cubamatinal.com| |
Cuba y su Realidad Social 29-04-2017

Portada
Noticias
Deportes
Breves
Video Blog
Cuba-Org.
Politicas
Reportajes
Actividades
Colaboraciones
Buscador
Cartas
Suscribase
   Enviar por Email
Corrupción, entramado y subsistencia
22-10-2006, Reinaldo Cosano Alén

Un Argos gigante de muchos ojos penetrantes vigila a los trabajadores cubanos contra la corrupción y otras formas ilícitas tomadas por norma para completar el menguado salario que les asigna el Estado.

El Argos vigilante toma cuerpo en la Central de Trabajadores de Cuba (CTC) como parte de su reciente XIX Congreso. Se habla de estrechar la vigilancia contra el delito, crear una cultura del trabajo contra tantas deficiencias en el ámbito laboral, y aplicar medidas más efectivas contra la corrupción. Gigantesca tarea, no de uno, sino de varios Argos, dentro de un panorama prácticamente inabarcable.

Delitos económicos que trascienden los límites de la sociedad, ligados a la falta de productividad y de interés por el trabajo, directamente entroncados con el régimen de economía cerrada que rige al país, la circulación de dos tipos de monedas; una de ellas actúa como divisa, sólo de uso interno, con un valor veinticuatro veces superior a la moneda común, lo que trae aparejadas serias diferencias sociales. El peso convertible es el abracadabra para la adquisición de bienes de consumo y servicios.

El derrumbe del campo socialista, encabezado por la Unión Soviética, aumentó la corrupción y otros delitos económicos. Es por eso, el planteamiento del Congreso de la CTC de rescatar la cultura del trabajo. En la lucha contra la corrupción el gobierno ha puesto a la CTC a abrir la brecha, y convertir a cada trabajador en un vigilante de los intereses patronales estatales, aunque el régimen los define como intereses de la clase obrera y del pueblo.

No hay que olvidar que el tema tratado profusamente en el evento no es nuevo. Antes, el Gobierno sorprendió con el empleo de trabajadores sociales, que continúan activos, como interventores de expendios de combustible en todo el país, y amplió el radio de acción a otros centros laborales, especialmente a los recaudadores de divisa, particularmente en los hoteles.

Los trabajadores sociales fueron concebidos para atajar conductas delictivas en los barrios. Son ahora fiscales en los centros de trabajo, una especie de guardia roja.

Las remesas de dinero desde el exterior constituyen un punto flaco en el interés de la CTC y del gobierno por erradicar la apatía laboral y fomentar la cultura del trabajo y el consecuente aumento de la producción y la productividad. Los salarios no alcanzan frente a la indetenible carestía de la vida, lo que trae consigo la "desmotivación" laboral.

Gran parte de los alimentos, calzado, vestido, son obtenidos no a través del esfuerzo laboral, sino por la vía conocida como "desvío de recursos": hurto y robo que van a parar al mercado negro. En la lucha cotidiana por la subsistencia, la gran paradoja es que mientras más se quiere cerrar el mercado con estrictos controles y represión, más aumentan los actos de corrupción y otros delitos económicos.

No hay dudas de que a Argos la CTC le ha impuesto una tarea titánica, muy difícil de cumplir.


Editoriales  + 
Opinion  + 
Colaboraciones  + 
Entrevistas  + 
Foros
Hemeroteca
Enlaces

Cuba Matinal - Spain, C. Alcala 99, 28009 Madrid, España. Tel: + 34 639 43 15 89
repliche orologi © Copyright 2006. All Rights Reserved. Contacto: cubamatinal@cubamatinal.com