cubamatinal.com| |
Cuba y su Realidad Social 23-05-2017

Portada
Noticias
Deportes
Breves
Video Blog
Cuba-Org.
Politicas
Reportajes
Actividades
Colaboraciones
Buscador
Cartas
Suscribase
Entrevista de Daniel García Carrera a La Dama de Blanco 1
El mismo día tres de octubre, después de entrevistar a Rebeca Rodríguez Souto tuve el honor de visitar a la segunda Dama de Blanco.

Quien me acompañaba no dejaba de mirar hacia atrás. Pensaba que nos seguían. Debido a las constantes detenciones y amenazas a las que no puede acostumbrarse ha dejado de vivir, para malvivir envuelto en una paranoia estremecedora.

Por fin llegamos a la casa donde dos familias unidas por sangre, pero totalmente divididas por sus ideologías se ven obligadas a convivir.

Me saludó con temor. Su evidente nerviosismo y desconfianza apagaban su voz. Teníamos que entrevistarnos en la misma casa del enemigo.

Comenzamos nuestra charla enseñándome una camiseta con la foto de su esposo y su condena a catorce años de prisión.

Mi nombre es Bertha María Bueno Fuentes, esposa del preso de conciencia Alejandro González Raga.

Daniel: ¿Por qué se visten de blanco y que buscan con ello?

Bertha: Nosotras nos vestimos de blanco porque este color simboliza la pureza, algo limpio. Lo hacemos para protestar pacíficamente por la injusticia de tener a nuestros esposos y familiares presos.

Daniel: ¿Cómo fueron los comienzos de vuestra organización?

Bertha: En la iglesia ahora nos han acogido muy bien. Al principio fue difícil pero ahora se nos acercan y nos dicen que están pidiendo por nuestros esposos y por la libertad de Cuba. La gente sabe que están presos injustamente. Son pocos los que hablan así porque tienen miedo. Sabes que aquí en este país, desgraciadamente no se puede hablar y la gente está aterrorizada.

También hemos tenido el apoyo de Osvaldo Payá Sardiñas, gestor principal del Proyecto Varela 2. Siempre que hemos tenido algún problema él se encarga de ayudarnos en lo que puede.

Daniel: ¿A qué se dedicaba tu esposo antes de la detención y por qué lo condenan a catorce años?

 

Bertha: Mi esposo era gestor del Proyecto Varela. Se dedicaba a recoger firmas apoyando el proyecto. Antes de comenzar a trabajar con Osvaldo Payá también era periodista independiente que como sabemos, aquí en Cuba está prohibido. Él recogía las denuncias de violaciones de Derechos Humanos y las hacía públicas por Radio Martí.

Daniel: Quieres trasmitirnos tu experiencia del día de la detención de tu esposo.

Bertha: El dieciocho de abril de 2003 como a las cuatro de la tarde llamaron a la puerta de nuestra casa, cometiendo un allanamiento como cuarenta personas. Uno de ellos me dijo que no podía salir y si alguien venía a visitarme tenía que quedarse retenido. Buscaron a dos personas del C.D.R.3 nos hicieron un registro que duró como hasta las nueve de la noche. La calle estaba llena de coches policiales. Trajeron perros como si estuvieran en una operación de narcotraficantes. Levantaron las lozas del suelo para mirar debajo. La verdad es que no sé qué buscaban porque aquí sólo había documentos del Proyecto Varela. Teníamos una biblioteca y también se la llevaron.

En el momento de su detención mi esposo no se encontraba en casa. Estaba con otro opositor y se los llevaron para las dependencias de la Seguridad del Estado. El veinticuatro de abril de 2003 fue sancionado y trasladado a una prisión de alta seguridad a casi 300km. de nuestra ciudad. El severo régimen de visitas era cada diez meses y las visitas conyugales cada cinco meses.

Daniel: ¿De qué fue acusado y sancionado en seis días?

Bertha: Los setenta y cinco disidentes fueron acusados entre otras cosas de mercenarios por recibir dinero de los Estados Unidos. Si bien alguno de ellos recibió alguna ayuda humanitaria, esto nunca ha sido un estipendio. Vivimos en un país donde la miseria nos agota hasta un nivel de no tener subsistencias para vivir. Los opositores no consiguen fácilmente un trabajo y si en algún momento han recibido veinte dólares no pueden aprovecharse de eso porque defender los Derechos Humanos del país donde vives no tiene precio.

Daniel ¿Qué noticias recientes tienes de tu esposo?

Bertha: Ahora se encuentra en una cárcel de alta seguridad en nuestra ciudad. Lo trasladaron porque tiene una cardiopatía. Cuando llegó a la prisión lo metieron en una celda de castigo. No tenía sábanas ni toalla. La celda estaba muy manchada de sangre, sin agua ni luz. Al siguiente día lo metieron en una celda con ocho asesinos. El que menos condena tenía era de veinticinco o treinta años.

 

El régimen de visitas ahora es cada dos meses. Sólo podemos ir dos personas y su hijo que es menor de edad. Las visitas matrimoniales ahora también son cada dos meses.

En este momento está conviviendo con ciento cinco presos que no están por causas políticas y dice que no puede ni describirlo. Las autoridades del penal incitan a los presos comunes para que se peleen con los políticos e intenten vejarlos. Él no pensaba que en la prisión se sufría tanto como está sufriendo. Ha visto reclusos que se autolesionan cortándose las venas. Otros se hacían cortes en el vientre. Muchas veces se temía por la vida de ellos ya que los guardias no los auxiliaban y estaban durante largo tiempo desangrándose. Algunos dicen que lo hacen para sentir calor con la fluidez de la sangre porque por las noches pasan mucho frío mientras que por el día hace mucho calor.

Daniel: ¿Cómo son esas visitas?

Bertha: Al entrar a las visitas siempre nos revisan para saber que entramos. Una vez me preguntaron con malas maneras sobre una estampita con la oración de la Virgen de la Caridad que traía en un bolsillo. Me la quitaron y no me la devolvieron. Por miedo a represalias me quedé callada. Tampoco me permiten entregarle una revista que se edita en Cuba y la puede comprar cualquiera en la iglesia. A mí me dicen que no porque es material subversivo. Dentro de la prisión habitan con los demás presos y en las visitas están aislados y constantemente vigilados.

El día de las visitas matrimoniales yo casi siempre soy de las primeras en llegar para que me den de las habitaciones más apartadas porque las paredes son muy finas y se escucha todo. Pero nunca me hacen caso y me dan la que más cerca está de ellos. Hace unos meses, siempre que iba me decían que ese día no era el de la visita, que era el día siguiente. Esto lo hacen para acabar con la psiquis ya que es mucho el esfuerzo que tenemos que hacer para llevarle un buen almuerzo y tal vez al día siguiente se ha echado a perder. Cuando reclamo a las autoridades para que me busquen la programación que me dan ellos mismos, siempre vienen con los números reescritos. A veces consienten las visitas para que todo sea como que les debes un favor.

Una vez llegué a una de sus visitas y me dijeron que no estaba en ese destacamento. Les dije que a mí no me habían informado de ningún cambio. Que el mal trabajo era de ellos. Me hicieron esperar horas interminables antes de permitirme verlo.

Daniel: ¿Cómo es su estado de salud?

Bertha: Su estado de salud es delicado. A veces sufre de ataques de claustrofobia. Está con tratamiento psiquiátrico y constantemente le cambian la medicación. Las crisis son frecuentes porque en un espacio muy reducido se hacinan más de cien presos.
También tiene una broncoectasia. Prácticamente se queda asfixiado por la falta de oxígeno ya que las ventanas son pequeñas.

Daniel: ¿Cómo es la atención médica en las prisiones?

Bertha: La atención médica es pésima. En febrero lo vio un especialista y dijo que había que hacerle una radiografía. Tardaron hasta el mes de agosto para hacérsela porque dijeron que no había material. Cuando piden atención médica muchas veces no les atienden. Actualmente está presentando problemas en la próstata y se lo dice al medico de la prisión pero no le hacen caso. Se queja de dolores fuertes y está muy nervioso porque todos sabemos que los problemas de próstata son serios, sin embargo no lo atiende un especialista.

Daniel: ¿Pueden comunicarse?

Bertha: La correspondencia es violada constantemente. Las cartas que nos enviamos en los intervalos de las visitas nunca llegan. Tiene que insistir en reiteradas ocasiones para que le permitan llamar por teléfono los días asignados por la misma prisión. Las llamadas telefónicas son escuchadas. Pidió que las llamadas se las cambiaran para los sábados para poder hablar con nuestro hijo que está becado y le dijeron rotundamente que no. El teléfono según mi esposo, no está al alcance pero si a la vista de todos y el reeducador muchas veces dice que todos pueden llamar menos él.

Daniel: ¿Conoces al patrocinador de tu esposo?

Bertha: No, nunca ha hecho contacto conmigo. A veces creo que él no tiene ninguno. Aquí en las provincias tenemos pocas comunicaciones y yo no tengo recursos para ir a La Habana. Si yo gasto lo poco que tengo para ir a la capital entonces no puedo comprar la poca comida que consigo para llevar a la prisión cada dos meses.

Daniel: ¿Me dices que quieres hacer un llamamiento a la comunidad internacional?

Bertha: Hago un llamamiento a todos los presidentes de la Comunidad Europea. En especial al Presidente del Gobierno Español José Luís Rodríguez Zapatero para que nos ayude a que liberen a nuestros esposos y familiares. Hago una llamado al mundo entero para que intercedan por estos injustos encarcelamientos. Debemos apoyar abiertamente a estas personas. La lucha internacional no debe terminar hasta que los setenta y cinco estén totalmente en la calle.

Bertha se despidió de mí casi llorando y pidiéndome ayuda para que se sepa en el mundo lo que pasa en la Cuba de hoy. En la isla prisión creada por el asesino Fidel Castro.

 

No debemos olvidar que son personas de valor que están sufriendo el dolor humano por defender la verdadera democracia en Cuba. El dolor que les ocasiona luchar por la libertad de su país. Están combatiendo con sus ideas por algo tan elemental para el ser humano como es la libertad de expresión, emancipación que necesitamos para movernos, hablar, manifestar nuestras creencias, ideologías, etc.

Ahora ya no está en mis manos, sino en la de cualquier medio de información que no tenga equivocada la jerarquía en la escala de valores que necesita una sociedad civilizada para ejercer la democracia y la libertad de expresión.

Es muy duro contar verdades tan crueles y que el mundo sólo escuche el silencio de tanto dolor.

 

1 Las Damas de Blanco (movimiento opositor conformado por esposas y familiares de presos políticos)

2 El Proyecto Varela (En marzo de 2001, un grupo de organizaciones no-oficiales, religiosas y ciudadanos, envueltos en la lucha por los Derechos Humanos, la Reconciliación Nacional y los cambios hacia la Democracia dentro de Cuba, presentaron formalmente el Proyecto Varela:, petición a la Asamblea Nacional Cubana, dentro del marco de la constitución vigente en el País, para que el Pueblo Cubano pueda decidir sobre qué cambios deben realizarse en las leyes, para que estas garanticen la participación libre y responsable de los ciudadanos en la vida económica, social y política de la sociedad).

3 C.D.R. Órgano represivo creado por la dictadura de Fidel Castro para controlar a todos los habitantes de la isla.


Editoriales  + 
Opinion  + 
Colaboraciones  + 
Entrevistas  + 
Foros
Hemeroteca
Enlaces

Cuba Matinal - Spain, C. Alcala 99, 28009 Madrid, España. Tel: + 34 639 43 15 89
repliche orologi © Copyright 2006. All Rights Reserved. Contacto: cubamatinal@cubamatinal.com