cubamatinal.com| |
Cuba y su Realidad Social 27-03-2017

Portada
Noticias
Deportes
Breves
Video Blog
Cuba-Org.
Politicas
Reportajes
Actividades
Colaboraciones
Buscador
Cartas
Suscribase
Vista para Imprimir   Enviar por Email

Los viajes o coger el toro por los cuernos


14-04-2009

Cubamatinal/ La decisión del actual gobierno americano de permitir –de nuevo- los viajes de los residentes y nacionales americanos de origen cubano a la isla, así como el envío de remesas familiares en cuantías superiores a las admitidas actualmente; ha levantado las más agudas polémicas en ambos lados del charco, sobre todo del charco pequeño, aunque también entre aquella orilla y esta parte del charco grande al que llamamos Atlántico.

De la misma forma que el vocabulario impuesto por La Habana denomina “bloqueo” al embargo económico e incluso encontró en su momento un defensor del vocablo en el actual Ministro de Exteriores español. De esa misma forma se ha logrado difuminar el hecho de que las restricciones que eran legales hasta ayer lunes, respondían a una ampliación del embargo aprobadas durante el mandato del anterior presidente norteamericano y bajo presiones de determinados sectores del exilio en los Estados Unidos.

Es evidente que con relación al estado totalitario de La Habana han resultado ineficaces –al menos en el tipo de eficacia que lleve a cambios concretos- todas las políticas; tanto la del embargo americano como el apaciguamiento europeo o el franco colaboracionismo hispano-latinoamericano.

Por otra parte desideologizar el asunto resulta imposible, no solo porque está en juego una importante base de enfrentamientos de ideas políticas y de concepción del mundo, sino porque además hemos demostrado los cubanos ser lo suficientemente cerrados como para mantenernos atrincherados durante cincuenta años en ambos bandos –quizás porque sabemos que ceder significa la desaparición política del bando que flaquea- repitiendo de ambas partes las tácticas y estrategias una y otra vez.

Evidentemente en esa cuadratura del círculo vicioso, el único vencedor hasta ahora ha sido el estado totalitario. El perdedor como siempre el pueblo cubano.

Está claro que el único referente para señalizar con asteriscos a una dictadura totalitaria en pleno hemisferio occidental es la ley del embargo americano, pero consecuentemente es esa propia política la que da pretextos a la dictadura para encaramarse en la cresta de la ola anti-americana que dura ya muchas décadas.

La medidas tomadas son elementales concesiones al derecho de las familias, digan lo que digan los más conspicuos representantes del exilio –histórico o no- que en eso de histórico y en términos de vocabulario intransigente los dos extremos del registro se parecen como una gota de agua a otra.

Es como reclamar desde el exilio que no salga más gente de la isla, con el argumento de que si siguen saliendo, aquello no cambiará nunca. Puro fariseísmo de quien tiene junto a sí a toda la familia –o no le interesa la familia que dejó por detrás, que de todo hay en la viña del señor- y puede hacer oposición desde la seguridad y comodidades de la diáspora.

El pueblo cubano –algo más de cinco millones de beneficiarios directos en remesas familiares- merece no solo recibir la ayuda material para la supervivencia, sino el contacto familiar directo, que renueva lazos, aporta información y fortalece el espíritu, los mismos lazos, la misma información y la misma entereza de espíritu que le ha sido arrebatada por la imposición y el adoctrinamiento totalitario.

De los beneficios económicos, evidentemente el último y mayor beneficiario –en cantidades de dinero- por supuesto que es el estado cubano, pero es bueno recordar que en la Europa Oriental, lo que llevó a la debacle del comunismo no fue la “Perestroika” sino la “Glasnot”; es decir la posibilidad real de hablar, enterarse y formar estados de opinión.

Quien quiera que haya viajado a Cuba sabe que los jóvenes cubanos están al día en marcas y modas, aunque jamás hayan tocado un objeto de marca ¡Pero lo desean!

Es hora de invadir la isla con ideas, con vivencias, con afecto familiar, ergo por supuesto con información actualizada del mundo. El uso inteligente que por una vez se dé a la apertura condicionada del embargo podrá beneficiar al objetivo de recuperar a la población cubana y dejar sin pretextos a los adalides del antiamericanismo.

Cada medida debe ser condicionada a una concesión de la parte cubana y debe ser lo suficientemente clara y abierta cómo para evitar pretextos –que por otra parte siempre buscará la dictadura- pero nunca con la limitación de los vínculos familiares bajo disculpas ultraconservadores.

Cubamatinal aplaude la disposición del gobierno estadounidense y recuerda que en el anterior gobierno demócrata se aprobó una disposición migratoria que lejos de solucionar las salidas ilegales, solo ha logrado incrementar el número de víctimas, que intentan llegar a toda costa a los “pies secos”. Tampoco nos parece lógico dejar al único pueblo que soporta en occidente una dictadura totalitaria desde hace más de medio siglo sin la protección que significa el Acta de Exclusión Cubana.

Alertamos, a esa línea de flotación se incrementarán los ataques de la dictadura, presentándola incluso como invalidante de la aceptación de la apertura por parte de la satrapía; ese es un punto en el que no se debe ceder, aunque ciertos sectores por razones diametralmente opuestas a las de la dictadura desearían que fuera abolida.
La política de “olla de presión” es inmoral, sobre todo cuando se ha sido de los más rápidos en salir por la válvula de escape.
 


Editoriales  + 
Opinion  + 
Colaboraciones  + 
Entrevistas  + 
Foros
Hemeroteca
Enlaces

Cuba Matinal - Spain, C. Alcala 99, 28009 Madrid, España. Tel: + 34 639 43 15 89
repliche orologi © Copyright 2006. All Rights Reserved. Contacto: cubamatinal@cubamatinal.com