cubamatinal.com| |
Cuba y su Realidad Social 23-03-2017

Portada
Noticias
Deportes
Breves
Video Blog
Cuba-Org.
Politicas
Reportajes
Actividades
Colaboraciones
Buscador
Cartas
Suscribase
   Enviar por Email
¡Me iban a asesinar!
03-06-2009, Mora, Angélica

Primera Parte

Cubamatinal/ Chávez canceló “por razones de seguridad” su viaje a El Salvador donde iba a asistir a la toma de posesión del Presidente Mauricio Funes. El hecho que Hugo Chávez haya suspendido sus acostumbrados viajes al exterior habla de un temor muy grande en el mandatario venezolano a ser derrocado o asesinado.

Según mis fuentes, el Presidente había recibido de sus asesores informes que hay fuertes indicios de un golpe de estado.
Los hechos comenzaron a desarrollarse hace algunos meses y culminaron con el viaje de Chávez a Argentina en un avión de Cubana de Aviación, cedido por el gobierno de La Habana, que tiene a cientos de asesores y guarda espaldas cubanos aconsejando, cuidando y sirviendo de escolta al Jefe de Estado venezolano.
La disculpa que dio Chávez en esa ocasión fue la avería de su avión Presidencial debido a que” un pájaro se había metido en un motor”.

Las razones de la suspensión de este viaje no fueron comunicadas por la cancilleria venezolana. Fue su aliado, Daniel Ortega, Presidente de Nicaragua, quien ya se encuentra en San Salvador, el que declaró que su homólogo Hugo Chávez no asistiría a la ceremonia de toma de mando del presidente Mauricio Funes, “por razones de seguridad”.
En el lugar de Chávez partió el canciller Nicolás Maduro, quien más tarde confirmó la versión de Ortega y los temores de un golpe de estado:

“Se les estuvo haciendo un seguimiento preciso, evaluando diversas informaciones de grupos de la ultraderecha asesina, sectores vinculados a grupos golpistas ultraconservadores que, en la desesperación y en la locura que han venido demostrando en las últimas semanas en nuestro país, han estado impulsando salidas que involucran violencia contra el jefe del Estado y la posibilidad de un magnicidio”.

Maduro explicó que luego de evaluarse diversas fuentes de inteligencia, se determinó que había un alto riesgo y se tomó la decisión de suspender el viaje de visita del presidente Chávez a El Salvador.

El hecho que se haya perdido una ceremonia donde un pleclaro socio suyo asume una presidencia tiene que haber sido un duro golpe, pero primó la cobardía como siempre, uno de los rasgos de carácter que con mayor precisión definen al Presidente Hugo Chávez Frías.

Segunda parte
Desapareció el viernes por la tarde.
No se le vio el sábado y suspendió la transmisión de Aló Presidente con los intelectuales extranjeros. No apareció el domingo y suspendió también, su programa dominical.
No apareció el lunes, y muchos especulaban que tenía la fiebre porcina (?)

En su aparición del martes, de nuevo volvió a ser el Hugo Chávez de siempre –de antes de los Intelectuales, encabezados por Vargas Llosa– y volvió a encadenar a la nación para anunciar que lo querían matar…

“Me iban a asesinar ” por eso no viajé”, declaró en cadena nacional de radio y televisión, al explicar que no había concurrido a la toma de posesión del presidente de El Salvador, Mauricio Funes, porque le habían comunicado sus órganos de inteligencia y otros que “lo iban a matar”.

Fue así como Chávez corroboró la tesis del plan magnicida número 17, que esta vez se iba a cometer en su viaje a El Salvador, explicado en esa ciudad por su homólogo y compinche Daniel Ortega.

Chávez apuntó que “se estaba planificando lanzarle uno o varios cohetes al avión de Cubana de Aviación que estaba listo para viajar”.

“Ya veníamos recibiendo algunas informaciones” -indicó en referencia a planes que se vendrían gestando para atentar contra su vida y precisó que la primera información sobre los planes para asesinarlo en su camino a El Salvador vinieron de un mensaje recibido la madrugada del viernes, “enviado por Daniel Ortega”.
((¿Cómo se enteró Ortega?))

“Chequeamos por otras vías (…) “Fue planificado por la gente de Luis Posada Carriles. Acuso a Luis Posada Carrilez y le exijo al presidente Obama que haga justicia”.
De inmediato Chávez pasó a hacer un llamado a Obama para que resuelva el presunto magnicidio.

“Que pasó presidente Obama, what happened my friend, dónde está la justicia, que se cumpla la Ley y es tiempo ya que el gobierno de Estados Unidos que está detrás de todo esto. No estoy acusando a Obama. Creo que Obama tiene buenas intenciones. Más allá de Obama hay un imperio”, ((¿no suena a complot Cuba-Venezuela en contra de Carriles?))

“No voy a suspender un viaje por un simple rumor, cumplo con mi agenda de manera rigurosa. A veces sometiéndonos a esfuerzos intensos pero era cierto lo que recogimos”.

Señaló Chávez que “se estaba planificando lanzarle uno o varios cohetes al avión de Cubana de Aviación que ya estaba listo en Maiquetía para nosotros viajar”.

Con anterioridad, en otros viajes -dijo- había decidido no volar en el avión presidencial venezolano debido a desperfectos mecánicos, pues un pájaro habría entrado en uno de los motores del avión.
Pidió apoyo a Cuba y “Fidel” le envió una aeronave de Cubana de Aviación, que usó en el viaje a Argentina y Ecuador y ahora se disponía a emplearla de nuevo para su viaje a San Salvador.

También reiteró que el programa dominical Aló Presidente fue suspendido por una falla técnica: “Realmente fue una falla técnica que se presentó a última hora”.

“No podiamos hacer lo que estaba planificado, el domingo habia pensando salir directamente en el avión de Cubana de Aviación desde el aeropuerto en El Sombrero. Terminar el Aló y despegar hacia San Salvador. Pero el sábado envié a un emisario a buscar más información. Tan pronto me dieron la informacion me di cuenta que el viaje se ponía en riesgo, la información adquirió caracteres de alta credibilidad y decidimos suspender el viaje”.

Durante la transmisión, Chávez una vez más hizo el ridículo al dar -durante la cadena- instrucciones a través del aire al canciller de Venezuela Nicolás Maduro sobre lo que debía hacer en la Asamblea de la OEA, que se lleva a cabo en Honduras.

Por otra parte, el mandatario declaró que era “indignante” la exigencia de Washington de que Cuba libere a sus prisioneros políticos y amplíe las libertades públicas antes de poder ser readmitida en la organización.

Para los venezolanos y los analistas que siguen de cerca el drama de la nación caribeña, Chávez sigue empleando el mismo libreto de magnicidio y bravuconadas cuando siente que la caldera política del país está a punto de estallar.

Con respecto al magnicidio, el presidente debería cerciorarse de dónde realmente iba a partir la orden para su aparente asesinato.


 


Editoriales  + 
Opinion  + 
Colaboraciones  + 
Entrevistas  + 
Foros
Hemeroteca
Enlaces

Cuba Matinal - Spain, C. Alcala 99, 28009 Madrid, España. Tel: + 34 639 43 15 89
repliche orologi © Copyright 2006. All Rights Reserved. Contacto: cubamatinal@cubamatinal.com