cubamatinal.com| |
Cuba y su Realidad Social 23-04-2017

Portada
Noticias
Deportes
Breves
Video Blog
Cuba-Org.
Politicas
Reportajes
Actividades
Colaboraciones
Buscador
Cartas
Suscribase
Vista para Imprimir   Enviar por Email
La visión de un moribundo
29-01-2008

Que Castro no pasa de ser un dictador moribundo – al margen de la fecha de caducidad de su vida física- ya lo sabemos. Que el comunismo y su versión caribeña el castrismo, son cadáveres ideológicos en pleno tufo de putrefacción; también.

¿Entonces a qué vienen las largas peroratas, -“reflexiones” las llaman- que se emiten desde La Habana?

Evidentemente Castro – Fidel- no gobierna y Castro – Raúl- lo hace a medias.

Si Castro I no gobierna con presencia física, evidentemente es porque no puede – menudo ególatra siempre fue como para alejarse físicamente de los medios de comunicación - y si Castro II sigue sirviéndose de la figura del hermano para justificar su mandato es en parte porque depende de su figura y en parte seguramente porque le teme, aún en artículo mortis.

No importa lo que diga – o lo que deje de decir, que en eso de hablar en público Castro II es bastante más parco – es especialista en eso que se llama “hablar con el silencio”. Al mayor de los hermanos es fácil desmentirle pues ha sido tanta y tan extensa su verborrea; que no es nada complicado cotejar discursos que se contradigan unos a otros. Al segundo es mucho más difícil refutarle con sus propias palabras, pues habla poco y deja el resto a la imaginación del público y por supuesto a las campañas de esa inmensa máquina creadora de bulos –bolas llamamos en Cuba- que son los servicios secretos cubanos.

El último editorial del periódico Granma, es decir la última “reflexión” de Castro I se ensaña con la inteligencia de los lectores – no ya ofenderla, que es lo habitual- pues pretende a partir de la visita de Lula a La Habana y de las evidentes contradicciones en temas tales como los biocombustibles; emitir un juicio ideológico definitivo sobre lo divino y lo humano.

Suele ser este tipo de análisis bastante común entre personas de edad avanzada que ven acercarse la parca y si sólo fuera eso, podríamos de forma humanitaria –es un decir- permitirle a un dictador totalitario que enarbolando grandes consignas democráticas se encaramó en el más absurdo de los poderes absolutistas y llevó a una nación al desastre nacional al punto de convertir a su pueblo en paria; despotricar sobre el advenimiento del Apocalipsis, pero no. Tras la avalancha de “reflexiones” se esconde algo mucho más complejo que la perorata de un anciano moribundo. Se esconde el intento de “construcción” teórica de una visión del mundo a la medida de la izquierda mas trasnochada.

Sería tonto desmentir “argumento” por “argumento” la larga reconstrucción de la historia –fundamentalmente la contemporánea- del bodrio “intelectual”. Como siempre mezcla hechos reales con suposiciones o francas falsificaciones del hecho histórico, verdades y verdades a medias con mentiras que claman al cielo. Esta diseñado como siempre “para las masas”. Las mismas “masas” que confesó despreciar -en un rapto de prepotente sinceridad- a su amante alemana, cuando todavía se “hospedaba” en el recién bautizado “Hotel Habana Libre” a principios de 1959.

Y sobre todo está diseñado para proporcionar una nueva base teórica a la nueva clase dirigente de la extrema izquierda, evidentemente mucho menos capaz intelectualmente que la generación que le antecedió –bastaría escuchar a Chávez o a Morales- pero tan ambiciosa políticamente y falta de escrúpulos éticos como aquella.

Ambiciosa políticamente, pues no bien llegan al poder mediante expediente democrático inician el proceso de cargarse las reglas del juego en beneficio propio. Faltos de escrúpulos éticos cuando establecen alianzas con lo peor de los regímenes terroristas o utilizan los enormes recursos de sus estados para manipular la información que lega al gran público; justamente de lo que siempre acusan a sus opositores.

No vale la pena desmontar la nueva “creación”, seguirían mintiendo y les ayudaría a dar vuelo en las miles y miles de paginas clónicas de Granma que existen en la Red; no obstante es bueno recordar que muchos de los “países ricos” a los que se menciona en el bodrio propagandístico eran países mas pobres y con menores indicadores de desarrollo social que Cuba en 1958. Muchos de ellos tenían entre sus indicadores una inmensa masa emigrante, tal como Cuba hoy – datos de ONU- y por supuesto nunca ocuparon el miserable estatus económico de la Cuba actual, que a fuer de falsificar indicadores hasta se inventó un indicador propio para medir el PIB (ni siquiera reconocido por los complacientes comités de Naciones Unidas con relación a la isla).

Nos encontramos ante una ofensiva ideológica proveniente de la isla que pretende convertirse en el Sanctus Sanctorum de los nuevos vendedores de humo. Ya tienen liturgia, en breve tendrán un icono muerto –el más útil pues deja hablar en su nombre sin intervenir- y evidentemente están terminando de redactar su texto sagrado, escrito al mas puro estilo propagandista y sin las dificultades de las densidades filosóficas y lingüísticas del alemán de Marx; en fin todo más fácil, con tanta distancia como la que media entre una ópera clásica y una telenovela lacrimosa, en fin más “popular” y eso vende.

Precisamente se trata de eso, de vender un nuevo “futuro luminoso” en contraposición a la “oscuridad” del presente, pero como solía decirse en Cuba, ya “estamos escamados”. Durante mucho tiempo “nos vendieron la bicicleta” –que no la moto- y los cubanos acumulamos mucho dolor, miseria, decepciones, muertos, exilio, apartheid y años perdidos para volver a comprar, ni siquiera a la fuerza, la “chivichana” que nos quieren vender. Esa se la pueden guardar en salva sea la parte, con perdón de los lectores.


Una fracción de la noticia:

LA HABANA, 25 (ANSA) - El presidente cubano, Fidel Castro, alejado de su cargo hace 17 meses por enfermedad, afirmó que las soluciones a los problemas de su país "no son fáciles" ni "están a la vuelta de la esquina".
"Ni soñar...que las soluciones de nuestros problemas son fáciles y están a la vuelta de la esquina", dijo Castro en la segunda parte de un artículo titulado "Lula", que inició el jueves.

En ese fragmento, el dirigente cubano sostuvo que la prensa cubana "publica producciones de petróleo en Matanzas, la reducción de costos y otros aspectos positivos. Pero nadie señala que su precio en divisas hay que compartirlo con los socios extranjeros que invierten en las sofisticadas máquinas y la tecnología necesarias".

"Por otro lado, no existe la mano de obra requerida para aplicarla intensivamente en la producción de granos como hacen los vietnamitas y chinos, cultivando mata a mata el arroz y extrayendo a veces dos y hasta tres cosechas", añadió.

Asimismo, Castro explicó que "en Cuba hace mucho rato que abandonaron el campo los cortadores de caña y los trabajadores de los cafetales de las montañas, como era lógico; también gran número de constructores, algunos de la misma procedencia, abandonaron luego las brigadas y se convirtieron en trabajadores por cuenta propia".

"El pueblo sabe -precisó- lo que cuesta arreglar una vivienda. Es el material más el elevado costo del servicio que le prestan por esa vía. El primero tiene solución, el segundo no se resuelve (como creen algunos) lanzando pesos a la calle sin su contrapartida en divisas convertibles, que ya no serán dólares sino euros o yuanes cada vez más caros, si entre todos logramos salvar la economía internacional y la paz". "Mientras tanto, veníamos y debemos continuar creando reservas de alimentos y combustible. En caso de ataque militar directo, la fuerza de trabajo manual se multiplicaría", añadió.

Castro se refirió además a la industria azucarera de Cuba, al señalar que "el rendimiento en azúcar no pasa del nueve por ciento. ¿Cuánto costará producir azúcar para exportar a diez centavos la libra, cuando el poder adquisitivo de un centavo es casi cincuenta veces menos que cuando el triunfo de la Revolución el Primero de Enero de 1959?"


Editoriales  + 
Opinion  + 
Colaboraciones  + 
Entrevistas  + 
Foros
Hemeroteca
Enlaces

Cuba Matinal - Spain, C. Alcala 99, 28009 Madrid, España. Tel: + 34 639 43 15 89
repliche orologi © Copyright 2006. All Rights Reserved. Contacto: cubamatinal@cubamatinal.com