cubamatinal.com| |
Cuba y su Realidad Social 23-03-2017

Portada
Noticias
Deportes
Breves
Video Blog
Cuba-Org.
Politicas
Reportajes
Actividades
Colaboraciones
Buscador
Cartas
Suscribase
   Enviar por Email
Velas ambiguas
18-01-2009, Raul Rivero

Cubamatinal/ Madrid/ La vertiginosa procesión de dirigentes políticos de América Latina rumbo a Cuba, iniciada en los primeros días de enero por el enternecido presidente de Panamá, Martín Torrijos, tiene un carácter equívoco, confuso y oscuro.

Ellos, sólo ellos (ellas) y sus asesores, conocerán el verdadero superobjetivo de sus agendas privadas, la geografía de los sitios adonde envían las señales y la esencia de los grupos sociales a los que quieren seducir o convencer. Pero la realidad cubana, los tiempos que se viven y la razón humana tuercen el destino de esos mensajes. O lo diversifican.

Puede ser que, como dicen algunos observadores, el desfile de aviones presidenciales responde a la intención de poner un bloque sobre la mesa del presidente electo de Estados Unidos. Ahora bien, nadie puede dudar que un aparato similar o más pesado, con forma de talanquera y endeudado con el porvenir, va a caer también en los territorios de la oposición pacífica, frente a las celdas tapiadas de los presos políticos y en los ámbitos diversos del exilio.

Y el mismo recado, directamente con resonancias más dramáticas y definitivas, irá a la experiencia de los grandes sectores de la población. Allí, a través de los medios de propaganda, la gente de la calle y la libreta reconoce, en cada viajero obsequioso y servil con los figurones de la dictadura, un cómplice, un agente que si no tiene el revólver en la mano, trae municiones y gamuzas para el alma de los cañones.

Los que han llegado hasta ahora, el panameño y Rafael Correa, de Ecuador, han cubierto a plenitud el perfil. Condecoraciones y convenios. Aunque al ecuatoriano, más entregado y ardoroso que su colega, se lleva la Guataca de Oro y se le da una silla en la tribuna junto a Raúl Castro para que asista a la clausura de una patética caricatura de entrada en La Habana del ejército rebelde.

Los anuncios de las dos futuras peregrinas, la presidenta Michelle Bachelet, de Chile, y Cristina Fernández, de Argentina, de que no se reunirán con los representantes de la oposición interna, continúan la carrera de torpezas. Dos mujeres electas en procesos democráticos han acudido a trampas diplomáticas y señas de tahúres para justificar su negativa a entrar en contacto con los únicos demócratas verdaderos que viven en Cuba.

La doctora Bachelet, víctima de la dictadura de Augusto Pinochet, tiene un ataque de amnesia transitoria, pierde las coordenadas para identificar el rostro y la esencia de un régimen de fuerza.

Por lo tanto, sus amanuenses de la cancillería advierten que no hay ningún mandato del protocolo que la obligue a recibir a los grupos de la oposición pacífica en Cuba. Debe ser verdad, pero hay compromisos con la decencia.

La señora Fernández, que tampoco verá a nadie que no aplauda al gobierno cubano, desliza que se juega unas gestiones por debajo de la mesa, pero no evita con esos artificios que la hostiguen también desde las gradas.

La cabalgata va a seguir. Vendrán todos los que están en el programa y, al final, los que lo concibieron.

Lo que pasa es que para Cuba hay otros programas. Y todos tienen en el punto inicial un solo viaje: el de los presos políticos hacia sus casas y hacia la libertad.

Son planes alejados de la hipocresía y el oportunismo de estas giras a Cuba que incluyen al presidente de México, Felipe Calderón, que ahora se quiere combinar el frac y la pajarita con una boina roja.

Todos a La Habana con unas velas enigmáticas encendidas en las valijas de los tracatanes. No se sabe si para la celebración del medio siglo de dictadura o para el velorio del socialismo real.


• Publicación original en Columna Dominical de El Nuevo Herald


Editoriales  + 
Opinion  + 
Colaboraciones  + 
Entrevistas  + 
Foros
Hemeroteca
Enlaces

Cuba Matinal - Spain, C. Alcala 99, 28009 Madrid, España. Tel: + 34 639 43 15 89
repliche orologi © Copyright 2006. All Rights Reserved. Contacto: cubamatinal@cubamatinal.com