proyectos, están en función de personas por razones desconocidas. Desde entonces, nos mantenemos con nuestros propios esfuerzos para ayudar a los que vienen de lejos y en esas condiciones nos consolidamos y crecemos: ya tenemos un reglamento con todas las de la ley, hay dos provincias constituidas y se trabaja en otras 6 para conformar su Junta en lo que va de mes; también se trabaja en una propuesta para el pueblo. Todo esto habla por si solo de Agenda, de la madurez política de los líderes que la componen, nuestra disposición a ir hacia delante y el desprendimiento que predomina. Tal es la cosa, que si los grupos  y personalidades que están fuera entraran y quisieran cambiar de nombre, de sede, de secretariado o de todo ello a la vez; si hay mayoría, lo cambiaríamos sin disgusto.

Si los amigos de Primavera que tanto apreciamos, hubieran venido a nuestras reuniones abiertas a las que le hemos invitado; conocerían estas cosas y muchas más. Lo mismo ha sucedido con otros periodistas también invitados a participar, uno de ellos a quien estimamos, al mencionarse en una conversación el nombre de la Agenda exclamó: “¡Eso existe!” Estas actitudes son muy lamentables, porque, sin quererlo, están cometiendo el crimen de atentar contra la unidad. Agenda para la Transición Cubana, se creó para eso, para juntar a todos, tener representatividad y granjearnos el respeto del mundo. Es un Parlamento donde hay espacio para todos los líderes, no decimos únete a mí, sino unámonos en el proyecto de todos. El jefe es el plenario y cada reunión es presidida por un miembro distinto, el Secretariado Pro Témpore no manda, obedece y en las sesiones es uno más. No estamos contra el exilio, ellos son nuestros hermanos, queremos que cada quien cumpla su rol sin menoscabo del que está en la orilla opuesta y esperamos que este Parlamento se comparta con ellos en forma bicameral, para conciliar las dos tareas importantes, la de aquí y la de allá.

Hemos tenido una primavera difícil, pero con un trabajo arduo la hemos rebasado, como el sol al solsticio de verano, esperemos que el calor haga salir del embrión a la oposición junta y renovada. Porque sobre todo como ya dije, las acciones son las que cuentan, esperemos que con el favor de Dios, su luz nos ilumine.


Editoriales  + 
Opinion  + 
Colaboraciones  + 
Entrevistas  + 
Foros
Hemeroteca
Enlaces

Cuba Matinal - Spain, C. Alcala 99, 28009 Madrid, España. Tel: + 34 639 43 15 89
repliche orologi © Copyright 2006. All Rights Reserved. Contacto: cubamatinal@cubamatinal.com