cubamatinal.com| |
Cuba y su Realidad Social 24-05-2017

Portada
Noticias
Deportes
Breves
Video Blog
Cuba-Org.
Politicas
Reportajes
Actividades
Colaboraciones
Buscador
Cartas
Suscribase
   Enviar por Email
La letra con sangre entra
09-02-2009, Carlos Rodríguez Duarte

Cubamatinal/ Hace 50 años que comenzó la barbarie, lo hizo de manera sangrienta, y de esa forma, se ha alimentado y sobrevivido sin pausa ni tregua, con vaivenes dialécticos acomodaticios, cambiando los métodos, las filosofías, las justificaciones emotivas y crueles, con intercambios de saludos y apoyos absurdos, con resistencia a todos los diferentes métodos críticos acaecidos, jugando con el odio, la venganza, la mentira, la destrucción física y moral, el hambre y la destrucción de todos los valores y derechos humanos, pero sigue en pie, y con un signo que no ha variado ni por un segundo, lo ha hecho bañada en sangre, nuestra sangre.

Sería aburrido y morbosamente terrible pasearse a describir algunos de los abundantísimos episodios acaecidos, pero es necesario recolocarse en los años antes del 1959, con toda la sangre derramada por el, también sangriento, dictador Fulgencio Batista, quien no ahorró ni una gota para lograr la derrota de los detractores juveniles que eran asesinados a gusto y decisión de los secuaces del abominable del sargento. Allí se derramó mucha sangre, y se aprendió que con sangre se logra entrar la letra que se descarta con el pensamiento la reflexión, el diálogo y la discusión. En ese conjunto de actividades se escapó la vida de innumerables y valiosos héroes.

Pero también se aprendió que la cobardía en el escotoma social y político de muchísimos hizo que pasaran de esos hechos con la cabeza gacha, socarronamente observando la muerte de sus conciudadanos, la prisión, la tortura y la destrucción física y sicológica de los congéneres. Eso lo sabían el degenerado de Batista y sus secuaces, y aprendieron que es la sangre la que entra, lava y doblega la sicología de los débiles mentales, y es capaz de someter de manera humillante y grosera el pensamiento y la reacción de justicia nobleza de algunos habitantes de las ciudadanías.

En esa época lo aprendieron Fidel y sus secuaces, y de la misma forma lo aplicaron; primero en la Sierra, y luego en 50 años de fusilamientos de secuaces, conocidos y extraños, que se revolotearon e intentaron destruir su Imperio de miseria, hambre y destrucción, minimizando las necesidades humanas, los pensamientos las tendencias de todo tipo.

Por eso en estos desastrosos 50 años se creó una miserable población cubana, que socarronamente sonríe al dar vivas a Fidel; y además muestran una perversa adaptación a los hechos de la miserable vida cotidiana, vociferando acerca de los pocos que se rebelan; y lo peor de todo, que estimula a la vida fácil y llevadera de la traición cuando encuentran la ocasión de escaparse de la prisión y utilizan esta situación para dar apoyo hipócrita y matizada al sometimiento de las normas canallas, ayudando a sostener la depravación y espiando de manera traidora y perversa, la real situación que dicen repudiar, pero que en su interior adoran, por obra y gracia de que se le han introducido los conceptos a punta de docencia de sangre.

En estos últimos tiempos he tenido oportunidad de tratar en España a una Cubana Profesional que critica a su padre porque abandonó Cuba, donde tenía su casa “que nadie se la podía quitar”, y que no tenía problemas económicos porque tenía amistad con unos encargados de establecimientos culinarios que le suministraban de manera ilegal los elementos indispensables para completar la dieta de su familia. Por otra parte un ciudadano Portugués que estudió Medicina en Cuba con una beca conseguida por el gobierno comunista de Portugal de esa época; y disfrutó de la vida tropical y la vergonzosa educación médica de manera gratuita. Su única queja en este momento es la escaces de “Médicos” en la Isla porque son enviados a salvar vidas en Venezuela, donde desde muy precozmente en el siglo pasado hemos tenido una ejercicio médico decente, apolítico y de muy alta calidad técnica, el cual se ha logrado con un estudio totalmente gratuito, sin necesidades de becas comunistas para medicina de mala muerte, y que competía con los mejores centros de USA y de Europa.

Para poder entender esta situación hay que remitirse al principio de esta crónica “la letra con sangre entra”, o te acomodas o vas preso o te matan. De ahí en adelante se pueden matizar todas las expresiones, todas las actitudes, pero siempre vamos a terminar en el desastre cubano, y, por supuesto en el venezolano, donde el Gorila Bufón ya hace tiempo aprendió que la letra con sangre entra.

 

*Médico Cubano-Venezolano, residente en Madrid. e-mail: carlosr.duarte@telefonica,net
febrero 09 de 2009

 

 

 

 

 


Editoriales  + 
Opinion  + 
Colaboraciones  + 
Entrevistas  + 
Foros
Hemeroteca
Enlaces

Cuba Matinal - Spain, C. Alcala 99, 28009 Madrid, España. Tel: + 34 639 43 15 89
repliche orologi © Copyright 2006. All Rights Reserved. Contacto: cubamatinal@cubamatinal.com