cubamatinal.com| |
Cuba y su Realidad Social 28-05-2017

Portada
Noticias
Deportes
Breves
Video Blog
Cuba-Org.
Politicas
Reportajes
Actividades
Colaboraciones
Buscador
Cartas
Suscribase
   Enviar por Email
Sobre la expoliación de Monguito
01-10-2008, Tornés Aguililla, Luis

Cubamatinal/Amigos;

Mi suegra, una francesa gálica de pura cepa que hoy tiene 89 años, me cuenta cada año para Navidad que durante la segunda guerra mundial, despuntando la primavera de 1944, siempre pasaban por encima de su aldea verdaderos enjambres de bombarderos aliados rumbo a Alemania a "meterle caña a Hitler" y una madrugada durante el paso de un enjambre, la aldea se estremeció y los perros ladraron a causa de una terrible explosión que les llamó la atención pero sin que nadie se levantara a ver qué pasaba pues ya a esas alturas de la guerra, en Francia todo el mundo estaba curado de espanto.

Cuando amaneció, la madre de mi suegra la había mandado a pie a un encargo doméstico a la aldea vecina (en aquella época no habían guaguas, ni autos, ni nada en este país; era un poco menos que Cuba hoy) y mi suegra, quien para entonces era joven, no había hecho más que salir del pueblo por un trillo de cabras cuando tres militares que parecían extraterrestres la rodearon a punta de pistola.

Dice mi suegra que enseguida comprendió que eran pilotos americanos por los uniformes de vuelo y porque todos parecían gigantes y uno de ellos era más negro que la noche. El B-29 de ellos cargadito de bombas se había hecho polvo contra el suelo como a 15km de la casa de mi suegra después de graves problemas técnicos.

Los tipos se pusieron de suerte porque en vez de chivatearlos, mi suegra los escondió en el bosque durante tres meses habiendo una base aérea de la Luftwaffe en las cercanías y cuando al fin ella solita logró entrar en contacto con la resistencia francesa, ya los aliados habían desembarcado en Normandía y a la luz del desparpajo que se armó entonces en el mando alemán, dos noches seguidas vinieron dos Lysander desde Inglaterra a buscar a los pilotos americanos que habían tenido que tirarse en pleno territorio enemigo. (Ella no supo de la ex filtración hasta que los pilotos de regreso a USA le contaron por cartas esa parte de la aventura).

Hoy día, ya los tres pilotos murieron en USA pero durante los años 70 y hasta principio de los 80 mandaban cartas y regalos a mi suegra en agradecimiento por no haberlos chivateado y por haberlos escondido de los malos y de los buenos por conocer.

Uno de ellos, el negro, regreso un día a Francia a ver a la que lo había salvado y dice mi suegra que aquel prieto que medía como 7 pies lloraba como un niño de emoción.
Les cuento lo anterior pensando también en ese Monguito de Jaimanitas y en tantos otros cubanos que hoy están solos y derrumbados en medio de la jauría.

Fraternal saludo.

Luis.


Editoriales  + 
Opinion  + 
Colaboraciones  + 
Entrevistas  + 
Foros
Hemeroteca
Enlaces

Cuba Matinal - Spain, C. Alcala 99, 28009 Madrid, España. Tel: + 34 639 43 15 89
repliche orologi © Copyright 2006. All Rights Reserved. Contacto: cubamatinal@cubamatinal.com