cubamatinal.com| |
Cuba y su Realidad Social 29-03-2017

Portada
Noticias
Deportes
Breves
Video Blog
Cuba-Org.
Politicas
Reportajes
Actividades
Colaboraciones
Buscador
Cartas
Suscribase
   Enviar por Email
Juego de roles: ausente el caballero blanco
22-10-2006, Lucas Garve

La dinámica de los grupos define los roles a ocupar por cada quien. La distribución del papel de cada cual obedece a condiciones externas e internas que operan al surgir y desarrollarse las figuras actuantes en tiempo y espacio. Entonces, para comprender mejor los despliegues de fuerza y los desplazamientos de posiciones que tienen lugar entre los grupos en un campo determinado, es imprescindible prestar atención a ciertas acciones y toma de posiciones que parecen casuales y no lo son de ningún modo.

A todo lo anterior tuve que echarle mano para tratar de comprender la reacción abierta de unos y encubierta de otros ante el anuncio del inicio de un denominado Congreso de Bibliotecas Independientes que la Asamblea Para Promover la Sociedad Civil en Cuba se propuso realizar a partir del 10 de octubre. En realidad, se trata de reuniones a nivel de bibliotecas afiliadas a esa organización.

De inmediato, apareció en la página de Internet CUBA NUESTRA, una entrevista de Beatriz del Carmen Pedroso León a Gisela Delgado Sablón (ambas miembros de las Damas de Blanco), quien encabeza el Proyecto de Bibliotecas Independientes, con el objetivo de explicar su posición de rechazar su participación en el evento de la APSC.

Casi al unísono, las Damas de Blanco, grupo de mujeres que demanda la liberación de sus esposos presos en la conocida Causa de los 75 de marzo de 2003, rechazó la invitación a participar en algunas reuniones a desarrollarse dentro del marco de actividades del mencionado evento.

La repercusión de la reacción de las Damas de Blanco vino de la mano de Alejandro Armengol en un artículo de opinión publicado el 9 de octubre por El Nuevo Herald, de Miami, que califica positivamente la decisión del Proyecto de Bibliotecas Independientes.

Nuevamente la realización de una reunión convocada por la Asamblea para Promover la Sociedad Civil provoca casi el mismo rechazo en cierto segmento de la oposición que entre las filas de militantes del régimen.

Nadie podrá negar lo anterior, si recuerda y revisa lo ocurrido en los primeros días de mayo de 2005, ante la inminencia de la primera reunión general de la APSC, respaldada por un amplio sector del exilio y numerosos activistas dentro de la oposición interna, cuando Beatriz del C. Pedroso León recorrió en un carro alquilado varias provincias del este del país para levantar voces de rechazo a la convocatoria de la APSC entre las esposas de los presos políticos, lo que culminó con una conferencia de prensa de algunas de ellas para descalificar al ejecutivo de la APSC y la importancia del cónclave, días antes de aquel evento. Sin contar con las declaraciones de Oswaldo Payá, cabeza del Movimiento Cristiano Liberación a la prensa extranjera -sólo en raras ocasiones atiende a la prenda independiente-, en las que vinculó a las principales figuras del ejecutivo de la APSC y a la celebración de aquel evento con una maniobra de la policía política cubana.

En días pasados, otra página Web, Cubamatinal.com publicó un trabajo muy interesante, donde de manera reflexiva su autor se pregunta a quién ayuda este rechazo, y ofrece un resumen de las declaraciones del Proyecto de Bibliotecas Independientes vertidas en la entrevista citada anteriormente.

Valga apuntar que lo criticado a la dirigente de la APSC, Marta Beatriz Roque Cabello, es la difusión del documento "Para propiciar el día después" y la campaña "Yo no coopero, yo sí quiero el cambio", ambos con un marcado sesgo político dentro de las reuniones a realizar entre octubre y febrero como parte del evento.

En definitiva, ésas son medidas adoptadas por la APSC dentro de la organización de su evento para ser desarrolladas por los bibliotecarios pertenecientes a la APSC y no afectan a ninguna otra organización o grupo opositor. Pero en dirección contraria, quienes rechazan la participación en el mismo opinan que los objetivos y la actividad de las bibliotecas independientes deben estar desprovistas de contenido ideológico.

Por su parte, el Sr. Armengol, desde Miami, cuestiona en su artículo a la opositora Roque Cabello, residente en La Habana, "la intención abarcadora , que incluye el afán por politizar y controlar otras esferas de la incipiente sociedad civil cubana"; y más adelante, en el mismo párrafo, expresa que "bajo el manto opositor se está incurriendo en una tendencia de matiz totalitario", y cierra con una exhortación para que desvinculen los libros de "los esfuerzos por ganar votos y fondos" en una Cuba futura.

Apartándonos de cualquier tendencia de matiz político con visos de "guerra fría" que desgraciadamente aún permea la mente de muchos, allá y acá, quizás usted como yo se pregunte por qué la APSC sirve de diana en el tiro al blanco del circo de rechazos y descalificaciones que se arma cada vez que el ejecutivo de la organización pretende realizar un evento aglutinador de cualquier tipo, pero con carácter opositor. ¿A quién tiene que pedir permiso?

¿Alguien podría informarme sobre una actividad, gesto, actitud, evento del régimen cubano desprovisto de objetivo político y de carácter ideológico? ¿Alguien puede explicarme qué significa "des-ideologizar"?, pues con mi corta comprensión no alcanzo a entender cómo se vive en cualquier época (anterior o actual) "sin ideología", si se tienen al menos dos neuronas funcionando. ¿No será que hastiados de tanto remachaqueo político del régimen comunista por muchos años lo que deseamos es "enterrar las ideologías", así como el Sr. Armengol llamó a "enterrar a Martí"? Y llegados a ese punto: ¿Qué queremos? ¿Hacia dónde dirigir nuestros esfuerzos? ¿A quién y qué se quiere cambiar?

En mayo de 2005 escribí que me parecía poco rentable por parte de cierto segmento de las filas opositoras invertir energías y esfuerzos en satanizar a Roque Cabello con más afán que el propio régimen que la encarceló dos veces, la condenó dos veces, la excarceló, y hoy la hostiga con saña cada vez que pretende desarrollar la más mínima acción.

No olviden que el gladiolo, la flor de los 75, es ella, aunque pocos lo recuerden. ¿Por qué no concederle un espacio merecido a una mujer que lucha, no por su marido, sino por ella misma? ¿O es que el reflejo del machismo aún remanente en la conciencia colectiva de los cubanos impide que una mujer trate de salir adelante y, en consecuencia, se la convierta en un estereotipo negativo en un juego de roles muy manipulado?

Podría estar de acuerdo en que no todos poseen la gracia de la inofensiva sonrisa de la tontería que a muchos "vivos" agrada, porque no hace daño a determinados intereses personales, y a Marta Beatriz Roque Cabello le falta. Pero nunca aplaudiría la santurronería de la máscara de una falsa espiritualidad, de una cordialidad gentil para esconder los dientes de un tiburón vestido con sotana.

Y como sé que ya casi nada en este archipiélago es casual, tampoco ignoro el precio que algunos tienen que pagar. Y no digo más, porque ya consumí hasta la línea 27 de la página 3, y lo que tú sabes lo sé yo también.


Editoriales  + 
Opinion  + 
Colaboraciones  + 
Entrevistas  + 
Foros
Hemeroteca
Enlaces

Cuba Matinal - Spain, C. Alcala 99, 28009 Madrid, España. Tel: + 34 639 43 15 89
repliche orologi © Copyright 2006. All Rights Reserved. Contacto: cubamatinal@cubamatinal.com