cubamatinal.com| |
Cuba y su Realidad Social 26-04-2017

Portada
Noticias
Deportes
Breves
Video Blog
Cuba-Org.
Politicas
Reportajes
Actividades
Colaboraciones
Buscador
Cartas
Suscribase
Cuba, totalitarisme tropical
Una de las principales personalidades entre la comunidad cubana exiliada en Francia es el escritor Jacobo Machover. Con motivo de la reciente publicación de su último libro Olvidar a Castro, Jacobo Machover concedió una entrevista al period
París, 4 de octubre de 2006.

En Cuba, Totalitarismo Tropical, el exiliado Jacobo Machover muestra hasta qué punto, detrás del pseudo-romanticismo de la revolución, se oculta una realidad brutal:
Michel Faure(MF): ¿Por qué ha durado tanto tiempo la revolución cubana?
Jacobo Machover(JM): ¿Es la revolución la que dura? Ésta implica el movimiento. Pero en Cuba, lo que sorprende es la inmovilidad. No se trata de una revolución sino de una congelación. Todo ha sido definido desde 1959.
MF: ¿De qué manera?
JM: Por medio de la represión y de las ejecuciones, desde el primer día. Estaban destinadas a infundir el miedo en todos aquellos que pudieran alzar su voz contra el régimen. En 1961, una consigna -«dentro de la revolución, todo; contra la revolución, nada»-- determinó el marco de la actividad de los intelectuales. A partir de ahí, nada más se movió.
MF:¿Castro era marxista antes de la revolución?
JM: Pienso que no. En su alegato, «La Historia me Absolverá», cuando fue juzgado por el asalto al cuartel Moncada en 1953, no desarrollaba ningún concepto marxista. No tenía la más mínima idea de lo qué eran las clases sociales; intentaba reagrupar a todo el mundo, incluyendo a la burguesía, entre sus partidarios. Finalmente hizo alianza con la Unión Soviética, pero se hubiera podido aliar con el diablo. Los soviéticos, por cierto, lo consideraban como totalmente irresponsable. La única ideología que anima a Castro es su apetencia por el poder.

MF: A propósito de Castro, usted habla de un «dios barbudo»
JM: Él y sus comandantes aparentaban ser Jesús y los 12 apóstoles. ¿Y la puesta en escena de la paloma que se posa en su hombro durante su primer discurso en La Habana?

MF: Castro sabe aprovechar la religiosidad del pueblo. Logró un milagro sin embargo: el de sobrevivirle a la caída del imperio soviético. ¿Cómo lo ha logrado, a su parecer?
JM: Se debe a dos factores. El primero es el terror, del que ya hemos hablado. Debido a ello, la única solución es la huida. La represión parece ser eterna. El segundo es la simpatía que Castro supo atraer hacia su persona en el mundo entero.
MF: Pero Europa se ha vuelto recientemente más crítica con Cuba
JM: ¡Ya era hora! ¿Cuarenta y cuatro años después?
MF: ¿Usted también ha sido simpatizante de la revolución?
JM: Sí. Yo vengo de una familia judía polaca, marxista hasta la médula. Mi padre había trabajado con el Ché, y yo también lo quería mucho. Abandoné Cuba en 1963 con mis padres y volví por primera vez en 1978, en una época en que el régimen alentaba a los jóvenes exiliados a visitar la isla. Me habían avisado de que no debía frecuentar «malos elementos». Cuando la gente a la que yo había conocido de niño se daba cuenta de que la policía me estaba siguiendo, yo leía el miedo en sus rostros. Era un miedo que desfiguraba a la gente cercana, producto de un sentimiento inhumano.
MF: ¿Cómo ve usted el porvenir después de Castro?
JM: El régimen desea una transición antidemocrática, dinástica, con el hermano de Fidel, Raúl. Éste sabe muy bien que no tiene ni la personalidad de Fidel ni su carisma ni su ambición. Ya no es joven. Está enfermo, es alcohólico y violento. Llamó una vez a su hermano «nuestro papá». ¿Podrá el sistema aguantar con él al frente ? No lo sé. Lo que sí sé, es que no existe ninguna alternativa democrática en estos momentos.
MF: ¿No podría Oswaldo Payá, el promotor del Proyecto Varela, representar esa alternativa?
JM: No. La disidencia está dividida y dispersa. El régimen se encargó de aplastarla en marzo de 2003.
MF: ¿Cuáles son sus esperanzas, entonces?
JM: Poder un día olvidar a Castro, no tenerlo siempre presente, en nuestros sueños y en nuestras pesadillas. Él ha determinado la vida de todos nosotros, aunque no haya sido elegido por nadie.

"Cuba, totalitarisme tropical".
Ediciones Buchet/Chastel
164 páginas, 14 euros.
La nota introductoria y la traducción de la entrevista estuvieron a cargo de Félix José Hernández.

*Jacobo Machover es escritor y profesor universitario. Entre sus libros más conocidos
se encuentra L'An prochain à ...La Havane (Les Editions de Paris-Max Chaleil, 2001).
También dirigió la obra colectiva La Havane 1952-1961. D'un dictateur à l'autre:
explosion des sens et morale révolutionnaire (Autrement, collection " Mémoires ", 1964).


Editoriales  + 
Opinion  + 
Colaboraciones  + 
Entrevistas  + 
Foros
Hemeroteca
Enlaces

Cuba Matinal - Spain, C. Alcala 99, 28009 Madrid, España. Tel: + 34 639 43 15 89
repliche orologi © Copyright 2006. All Rights Reserved. Contacto: cubamatinal@cubamatinal.com