cubamatinal.com| |
Cuba y su Realidad Social 24-05-2017

Portada
Noticias
Deportes
Breves
Video Blog
Cuba-Org.
Politicas
Reportajes
Actividades
Colaboraciones
Buscador
Cartas
Suscribase
   Enviar por Email
Las primeras personas
06-06-2008, Raul Rivero

Creo en el poder del periodismo alternativo cubano porque está comprometido con la verdad. Porque lo escriben hombres y mujeres que aspiran a que esa verdad trascienda y les dé un fogonazo de luz a las libertades que la gente necesita. Y, creo en ese grupo de profesionales porque tiene guardadas sus ambiciones personales y aplazadas las controversias necesarias.

El periodismo independiente no ha sido nunca --en sus más de tres lustros de existencia-- un invento de especuladores o una olla para cocinar vanidades. Es una necesidad de la sociedad criolla, sometida por medio siglo a un guateque vacío y palabrero que ya no soportan ni los directores de orquesta ni los bongoseros.

Lo escriben en La Habana, Santiago de Cuba, Villa Clara, Morón, Isla de Pinos y Pinar del Río personas sensibles y llanas, agobiadas por la severidad natural de un sistema fracasado y por la soberbia y el odio inducidos de la represión. No conozco a ninguno que se las dé de héroe o de salvador de la patria. Sé nada más de personas convencidas de que hacen un trabajo necesario y lo hacen con humildad y con el beneficio de la vocación.

No se trata de un colectivo unánime a la espera de que se le bajen las orientaciones y les lleguen de arriba las líneas informativas de la semana y los planes quinquenales. Es un elemento vivo que se mueve como se mueve la vida, bajo el temblor de los acontecimientos, a pesar de las persecuciones policiales y las zonas vedadas por quienes debían facilitarle su tarea.

Son individualidades, seres que piensan y tienen que buscarse, en medio de la hostilidad y otras catástrofes, las vías para llegar a las informaciones, a los episodios de interés noticioso y a los escenarios que puedan merecer una crónica o un comentario.

Sí, solitarios sin infraestructuras para acceder a archivos o moverse de un sitio a otro, negados por la propaganda oficial y víctimas también del miedo ajeno. Profesionales insultados y descalificados por quienes, en algún momento, tendrán que reconocer la huella pedagógica de los que ahora son perseguidos y encarcelados.

Nadie puede encontrar allá dentro a gente que sigue a pastores ni serventías trazadas de antemano. Desde los días iniciales surgieron grupos de trabajo diferentes, con diversos puntos de vista, con criterios personales a la búsqueda de conducir el periodismo nacional a mayores coincidencias con lo mejor de la prensa de la república.

Cada uno a su manera. Cada grupo tratando de hallar puntos coincidentes, pero sin imposiciones. Con defectos, fragilidades y dudas ante una parroquia inexplorada, a lo mejor con arrastres de ineficacia y malformaciones, pero con el interés de contarlo todo y contarlo bien. Llenos de toda la objetividad y la honestidad posible.

En la Sociedad Márquez Sterling están su presidente, Ricardo González Alfonso, un escéptico escritor de televisión, y Adolfo Fernández Saínz, un católico de misa y procesión, procedente de los servicios de traducciones.

Están Normando Hernández, un joven camagüeyano que fundó solo una revista decente en su provincia, y Luis Cino, un habanero amante de la música y el cine que escribe hoy las crónicas más afiladas y exactas del periodismo cubano.

Y están el reportero pinareño Víctor Rolando Arroyo y su colega villareño Coco Fariñas, el matancero Oscar Madam y el avileño Pablo Pacheco. El pinero Fabio Prieto, Jorge Olivera, Oscar Espinosa Chepe y Sahily Navarro.

Están juntos los 24 encarcelados y los que trabajan todos los días en las calles. Unos enfermos y en peligro en sus calabozos. Otros, en la vida diaria a la espera de que una mañana vuelvan a llamar a la puerta.

Los de antes y los que han llegado, personas a quienes respetamos y admiramos en su diversidad. Ellos trabajan para tocar la ilusión de un país libre en el que las ideas y las opiniones se puedan airear y debatir en público.

 


 


Editoriales  + 
Opinion  + 
Colaboraciones  + 
Entrevistas  + 
Foros
Hemeroteca
Enlaces

Cuba Matinal - Spain, C. Alcala 99, 28009 Madrid, España. Tel: + 34 639 43 15 89
repliche orologi © Copyright 2006. All Rights Reserved. Contacto: cubamatinal@cubamatinal.com