cubamatinal.com| |
Cuba y su Realidad Social 27-05-2017

Portada
Noticias
Deportes
Breves
Video Blog
Cuba-Org.
Politicas
Reportajes
Actividades
Colaboraciones
Buscador
Cartas
Suscribase
   Enviar por Email
Oscuros animales apolíticos
01-12-2008, Luís Cino

Cubamatinal/ Sospecho que el escritor cubano Pedro Pérez Sarduy hubiera podido vivir a gusto en un bantustán sudafricano en tiempos del apartheid. Su condición de negro cubano hubiera hecho que la política fuera indiferente para él. En todo caso, si dada su condición de intelectual hubiera sentido alguna molestia, se hubiera ido con viento fresco a Londres a escribir sus libros. Fue justamente lo que hizo cuando se largó de Cuba.

Pérez Sarduy, invitado a Miami por el Centro de Investigaciones Cubanas de la Universidad Internacional de Florida, declaró a la prensa que a los negros en Cuba “no les interesa la política, sino el desarrollo de profesiones y carreras mejor consideradas”. Lo dijo así. Tan axiomático como la afición por el café de los negros de Mamá Inés.
De ser cierta la tesis del escritor, podemos olvidarnos de ver un día un presidente negro en Cuba. Los pocos negros que hay en el gobierno vencen su repugnancia por la política y se sacrifican por la revolución y el socialismo.

Los negros cubanos que no consigan llegar a “profesiones y carreras mejor consideradas”, deben seguir confinados al deporte, la música y a entretener turistas en sus solares tan pintorescos. Bien lejos de los hoteles.

A Pedro Pérez Sarduy no le molesta el polvo bajo la cama. El Tally Man Banana verde olivo sabe lo que hace con la escoba. Si el Gran Padre Blanco de luengas barbas dijo que se acabó el racismo, para todo buen Tío Tom, acabado está.

Desde el neblinoso Londres, Pérez Sarduy no halla señales de racismo en Cuba. Sólo la foto de una cruz ardiente del KKK que apareció recientemente en un periódico cubano. La foto, tomada de noche en un bosque de Mississippi o Alabama, era de hace casi 60 años. Calzaba un artículo que hablaba del aumento del racismo en Estados Unidos luego de la elección de Barack Obama.

A fuerza de lejanía, Pérez Sarduy prefiere olvidar la suerte (o falta de ella) de los oscuros animales apolíticos de las cuarterías de Centro Habana, Coco Solo, Agüica y el Combinado del Este. Apuesto que es de los negros finos que han decidido no tocar más rumba…

Tal vez por eso no sabe que a muchísimos negros cubanos les interesa la política. Y bastante. No voy a hablar de Juan Almeida o los dos Esteban, Lazo y Morales. Tampoco del doctor Oscar Elías Biscet (evidentemente a Pérez Sarduy no le interesan los negros presos). Me refiero a Guillermo Fariñas, Manuel Cuesta Morúa, Carlos Menéndez, Leonardo Calvo Cárdenas, Jorge Luis García “Antúnez”, Carlos Vélez, Dimas Castellanos, etc.

Hubo un intelectual negro, marxista, llamado Walterio Carbonell que escribió el libro “Como surgió la cultura nacional”. Era 1961 y Carbonell no quedó conforme con el plumazo que “erradicó” el racismo. Tenía mucho que decir acerca del papel de su gente y pensó que era el momento de hablar claro. Estuvo preso, lo condenaron a trabajo forzado y a décadas de ostracismo. Un salón de la Biblioteca Nacional fue la Siberia donde terminó sus días. Ahora dicen que estaba loco.

Siempre que oigo que en Cuba se acabó el racismo, hago esta triste historia. En este caso, no sé por qué la hago. A fin de cuentas, Pedro Pérez Sarduy la conoce mejor que yo.


 


Editoriales  + 
Opinion  + 
Colaboraciones  + 
Entrevistas  + 
Foros
Hemeroteca
Enlaces

Cuba Matinal - Spain, C. Alcala 99, 28009 Madrid, España. Tel: + 34 639 43 15 89
repliche orologi © Copyright 2006. All Rights Reserved. Contacto: cubamatinal@cubamatinal.com