cubamatinal.com| |
Cuba y su Realidad Social 23-03-2017

Portada
Noticias
Deportes
Breves
Video Blog
Cuba-Org.
Politicas
Reportajes
Actividades
Colaboraciones
Buscador
Cartas
Suscribase
DESPUES DEL SILENCIO
“…No tengan miedo, la verdad os hará libres
Tengan miedo, la mentira os hará esclavos…”
La entrevista que ofrecemos a continuación fue hecha en 1988, por su contenido, lamentablemente actual la ofrecemos a nuestros lectores. El fraile Miguel Ángel Loredo, cumplió algo más de nueve años de prisión en el presidio modelo de la Isla de Pinos, precisamente en las fechas de los trabajos forzados y las ejecuciones extrajudiciales.

A muchos lectores el horror por desconocido les parecerá exagerado, otros desgraciadamente por reconocer lugares comunes llorarán amargamente. Hemos visto a hombres de pelo en pecho, llorar al contar sus memorias del presidio político en Cuba.

La entrevista forma parte del libro Después del Silencio cuyos extractos podrá leer a continuación:


LA CARCEL

¿Cual fue tu primera impresión de la cárcel?

--Una de las cosas que mas me impresiona cuando entro en la prisión de Isla de Pinos, es la conciencia, digamos así pavorosa de que en el centro mismo de Cuba, a espaldas de toda una humanidad, del mundo civilizado, se estaba produciendo un fenómeno con característica de epopeya, un fenómeno que era vastísimo: decenas de miles de hombres absolutamente indefensos, a merced de la arbitrariedad de una tiranía absoluta, y sin forma humana de controlar esto, ni de responder a esto ni de poder denunciar y hacer trascender al exterior, al mundo, a todo el universo, la tragedia del presidio político cubano. O sea, la impunidad coexistiendo con todas las violaciones del derecho, con toda aquella sangre que se derramaba a diario, con todo aquel dolor, es lo que me golpea cuando entro a mi prisión.

Saber, no que yo estaba sometido a aquella situación sino que durante años había existido un mundo de horror absolutamente desconocido por todos. Esto es algo impresionante, es algo que no hay palabras con que describirlo. Porque es algo como para pensar, ''el presidio político cubano es algo único y aislado...o existe 6, 8 , ó 10 mundos dantescos como este, en este minuto exacto en el planeta Tierra?" Es tan fácil escamotear ante la opinión publica mundial una serie de violaciones tan graves? ¿Y como pueden ocurrir metodológicamente? Incluso como un fin de la vida, de la existencia, de la esperanza, es terriblemente peligroso, altamente peligroso que haya un instante en el curso humano en que miles de hombres vivan una circunstancia de crimen y que el mundo desconozca completamente. Esto como riesgo como posibilidad es como para espantarse.



¿Y que te preocupa?

--En este carro del gobierno castrista que va al precipicio, esta montada la Iglesia Cubana. Me preocupa que no se haya alineado, con claridad diáfana, junto a la defensa de los derechos de su pueblo. Porque esa defensa del hombre frente a la violencia de Estado, hay que tratarla de un modo absoluto y no se justifica el SILENCIO, EN FUNCION DE UNA ESTRATEGIA O DE UNA ACTITUD PROGRAMADA.

Es decir, los derechos no se deben tratar o defender si conviene o si es oportuno. El mediatizarlos, relativizarlos, colocarlos en un plano de conveniencia política o diplomática transitoria, es hoy y ante la historia, un fenómeno altamente censurable, independientemente del éxito o no éxito momentáneo de la gestión que desde el punto de vista evangélico siempre será una HUMILLANTE DERROTA.

La situación de la Iglesia Cubana actual me recuerda en parte a ciertos sectores oficiales de nuestra iglesia durante la Guerra de Independencia. Ellos defendieron la trata de esclavos, el colonialismo. Aquellos sectores de la Iglesia estuvieron contra los mambises, contra nuestra soberanía y nuestro derecho de ser libres. De hecho, fue muy censurado por muchos de la Iglesia de su época, FUE MARGINADO NADA MENOS QUE EL PADRE FELIX VARELA, del cual tanto se habla ahora, incluso en Cuba con un gran interés por la jerarquía.

Sin embargo, la jerarquía no valora o pone en relieve lo elemental de los hechos, que el fue un perseguido, un exiliado en contra del gobierno español, en contra de parte de su jerarquía eclesial. Y no solo fue bloqueado para que no lo hicieran obispo, sino que fue el hombre que programo y defendió la independencia, lo cual le costo SU DESTIERRO.

Eso le hicieron los grandes intereses de su época a este padre Varela que con espíritu visionario, previo para Cuba otros colonialismos y fijo siempre una postura soberana frente a cualquier impero; llámese este Unión, Soviética o Estados Unidos de América.

¿Existe infiltración del G-2 en la Iglesia Cubana?

Por ejemplo, en el Seminario de San Carlos, había un seminarista de la Diócesis de Matanzas, llamad Ismael, que para muchos era un magnifico ser humano, un estupendo muchacho, una gran promesa, Y un día abandono el seminario, desapareció. Poco tiempo después se le condecoro públicamente por doce años de servicio como agente de Seguridad de Estado, Había estado muchos años infiltrado en la Iglesia Cubana y el gobierno tuvo la desfachatez de premiarlo a bombo y platillo.

¿Quieres decir con esto que si, que hay infiltración del G-2 en la Iglesia Cubana?

Bueno, lo que te acabo de exponer es un buen índice de que la hay. Se puede pensar con fundamento que es posible haya incluso uno o mas sacerdotes, cooperando fuertemente con Seguridad del Estado, que duda cabe?

NOSOTROS EN CUBA BROMEABAMOS CON QUE CRISTO DECIA: ''DONDE HAY DOS O TRES REUNIDOS EN MI NOMBRE, ALLI ESTOY YO PRESENTE'', Y EN CUBA LA COSA ERA: ''DONDE HAY DOS O TRES REUNIDOS EN NOMBRE DECUALQUIER COSA, ALLI HAY UN MIEMBRO DEL G-2'''. Nosotros estamos convencidos de esta realidad. Nosotros tenemos incluso muchos testimonios de laicos a los que se intento reclutar para esta labor. Yo se de varios. Y algunos se vieron obligados a ceder sufriendo luego los traumas morales explicables.

¿Actualmente ejercer el sacerdocio en Cuba es una labor difícil?

Si, y no es asunto de infiltraciones, chantajes o golpizas. Lo verdaderamente grave no son las amenazas contra el propio sacerdote, sino contra su rebaño. Una cosa que desespera a muchos sacerdotes en Cuba es la INDEFENSION DE TODO UN PUEBLO. Sobre todo la cantidad de personas que vienen a ti a solicitarte ayuda, a plantearte problemas, protección para un hijo detenido injustamente, para un padre expulsado de su centro de trabajo sin que medie ningún tipo de derecho labora, para un hermano golpeado por turbas gubernamentales, alguien que desea una visa para ir al extranjero a ver una madre de 80 años moribunda. O sea tantos problemas que uno enfrenta en Cuba, producto del propio sistema, de continuas violaciones a la persona humana, violaciones de DERECHOS, DERECHOS, DERECHOS!

¿Qué no comprendías?

No comprendía, por que en un momento determinado no se podía denunciar, o no se podía hablar, o no se podía decir. No podía entender porque razón no podía establecerse una presencia de la Iglesia junto a nuestras rejas. Entendía, conociendo la barbarie, la crueldad de los comunistas, hasta que punto ellos era capaces de mutilar, de cercenar el mas mínimo gesto de dignidad de un adversario. Pero siempre uno sueña con otras posibilidades. Pero no discutí en aquel momento nada. absolutamente nada. Mi actitud fue mantener una comunión con la Iglesia de Cuba, mantenerla siempre y entender que me correspondía cumplir con mi deber en la gran cárcel, y a ellos con el suyo en la cárcel pequeña.



¿Te das cuenta que enfrentas una misión?

Estoy consciente que algo me empuja a la acción, a la vida intensa. Pero siento a veces miedo, pavor, porque no se me ocurre como voy a poder instrumentar todo esto. Y también me enfrento a la posibilidad de no hacer nada en cuanto a Cuba, cruzarme de brazos y no hacer nada. O sea, diríamos que la estrategia la tengo en mente, los ideales, la fuerza me pero me falta la mecánica inmediata, la táctica. Y sobre todo me falta el detonante capaz de provocar la explosión.

• Colaboración de Ana María Lama


Editoriales  + 
Opinion  + 
Colaboraciones  + 
Entrevistas  + 
Foros
Hemeroteca
Enlaces

Cuba Matinal - Spain, C. Alcala 99, 28009 Madrid, España. Tel: + 34 639 43 15 89
repliche orologi © Copyright 2006. All Rights Reserved. Contacto: cubamatinal@cubamatinal.com