cubamatinal.com| |
Cuba y su Realidad Social 29-04-2017

Portada
Noticias
Deportes
Breves
Video Blog
Cuba-Org.
Politicas
Reportajes
Actividades
Colaboraciones
Buscador
Cartas
Suscribase
   Enviar por Email
Genocidas unidos
28-09-2008, Rafael Bardají

Cubamatinal/ Ahmadineyad, el actual presidente iraní, se aprovecha de un foro como la ONU para gozar de total impunidad y anunciar así al mundo que ansía el exterminio del pueblo de Israel. Que no es sino, entre otras lindezas, lo que dijo el pasado martes en la sede de las Naciones Unidas. Para más colmo, Mahmud Ahmadineyad, es reincidente, pues se ha acostumbrado a lanzar sus amenazas contra Israel sin que nadie se atreva a rechistarle.

Genocida es, según el diccionario, aquel que acomete el exterminio de un pueblo por razones de raza o religión. La ONU y otras instancias internacionales lo consideran un crimen contra la humanidad que debe ser punido con la más severa de las penas posibles. En Europa, sin ir más lejos, hemos creado un tribunal internacional para perseguir y castigar a los responsables de las horribles matanzas de los Balcanes.

Pero la humanidad haría muy mal si tuviera que esperar a que el genocida hubiera satisfechos sus objetivos para actuar contra él (o ella). Si la apología del terror también es un delito y debe ser penada, a la apología del genocidio le sucede lo mismo. Así se contempla en la Convención internacional contra el genocidio, de la que España es signataria.

Ahmadineyad, el actual presidente iraní, se aprovecha de un foro como la ONU para gozar de total impunidad y anunciar así al mundo que ansía el exterminio del pueblo de Israel. Que no es sino, entre otras lindezas, lo que dijo el pasado martes en la sede de las Naciones Unidas. Para más colmo, Mahmud Ahmadineyad, es reincidente, pues se ha acostumbrado a lanzar sus amenazas contra Israel sin que nadie se atreva a rechistarle.

Cuando el foro que para muchos debía servir de gobierno mundial se convierte en una parodia de mal gusto (como aquella comisión de desarme presidida por Saddam Hussein, o el comité de derechos humanos por Libia) o en un circo político (Chávez oliendo a azufre, rastro inequívoco del «diablo» Bush), poca confianza puede inspirar como Organización. Pero cuando se olvida de sus propias convenciones y permite que su estrado se utilice para alentar actos de genocidio, se está desacreditando como una institución cuyo fin es el respeto de la dignidad humana y la paz mundial.

Ahmadineyad no debe gozar de impunidad diplomática alguna. Tiene que ser responsable de sus palabras y actos. Debe ser encausado por incitación al genocidio. Si no, la propia ONU será cómplice de sus crímenes.


* Rafael L. Bardají, español, es licenciado en Ciencias Políticas y Sociología por la Universidad Complutense de Madrid. Cursó estudios de especialización de seguridad y defensa en Inglaterra y EE UU. Fue subdirector de Investigación y Análisis del Real Instituto Elcano y fundador del Grupo de Estudios Estratégicos (GEES). Entre 1996 y 2000 fue asesor ejecutivo de los ministros de Defensa españoles Eduardo Serra y Federico Trillo. Es miembro del Instituto Internacional de Estudios Estratégicos (IISS) de Londres, del Consejo Internacional del Institute for Foreign Policy Analysis (IFPA) de Massachussets, del Comité Internacional de la Fondation pour la Recherche Stratégique de París y del Conseil Economique de la Défense, dependiente del Ministerio de Defensa francés. Ha publicado diversas obras sobre política exterior y defensa, temas en los cuales fue uno de los principales asesores del presidente del gobierno José María Aznar. Es Director de Política Internacional de la Fundación FAES.
Publicado en Diario de América. bardaji@diariodeamerica.com


 


Editoriales  + 
Opinion  + 
Colaboraciones  + 
Entrevistas  + 
Foros
Hemeroteca
Enlaces

Cuba Matinal - Spain, C. Alcala 99, 28009 Madrid, España. Tel: + 34 639 43 15 89
repliche orologi © Copyright 2006. All Rights Reserved. Contacto: cubamatinal@cubamatinal.com