cubamatinal.com| |
Cuba y su Realidad Social 29-03-2017

Portada
Noticias
Deportes
Breves
Video Blog
Cuba-Org.
Politicas
Reportajes
Actividades
Colaboraciones
Buscador
Cartas
Suscribase
   Enviar por Email
La conjura de los necios

03-01-2009, Ramón Castillo, José Gabriel

Cubamatinal/ "Cuando un verdadero genio aparece en el mundo, lo reconoceréis por este signo: todos los necios se conjuran contra él". Esta frase de Jonathan Swift no todas las veces inspiran obras como la escrita por John Kennedy Toole ni todas las veces tampoco se aplica a personas reales como ocurrió recientemente en Cumbre de América Latina y el Caribe sobre Integración y Desarrollo–CALC donde Raúl Castro, al parecer el genio en cuestión, en lugar de salir trasquilado salió por la puerta ancha.

Raúl Castro no es un inadaptado como Ignatius J. Reilly, el protagonista de la novela de J. K. Toole, por el que se puede sentir compasión ni tampoco es un anacronismo medieval pero muy bien se le pudiera comparar con un señor feudal al frente de la gleba cuanto ha estado cincuenta años manteniendo el feudalismo castrista a contracorriente de todo y de todos.

Los conjurados de San Salvador de Bahía nunca se propusieron “acabar” con el supuesto genio, todo lo contrario su conjura consistió en apuntalar la Dictadura cubana por considerarla la víctima internacional del momento. Según el conjurado mayor ha sido reprimida injustamente, nunca se mereció tal tratamiento de sus congéneres y hay que limpiar esa mancha. Si no fuera porque hay cientos de prisioneros políticos en las cárceles cubanas y un pueblo entero viviendo en la miseria sería chistoso lo que dijo de pedirle perdón al Régimen Castrista.

Los necios de ahora no se parecen en nada a los de la Nueva Orleans de la mencionada novela J.K. Toole son necios hasta más no poder con la distinción que lo hacen descaradamente y en público. El cinismo político se ve por todas partes pero no cabe la menor duda de que la Izquierda Internacional ha elevado el nivel a planos estelares. No se sabe si es parte de la necedad propia en la conducción de los asuntos de Estado o constituye una táctica desorientadora en sentido general.

Lo cierto es que en San Salvador de Bahía los no tan necios se limitaron hacer un papel mediocre mientras se conjuraba la conjura. Fueron parte del show mediático y se complotaron como el que más. El hecho se venía venir desde que Lula empezó con los viajecitos de allá para acá y de aquí para allá. Hasta Felipe Calderón se metió en el asunto cuando se comprometió a repatriar a los refugiados cubanos arguyendo de una manera muy particular la Doctrina Estrada.

Si toda esta gente cree que de esa manera cambiarán las cosas en la Isla no se equivocaron en nada. Desde el arribo de Raúl a Cuba las cosas están cambiando tanto es así que ya no es la policía política la que reprime a los opositores si no que ahora son los altos oficiales de las Fuerzas Armadas Revolucionarias (FAR) los encargados de dar el ultimátum.

“La Conjura De los Necios” ha sido a lo largo de cinco décadas. Cuando Fidel traicionó la “Revolución” aliándose al bloque soviético fue vitoreado en muchos lugares. Cuando desapareció la Unión Soviética otra conjura necia proveniente de EEUU y Europa de tutelar la transición cubana trajo la frustración. Ahora acaba de consumarse nuevamente en Brasil cuando supuestamente la Dictadura no resistiría el avance del Movimiento No violento cubano y de las fuerzas democráticas en el mundo. Si eso no se llama fatalidad histórica habría que darle otro calificativo semejante pero lo sucedido no tiene otro nombre.

La moraleja de este hecho está muy clara y la apunté recientemente en un comentario al pie de un artículo publicado en un semanario digital en referencia al dolo y el encanto:

Muchas personas viven del dolor de los demás. Aprendieron a que la vida es una mierda y lo hay es que vivir. No importa si esa vida depende de las penas de los otros o de la desvergüenza propia diciendo estupideces y creando estados de opinión para obtener mayores dividendos. Ese es su modo de pensar y actuar en correspondencia con principios existenciales. Son los faquires sociales, como le digo yo, empeñados en encantar a todo el mundo como si las personas fueran estúpidas. Las personas piensan y piensan en todo lo que le rodea.

Es lógico que le resulte casi imposible desembarazarse de las cosas que le afectan pero hacen el intento. Las personas saben que detrás de una pluma o un micrófono mediático hay un poderoso aparato burocrático encargado de proteger los intereses de unos pocos. Su supuesto servicio a la ciudadanía es el servicio a la casta protectora o a su egoísmo personal. Las oligarquías ideológicas controladoras de las mentes son las regentes del mundo moderno. El mundo de hoy es tan bipolar como lo ha sido desde la primera división social del trabajo cuando surgió el Estado y se estableció la línea divisoria en la sociedad. El Estado fuerte y poderoso por un lado y el individuo desvalido y exánime por el otro. Nunca se puede olvidar que nos encontramos ante un Estado arropado ideológicamente y un individuo desprovisto de todo hasta del derecho de existir aun cuando haya ciento de volúmenes escritos sobre el derecho a la vida. En resumidas palabras entre el dolo y el encanto vivimos y se nos hace la vida diariamente…

 

 


Editoriales  + 
Opinion  + 
Colaboraciones  + 
Entrevistas  + 
Foros
Hemeroteca
Enlaces

Cuba Matinal - Spain, C. Alcala 99, 28009 Madrid, España. Tel: + 34 639 43 15 89
repliche orologi © Copyright 2006. All Rights Reserved. Contacto: cubamatinal@cubamatinal.com