cubamatinal.com| |
Cuba y su Realidad Social 27-05-2017

Portada
Noticias
Deportes
Breves
Video Blog
Cuba-Org.
Politicas
Reportajes
Actividades
Colaboraciones
Buscador
Cartas
Suscribase
   Enviar por Email
Por qué Biden es una mala opción para Obama
28-08-2008, Navia, Patricio

Cubamatinal/ Al nominar al Senador Joe Biden como compañero de fórmula, el candidato presidencial demócrata Barack Obama ha cometido un error estratégico. Además de sumar poco a la candidatura de Obama, Biden puede ser motivo de polémica y su personalidad puede alimentar acusaciones sobre el elitismo de los demócratas y su incapacidad para entender al estadounidense medio.

Joseph Biden, nacido en 1942, ha sido senador por el pequeño, y siempre demócrata, estado de Delaware desde 1972. A punto de completar su sexto periodo en el Senado, Biden ha sido miembro, y presidente, de las comisiones de justicia (que interroga a los nominados a la Corte Suprema) y relaciones exteriores. Viejo conocido del capitolio, hay sólo cinco senadores actualmente en el Congreso que llevan más tiempo en Washington. Católico y con orígenes de clase media, su padre era vendedor de autos usados en Pennsylvania. Cuando el negocio quebró, el señor Biden trasladó a su familia a Delaware. Joe se graduó de la universidad local y luego obtuvo el título de abogado en la Universidad de Syracuse.

Su meteórica carrera política se inició con una sorpresiva victoria al Senado representando a Delaware, un estado del noreste con 900 mil habitantes (y un solo escaño en la Cámara de Representantes).

Después de 36 años en el Senado, Biden difícilmente puede reclamar una adscripción de clase media. Su estilo pomposo y arrogante lo hacen ver más como miembro de la clase dominante que como un genuino representante del americano medio. De hecho, Biden, que ya buscó frustradamente la candidatura presidencial en 1988 y en 2008, estaba en campaña para lograr su séptimo periodo en el Senado. La ley le permite ser simultáneamente candidato a vice-presidente y a senador, por lo que Biden posiblemente opte por retener su escaño. Los rumores ya circulan sobre la posibilidad de que Joe Jr., que pronto será enviado a combatir en Iraq, sea nombrado por la gobernadora de Delaware como Senador en caso de que su papá sea electo vicepresidente.

Biden tiene una historia personal electoralmente atractiva. Cuando su primera mujer y una hija murieron en un accidente de auto en 1972, Biden quedó viudo a los 30 años, con dos hijos. Se volvió a casar en 1977 y tiene una hija de su segundo matrimonio. Lleva 30 años de matrimonio.

Liberal en temas valóricos y ambiguamente moderado en cuestiones económicas, Biden sabe que para ser exitoso en política ­en especial representando a un estado pequeño­ hay que ser pragmático y capaz de entregar bienes y servicios a los votantes.

A la hora de evaluar sus contribuciones a la campaña de Obama, las ventajas de Biden son inferiores a sus debilidades. Su experiencia en política exterior ha sido destacada. Pero los vicepresidentes no influyen en política exterior. Basta con nombrar un buen Secretario de Estado. Además, la política siempre es una cuestión nacional, especialmente para las elecciones.

Mucho más que la guerra en Irak, preocupa la economía. Más que la guerra en Georgia, preocupa el empleo. Al pensar que debía mostrarse preparado para enfrentar los problemas del mundo, Obama equivocó el camino. El mundo no vota en las elecciones estadounidenses. Los que votan están más preocupados de los precios que de la ONU.

Por cierto, ya que cuatro de los últimos cinco presidentes (Carter, Reagan, Clinton y Bush hijo) tenían poca experiencia exterior, nombraron candidatos vicepresidenciales expertos en esa área. Pero todos también tenían experiencia personal como gobernadores. Obama no. Su flanco más débil será su capacidad para administrar. Por eso, debió haber buscado a un gobernador estatal, preferiblemente de un estado que sea clave para ganar la presidencial de noviembre.

Biden sabe de política exterior, pero ha demostrado ser poco diplomático cuando da opiniones. Algunas de sus declaraciones han demostrado una falta de criterio y de sentido común preocupante. Además de demostrar insensibilidad racial y étnica, esas declaraciones son preocupantes, considerando que Biden lleva 36 años en Washington. Si no aprendió a controlar sus palabras hasta hoy, en las próximas semanas debiéramos ver algún escándalo que resulte de su incontinencia verbal. Eso le hará más daño a Obama que el bien que le pueda hacer tener a un compañero de fórmula que sepa el quién es quién de la política internacional.

Los spin-doctors de Obama, ­los asesores comunicacionales que buscan destacar lo bueno y ocultar lo malo­, dicen que Biden tiene llegada con la clase trabajadora y la clase media. Pero Biden entiende menos al estadounidense común que el propio Obama. No basta con ir a dormir a la casa en Delaware todas las noches. Por más que viva entre la gente, un hombre que lleva 36 años en el Senado difícilmente podrá presentarse como cercano al americano medio.

Ahora que se inicia la convención demócrata, los simpatizantes de Obama celebrarán la unidad del partido. Las encuestas reflejarán el entusiasmo y la atención de los medios en el candidato demócrata. Obama debiera sacarle una clara ventaja a McCain en los próximos días. Pero después vendrá la convención republicana y McCain tendrá su oportunidad para acortar ventaja. Me temo que el republicano entenderá que la política es una cuestión local y, en vez de buscar como compañero de fórmula a un senador, escogerá a un gobernador para dar la señal que su campaña será mucho más sobre la economía que sobre la política internacional. Allí quedará en claro que la decisión de Obama de escoger a Joe Biden habrá constituido un monumental error.


*Fuente: www.referente.cl

 

 


Editoriales  + 
Opinion  + 
Colaboraciones  + 
Entrevistas  + 
Foros
Hemeroteca
Enlaces

Cuba Matinal - Spain, C. Alcala 99, 28009 Madrid, España. Tel: + 34 639 43 15 89
repliche orologi © Copyright 2006. All Rights Reserved. Contacto: cubamatinal@cubamatinal.com