cubamatinal.com| |
Cuba y su Realidad Social 30-03-2017

Portada
Noticias
Deportes
Breves
Video Blog
Cuba-Org.
Politicas
Reportajes
Actividades
Colaboraciones
Buscador
Cartas
Suscribase
   Enviar por Email
No hay peor ciego que el que no quiere ver
10-10-2008, Miriam Leiva

Cubamatinal/ Cuba es indudablemente el mejor de los países posibles. Dirigentes y prensa critican todo lo que ocurre en el mundo y emiten sentencias sobre cómo dirigir, organizar y administrar. Tal parece que aquí todo marcha a la perfección, de manera que de haber seguido sus sabias orientaciones, no existirían los graves problemas que aquejan a la humanidad hoy, y que no pueden incidir negativamente en este archipiélago suspendido en el tiempo y el espacio.

El canto de sirenas zumba en los oídos de los cubanos, que apagan televisores y radios, y no leen los periódicos. Transcurrieron meses de credulidad por las promesas del nuevo Presidente, se apagaron las esperanzas y, para colmo, llegaron dos destructores huracanes. La realidad cotidiana es cada día más dura, sobre todo en los lugares más devastados. Los reportajes en la televisión muestran la recuperación de los destrozos que nunca fueron mostrados en toda su dimensión, menciones de adelantos en los arreglos para restituir la electricidad aún ausente en muchos pueblos, y personas entusiastas que dicen confiar en que la revolución le restituirá lo perdido. Algunos crédulos reales, quizás, pero fundamentalmente gente que ante las cámaras no encuentran otra opción o tienen la esperanza de ser recompensados por repetir los bocadillos aprendidos.

Pero los cubanos no conocen realmente lo que sufren otros cubanos debido a la información manipulada y por las dificultades para viajar de un lugar a otro. No se trata sólo de las viviendas dañadas o totalmente destruidas y las pobres pertenencias perdidas, sino de la vital alimentación que es aún más escasa y hasta la forma para cocinarla y preservarla. Sin dinero o con muy poco, sin posibilidades de hacer, vender o comprar porque aumentan las prohibiciones, que siempre han sido infinitas. Con las amenazas de los ciudadanos o turbas, llamadas Brigadas de Respuesta Rápida, estimulados por el gobierno para impedir el más mínimo asomo de protesta, no sólo dispuestos a acusar de contrarrevolucionarios y mercenarios, sino con la posibilidad de usar palos, piedras y otros objetos. Se iguala a las personas sin escrúpulos que robaron las viviendas, tiendas y almacenes durante los ciclones, con los ciudadanos que se expresan llevados a la desesperación por tantas calamidades.

Este país modélico, que analiza y critica la crisis financiera internacional, parece no tener autoridades conscientes de que sus efectos se sienten en todo el mundo, y que Cuba, sometida a la crisis económica, política y social llamada Período Especial desde hace 20 años, destruida por el autoritarismo y por las fuerzas de la naturaleza la sentirá con terrible crudeza.

Triste destino de un pueblo al que se ha machacado durante decenios que es más soberano e independiente que ningún otro. ¿Acaso lo era respecto a la Unión Soviética? ¿Lo es hoy de Venezuela? Aquella desapareció con todo su bloque y llegó la debacle económica a Cuba; la bolivariana puede sufrir varias crisis, la mundial por la caída del precio del petróleo y la interna del populismo chavista. Duele decir que tanto orgullo proclamado esconda en realidad parasitismo, que poder absoluto en el archipiélago signifique dependencia total. ¿Qué exportará La Habana? Níquel con precios a la baja.

Pero no hace falta ayuda humanitaria para enfrentar la catástrofe ocasionada por los huracanes, dice el gobierno. En el archipiélago cubano la gente soporta hasta lo infinito, y si no que venga la represión. Realmente es injusto y absurdo que los dirigentes cubanos piensen de esa forma. La responsabilidad y el compromiso ante el pueblo son tan enormes que la sensatez y la razón tienen que imponerse.


 


Editoriales  + 
Opinion  + 
Colaboraciones  + 
Entrevistas  + 
Foros
Hemeroteca
Enlaces

Cuba Matinal - Spain, C. Alcala 99, 28009 Madrid, España. Tel: + 34 639 43 15 89
repliche orologi © Copyright 2006. All Rights Reserved. Contacto: cubamatinal@cubamatinal.com