cubamatinal.com| |
Cuba y su Realidad Social 28-04-2017

Portada
Noticias
Deportes
Breves
Video Blog
Cuba-Org.
Politicas
Reportajes
Actividades
Colaboraciones
Buscador
Cartas
Suscribase
   Enviar por Email
Las puertas del cementerio
03-01-2009, Jorge Olivera Castillo

Cubamatinal/ La originalidad del régimen es incuestionable. Ha teñido la historia con sangre de todas las edades. Puso en la vitrina el orgullo nacional, una independencia con maquillaje y ropas alquiladas para sacarle al mundo una mueca de asombro, y vendió la igualdad social como la pieza más auténtica que ojos humanos vieron.

Todo ha sido parte de una tragicomedia donde payasos y verdugos alternan los papeles después de enterrar la ética y darle a la moralidad dos patadas.

El miedo tiene voz de mando y licencia para entrar a cualquier hora en la vida de cada cubano. Por eso se ajusta la personalidad a la medida de las circunstancias. El que es ladrón por la mañana, puede asumir con presteza la responsabilidad de participar en un acto patriótico en la tarde y luego ponerse a repasar las interpretaciones del día siguiente.

Ese es el país que el poder mantiene bajo doble cerradura de acero. Detrás de esas puertas hay dolor y desesperanza. Basta poner la vista en Yulei Parra para convencernos de que vivimos muy cerca de la muerte. Su silencio es suficiente, su cara el testimonio de la inocencia. Sólo existe gracias a una fotografía en blanco y negro que observo con detenimiento. Murió en 2006 a los 23 años, tratando de escapar de la Isla.

Las lágrimas de Carmen López queman. Llora al enterarse de que su hijo es otro cadáver de la tumba que se extiende desde la costa norte de Cuba hasta los cayos de Florida. El mar se tragó a Jorge en el año 2000.

Más abajo Carlos Costa muestra las huellas de la alegría. Ríe. Un misil lo hizo polvo en pleno vuelo, en 1996, disparado por aviones de combates de la fuerza aérea cubana. Era miembro de la organización Hermanos al Rescate con base en Miami que se dedicaba a detectar balseros en el mar con el fin de salvarlos.

No puedo sostener la mirada delante de la instantánea de Wendy Mustelier. Me enseña un cartel de uno de los 10 niños ahogados en 1994, tras ser embestida la embarcación en que viajaban rumbo a Estados Unidos.

El Nuevo Herald, editado en Miami, me ofrece un viaje por esas zonas del pavor en que Cuba ocupa un vasto territorio. La guía turística es la doctora María C. Werlau, quien junto a un grupo de investigadores viene documentando el santo y seña de las víctimas del régimen cubano.

De acuerdo al estudio, el saldo de muertes a causa de la dictadura a punto de cumplir cincuenta años, asciende a más de 8 mil 200 personas. De éstos 5 mil 732 fusilamientos, asesinatos y desapariciones, 515 muertes en prisión por negligencia médica, suicidio y accidentes. En cuanto a los decesos motivados por intentos de fuga, hay documentados mil 104, pero cálculos conservadores insisten que el número de fallecidos, en pudiera superar los 77 mil.

La valoración no es absoluta, sin embargo, lo que predomina en la arena internacional respecto a la tiranía tiene más en común con la complicidad y la indiferencia que con un espíritu de implicación activa en pos de ayudar a detener el abuso flagrante y la brutalidad.

Muchos de los que así han actuado y actúan, alegan las inexplicables muestras de pasividad del pueblo cubano. Otros prefieren exaltar el país que el poder ha creado como cortina de humo. El socialismo es capaz de llenar buena parte de la geografía del Tercer Mundo de médicos y alfabetizadores. E incluso despojarse de otros valiosos recursos, tanto humano como materiales para dejar constancia de una tangible filantropía.

Algo que el equipo de investigadores nunca podrá reflejar son las enormes cuotas de sufrimiento durante este período, abierto a nuevos casos muertes.

Corremos el riesgo de engrosar las listas que conforma la doctora Werlau. Por desgracia, todavía el telón del teatro está suspendido, las luces y la ambientación listas, los actores en sus tradicionales posiciones. La tragedia continúa.


 


Editoriales  + 
Opinion  + 
Colaboraciones  + 
Entrevistas  + 
Foros
Hemeroteca
Enlaces

Cuba Matinal - Spain, C. Alcala 99, 28009 Madrid, España. Tel: + 34 639 43 15 89
repliche orologi © Copyright 2006. All Rights Reserved. Contacto: cubamatinal@cubamatinal.com