cubamatinal.com| |
Cuba y su Realidad Social 28-04-2017

Portada
Noticias
Deportes
Breves
Video Blog
Cuba-Org.
Politicas
Reportajes
Actividades
Colaboraciones
Buscador
Cartas
Suscribase
   Enviar por Email
La supuesta abogada
26-11-2008, Pablo Docimo

Cubamatinal/Cristina Fernández de Kirchner dice ser abogada, pero en realidad, nadie lo puede afirmar a ciencia cierta.

El periodista y Director Ejecutivo del periódico digital Tribuna de Periodistas, Christian Sanz, junto al Dr. Fabián Bergenfeld, han denunciado a la actual presidente por el delito de usurpación de título. Dicho “delito” podría ser, a los efectos de ejercer el cargo de Primer Mandatario, interpretado como una falta de ética y moral, y ser "condenado" por la sociedad, como lo fue el caso del activista liberal Juan Carlos Blumberg con su supuesto título de ingeniero.

En la denuncia presentada por Sanz, se expresa textualmente: “...V.S. resulta competente para entender en la presente acción, en virtud de que los hechos que se describirán han sido materializados fundamentalmente en ocasión de asumir la Sra. Fernández de Kirchner su banca en el Senado Nacional, momento a partir del cual difundió a través del “currículum” allí presentado y de sus propias expresiones su supuesto título de abogada, lo cual le facilitó la aprobación de sus proyectos de ley, destinados a introducir modificaciones en el funcionamiento de la Justicia desde la presidencia de la “Comisión de Asuntos Constitucionales” de la Cámara Alta, cargo desde el cual dirigió también la instancia condenatoria de los Juicios Políticos promovidos contra Ministros de la Corte Suprema de Justicia de la Nación...” “...A la luz de todo lo expuesto, y de la inminencia de las elecciones presidenciales del 28 de octubre de 2007, se hace imprescindible aclarar la existencia o no del título de abogada de Cristina Fernández de Kirchner, lo cual hace a las cualidades sustanciales de su persona.

Es muy llamativo que los grandes medios no hayan difundido esta denuncia, y que solo, de manera muy superficial y como por obligación, en la entrevista que Cristina Fernández le cediera a los periodistas Oscar González Oro y Beto Casella, en época de campaña electoral, se haya tocado el tema muy fugazmente.

Lógicamente, la entonces candidata presidencial respondió que se trataba de una “campaña sucia”, latiguillo harto conocido en el mundo político-periodístico cuando un funcionario se queda sin palabras para defender una postura determinada.
Veamos, entonces, algunos detalles que hacen dudar de la legitimidad del título de abogada de Cristina Fernández:

Persisten dudas sobre la enmendada “ficha de entrega” de titulo presentada por la Universidad Nacional de La Plata.
Siguen sin aparecer personas que recuerden que haya cursado estudios desde 1976 hasta 1979 en esa misma casa de estudios.
No se ha encontrado, asimismo, algún documento que haya sido firmado por la “Dra. Cristina Fernández” en estos casi treinta años como “abogada”. Menos aún, alguno que mencione su eventual matrícula profesional.
Permanecen en pie las contradicciones en las que ha incurrido al hablar de sus años de estudiante en La Plata y en su propio sitio oficial de Internet se omite decir si se recibió finalmente y, en tal caso, en qué año lo hizo.
Dependiendo el interlocutor con quien hable, gusta decir que inició sus estudios en 1972 o 1974 indistintamente. Por caso, mientras su página de Internet asegura que inició sus estudios en 1974, la propia universidad de La Plata jura -a través de la cuestionada ficha de entrega de título- que lo hizo en 1972.
Pero en realidad, lo más llamativo de este caso, y que hace dudar de la legitimidad del título de abogada de Cristina Fernández, es que jamás se haya presentado el certificado analítico de estudios, dato este más que sugestivo, ya que el juez que entiende en la causa, Norberto Oyarbide, debería haber pedido este documento, o podría haber enviado a cualquier empleado a su cargo a mostrar su certificado analítico a los medios. Eso hubiera sido más que suficiente y simplemente se cerraba el caso. En cambio, el juez aceptó un certificado – una “ficha de entrega de título”, además enmendada- emitido por el Rector de la Universidad.
Otro dato llamativo es que si efectivamente Cristina Fernández es abogada, debería haber querellado o efectuar una contra demanda tanto a Sanz como al Dr. Bergenfeld, sin embargo esto no ocurre.
En definitiva, la Sra. Fernández aún no ha demostrado que es abogada, cosa que debería hacer ya que evidentemente, estas son cuestiones muy importantes para los K, no olvidemos que ha sido su propio círculo el que ha arengado públicamente por “usurpación de título” a Juan Carlos Blumberg, Jorge Telerman y el gobernador Das Neves.

En efecto; cualquier ciudadano puede aspirar a la Primera Magistratura sin ostentar título profesional. Pero si afirma poseerlo, pasa a formar parte esencial de sus antecedentes y de su presentación ante la sociedad, con más razón aún cuando su supuesta profesión le ha facilitado el acceso, ni más ni menos, que a la Presidencia de la Comisión de Asuntos Constitucionales del Senado...”


 


Editoriales  + 
Opinion  + 
Colaboraciones  + 
Entrevistas  + 
Foros
Hemeroteca
Enlaces

Cuba Matinal - Spain, C. Alcala 99, 28009 Madrid, España. Tel: + 34 639 43 15 89
repliche orologi © Copyright 2006. All Rights Reserved. Contacto: cubamatinal@cubamatinal.com