cubamatinal.com| |
Cuba y su Realidad Social 30-03-2017

Portada
Noticias
Deportes
Breves
Video Blog
Cuba-Org.
Politicas
Reportajes
Actividades
Colaboraciones
Buscador
Cartas
Suscribase
   Enviar por Email
A dónde van las ayudas
17-09-2008, Pesant, Aleaga

Cubamatinal/ Randy Alonso acaba de mudarse con su nueva pareja sentimental para el piso 12 del ala B, del edificio del Consejo de Estado de 1ra. y B, en el barrio habanero del Vedado.

Randy dejó su anterior apartamento en el recién construido y céntrico edificio de 23 y E, en el mismo barrio, a su querida esposa y al pequeño hijo. Como en ambas edificaciones viven altos personeros del gobierno, ambas tienen guardia en las puertas de acceso, algo infrecuente en los multifamiliares cubanos.

El presentador de Mesa Redonda, programa de la Televisión Cubana, sabe respetar lo que no es suyo. Por eso no ocupó el nivel 13, cuartel general de Antonio Castro Soto del Valle, ni el 11, donde comanda su compinche Carlos Valenciaga.

La adjudicación corrupta de viviendas es parte lamentable del entramado del gobierno y el Partido Comunista de Cuba. El asunto se vuelve insoportable cuando más de medio millón de cubanos perdieron sus hogares tras el azote de los huracanes Gustav e Ike, y se sabe que estos apartamentos adjudicados son pagados con los fondos del erario público.

Diplomáticos europeos recuerdan por estos días que luego del paso del huracán Denis, en el año 2005, grupos solidarios alemanes enviaron dinero y materiales para construir 3 mil casas para los afectados, en la zona de Niquero y Pilón, en la provincia Granma. Las organizaciones teutonas descubrieron más tarde que el destino de sus ayudas fue reservado para levantar viviendas a líderes comunistas de la provincia y la región oriental.

Visitar Pinar del Río, luego del huracán Gustav, y las provincias orientales después de Ike, nos permite observar como el actual gobierno rompió los puentes de la sociedad civil, encargada de recibir, distribuir y administrar equilibradamente ayudas cuando se presentan estas catástrofes.

El “embudo de la ayuda”, como diseño totalitario, obliga a las personas y organizaciones de buena fe a entregar los socorros a un gobierno que las administrará de manera ineficiente, aumentará el clientelismo político y permitirá desarrollar mezquinas campañas de comunicación, donde los damnificados darán gracias a Raúl Castro y a la revolución, por entregarles un par de tejas de fibrocemento, luego que el huracán de turno le haya derribado su choza de medio siglo.

Es público y notorio que las ayudas irán a la reserva militar, a la personal del presidente, o a las bases sociales del Partido, mientras que la población padecerá la indiferencia y la exclusión de las autoridades.

Parece no estar claro para los que piden al gobierno norteamericano desechar el envío de una comisión de evaluación, que parte importante de la ayudas por llegar al país, sin mecanismos de control y observación, dará nuevas casas y poder a los Randy, a costa de la miseria de los Liborio.


 


Editoriales  + 
Opinion  + 
Colaboraciones  + 
Entrevistas  + 
Foros
Hemeroteca
Enlaces

Cuba Matinal - Spain, C. Alcala 99, 28009 Madrid, España. Tel: + 34 639 43 15 89
repliche orologi © Copyright 2006. All Rights Reserved. Contacto: cubamatinal@cubamatinal.com