cubamatinal.com| |
Cuba y su Realidad Social 29-03-2017

Portada
Noticias
Deportes
Breves
Video Blog
Cuba-Org.
Politicas
Reportajes
Actividades
Colaboraciones
Buscador
Cartas
Suscribase
   Enviar por Email
DOS “ENEROS” DE AMERICA: Venezuela 58 y Cuba 59
01-02-2009, Pedro Corzo

En los finales de la década del cincuenta se produjeron en Nuestra América dos procesos políticos violentos que tenían como objetivo concluir la parálisis socio-política que habían impuesto dictaduras militares que interrumpieron el desarrollo evolutivo de las instituciones de Venezuela y Cuba.

Ambas revoluciones, denominación común para los procesos de rápido desarrollo, y que no precisamente implica un progreso armonioso e integral de los factores participantes, disfrutaban de amplísimo apoyo ciudadano, porque supuestamente estaban inspiradas en producir las mejoras que los dos países requerían para establecer sociedades mas justas y libres.

Lamentablemente, a pesar que las causas que motivaron estos procesos violentos tenían ciertas semejanzas: dictadura militar, ausencia de libertades públicas e injusticia social; las proyecciones finales de ambas revoluciones fueron totalmente opuestas.

Tanto en Venezuela como en Cuba, participaron en las luchas contra las dictaduras todos los estratos sociales.

En la República sudamericana la revolución fue colegiada. Los deberes y derechos de la oposición respetados. La dirigencia rebelde siempre expresó la voluntad de someterse a una elección popular y los protagonismos que se produjeron, estuvieron en función de necesidades coyunturales, y no como una expresión de la toma unipersonal del poder.

En la nación isleña, desde el principio, se apreciaron síntomas de autoritarismo. Un nuevo caudillaje que culminaría en un totalitarismo aberrante y retardatario. Para Fidel Castro existía, aparte de la dictadura que pretendía derrocar, otro enemigo, y eran los que no se le sometían, los que eran genuinos luchadores por una sociedad democrática.

En el proceso insurreccional siempre procuró imponerse como único y máximo líder; intentó sojuzgar, sin despreciar ningún recurso por repugnante que este fuese, a todas las fuerzas que se oponían a su insuperable dirección.

Desde los albores del triunfo revolucionario, desplegó contra todas las otras expresiones políticas una fuerte campaña de descrédito. Intentos masificar el pueblo y convertirlo en dócil cordero, en base a su innegable magnetismo personal. Con habilidad usó y abusó de los sentimientos ultra nacionalistas para atraer, o en el peor de los casos eliminar, a las personas que no pudiera dominar.

Sindicar como agente de una potencia extranjera a los opositores, fue una constante. Se declaró públicamente que las elecciones no eran necesarias para que el pueblo ejerciera sus derechos. La propia democracia venezolana se convirtió en un objetivo a subvertir por el gobierno cubano.

Cuba lleva cincuenta años sometida a un régimen despótico. Sus ciudadanos no disfrutan de derechos públicos ni privados y tampoco tienen la posibilidad de lograr cambios políticos. Es un proceso anquilosado. De economía dependiente y en permanente crisis.

Por su parte Venezuela enfrentaba problemas. Algunos graves. Pero existía la posibilidad del cambio. Sus ciudadanos estaban en la capacidad conseguir mejoras. Se practicaba la crítica, el rechazo y la censura al gobernante. En fin, era un país con dificultades, pero en Democracia y la Democracia es perfectible.

Veamos ahora un cuadro imperfecto, pero demostrativo, del resultado final de aquellas revoluciones de enero:

Cuba

- Un sólo partido político. Sus militantes gozan de autoridad indiscutible y de privilegios notorios.

- Elección sin oposición política.

- Una constitución que institucionalmente viola los derechos humanos.

- No existe el derecho a huelga, a manifestaciones públicas de ningún tipo.

- Una economía centralizada, dirigida y administrada por el Partido y el Estado.

- Severo racionamiento alimenticio, ropa, zapatos, útiles del hogar o de recreo.

- Un ejército mercenario que prestó sus servicios en tres continentes y una policía política con autoridad ilimitada.

- No existe la autonomía universitaria; se practica la discriminación política entre quienes acceden a la educación superior y en las otras fases educativas el adoctrinamiento marxista es parte esencial.

- Un solo movimiento sindical que responde verticalmente al Partido Comunista; las organizaciones estudiantiles responden con igual verticalidad a la Juventud Comunista.

- Violación permanente y sistemática de los Derechos Humanos.

- Un millón quinientos mil exiliados. No menos de 500,000 personas han estado en prisión por motivos políticos en los últimos 35 años. Miles de fusilados. No se reconoce el derecho de los ciudadanos de entrar y salir libremente del país.

- No existe libertad de reunión ni asociación.

- No hay censura a los medios porque la prensa es estatal.

- Los poderes públicos son dependientes del partido, y la remoción de sus funcionarios o ratificación es potestad de las autoridades partidarias.

- Un solo hombre es jefe de estado, gobierno, fuerzas armadas, planificador de la economía y secretario general del único partido político. Su autoridad es omnímoda e incuestionable.

Venezuela

- Existe el pluralismo político. Se hace un amplio ejercicio de la crítica entre los diversos partidos de todas las tendencias.

- Elecciones libres, en la que participa una oposición plural en pensamientos.

- Constitución independiente y soberana en todos sus enunciados.

- Las huelgas son un elemento más a usar en los conflictos sociales, al igual que las manifestaciones.

- Un libre ejercicio económico donde son determinante la oferta y la demanda.

- Un ejército soberano que existe en función de la defensa nacional.

- Existe plena autonomía universitaria. No se practica la discriminación política en las universidades y la enseñanza está completamente despolitizada.

- Varias organizaciones sindicales con la militancia política que elijan. Las organizaciones estudiantiles son libres en su práctica política.

- Se respetan los derechos del ciudadano.

- No se practica la persecución política y los ciudadanos

Disfrutan de absoluta libertad de movimiento.

- El ciudadano disfruta el derecho de asociarse o reunirse en las instituciones de su elección.

- Los medios de comunicación social son privados y dirigidos y orientados sin la participación del gobierno o el Estado.

- Los poderes públicos son elegidos por el pueblo y su remoción o ratificación, potestad de éste.

- Una política exterior independiente y práctica de la solidaridad hemisférica sin exigir compensaciones de ninguna clase.

Para concluir, como manifestación de las ventajas de la Democracia sobre cualquier otro sistema, ninguna otra expresión mejor que esta de “El Libertador” Simón Bolívar. “Sólo la Democracia es Susceptible de una Absoluta Libertad”.

Por supuesto que esta fue la Venezuela que Hugo Chávez denomina como la Cuarta República. La Venezuela que se extingue paulatinamente según se adentra en el mar de la felicidad que prometió el Caudillo, que pretende imponer en su país un régimen semejante al de los Castro, con las variantes que demanda el presente.

Chávez marcha hacia el post-totalitarismo: dictadura institucional, el estado como rector de la actividad económica, libertades públicas limitadas, crispación social y la corrupción como instrumento de control.

Pedro Corzo.

Enero 09.

Pedro Corzo
Tel. (305) 551 8749
Cell.(305) 498 1714

 


 


Editoriales  + 
Opinion  + 
Colaboraciones  + 
Entrevistas  + 
Foros
Hemeroteca
Enlaces

Cuba Matinal - Spain, C. Alcala 99, 28009 Madrid, España. Tel: + 34 639 43 15 89
repliche orologi © Copyright 2006. All Rights Reserved. Contacto: cubamatinal@cubamatinal.com