cubamatinal.com| |
Cuba y su Realidad Social 28-03-2017

Portada
Noticias
Deportes
Breves
Video Blog
Cuba-Org.
Politicas
Reportajes
Actividades
Colaboraciones
Buscador
Cartas
Suscribase
   Enviar por Email
Cuba: ¿Bloqueo o embargo?
02-11-2006, Miguel Leal Cruz

En este pasado año de huracanes con graves daños materiales y perjuicios económicos para la mayor de las Antillas, el controvertido embargo, que con altas y bajas perdura desde 1960, se hace aún más polémico políticamente.

El mandatario cubano Fidel Castro no asistió a la Cumbre Iberoamericana de Salamanca, a pesar de la garantía de total normalidad jurídica a su persona ofertada por la vicepresidencia del Gobierno español. No obstante, el Secretario de Estado, Fernando Moraleda, dijo que la confirmación de asistencia de los presidentes invitados “correspondía en última instancia con sus propias decisiones y agendas en sus respectivos países…” tratando de justificar de esta forma su polémica ausencia.

Se considera que la misma obedeció, tal vez, a la reciente sentencia del Tribunal Constitucional, al consagrarse el principio de jurisdicción universal de la justicia española que permite aplicar, entre otros, al régimen cubano y a sus responsables la referida doctrina constitucional al existir víctimas o perjudicados españoles en distintos momentos del proceso revolucionario castrista.

A todo esto se suma la demanda presentada en tribunales españoles por la Unión Liberal Cubana y la Asociación de Cuba en Transición que apoyan los disidentes cubanos Carlos Alberto Montaner y Antonio Guedes, respectivamente, basada en delitos de genocidio y de lesa humanidad contra el propio Fidel y responsables destacados.

Es aquí donde surge la controversia, toda vez que siempre prima la inmunidad de “cualquier” jefe de Estado en activo versus la aplicación de leyes internacionales sobre su seguridad personal. Distinto sería si Castro dejara el poder o fuera derrocado por alguna circunstancia. Ya se cuida él muy bien que esto no ocurra al conocer de forma clara que será enjuiciado, tanto en Cuba como en determinados países democráticos. Augusto Pinochet es un buen ejemplo que tendrá “in mente” el dictador que más tiempo ha mantenido el poder de cuantos han existido en la historia conocida.

¡Elemental, querido Watson! Si bien en las conclusiones de la Cumbre, Fidel Castro obtuvo otra victoria moral referida a la política económica, comercial y financiera que los Estados Unidos ha impuesto a Cuba prácticamente desde el año 1959. Quedó claro que más que bloqueo es un embargo, a pesar de semejanzas semánticas, el aplicado por el “Tío Sam” desde el mandato de Eisenhower.

Ya se ha dicho que este presidente auspició la caída de Batista, desde la sombra, a raíz de la entrevista personal llevada a cabo a Fidel Castro por el polémico periodista de talante progresista Herbert Mattews en su propio santuario (Sierra Maestra), ampliamente difundida por el New York Times y Paris Match. La falta de apoyo al régimen cubano aglutinó fuerte movimiento en torno al líder revolucionario que logra el triunfo en enero de 1959. Tras momentos de incertidumbre, unido a la falta de táctica de los dirigentes norteamericanos (o por estrategia prefijada por Castro en un peligroso momento de la “guerra fría”), el nuevo régimen, no comunista en principio, reorienta hacia países del Este enemigos directos de Estados Unidos. Dará lugar a una peligrosa confrontación y a la “estatalización” de propiedades norteamericanas (entre otras también españolas) en la Isla y al decreto de embargo (definido claramente como tal por primera vez en Salamanca) y que aún perdura por causas claramente implícitas en derecho nacional e internacional (recuperación de bienes ilegalmente incautados durante el proceso revolucionario, no consolidado democráticamente) . Cualquier tribunal a posteriori fijará sentencias favorables a los titulares registrales.

Es por tanto ajustado a derecho, con los matices que se quieran, el embargo que Norteamérica impone sobre la economía cubana, como también lamentables son las penurias que sufre la población civil cubana por tal medida, cuya conducta pacífica recuerda a la de otros pueblos sumisos con su sino.

De todas formas ¿Quién es realmente el causante de que la situación perdure?

Castro desechó una transición política “tipo Gorvachov” en 1990, tal vez por temor a perder su integridad física o jurídica a sabiendas que sería enjuiciado más pronto que tarde.

Esto lo conocen muchos cubanos, pero también la cúpula que se aferra al poder como única tabla de salvación, por ahora. Es el acto macabro final de todos los regímenes dictatoriales.

*Licenciado en CC. De la Información (Periodismo)


Editoriales  + 
Opinion  + 
Colaboraciones  + 
Entrevistas  + 
Foros
Hemeroteca
Enlaces

Cuba Matinal - Spain, C. Alcala 99, 28009 Madrid, España. Tel: + 34 639 43 15 89
repliche orologi © Copyright 2006. All Rights Reserved. Contacto: cubamatinal@cubamatinal.com