cubamatinal.com| |
Cuba y su Realidad Social 29-03-2017

Portada
Noticias
Deportes
Breves
Video Blog
Cuba-Org.
Politicas
Reportajes
Actividades
Colaboraciones
Buscador
Cartas
Suscribase
   Enviar por Email
Intervención sobre presos políticos
13-07-2008, Alejandro González Raga

Cubamatinal/ Documentos del V Foro Atlántico

En los últimos días, todos hemos sido testigos nuevamente, del total irrespeto por la dignidad del ser humano con que actúan algunos gobiernos.

Durante décadas hemos alimentado la fábula de que, los autoritarismos que supuestamente se ejercen en nombre del pueblo son magnánimos.

Zimbawe nos recuerda que ningún despotismo puede ser venerable y que quién pretende tener en patrimonio los anhelos de una nación, termina de tirano.
El saldo de la represión ha arrojado esta vez más de un centenar de víctimas.
Este es otro ejemplo de un déspota aferrado a su trono.

Los últimos acontecimientos de violencia han provocado reacciones que demuestran la ambivalencia, y el doble canon de la política exterior europea.

La Unión Europea, que acaba de suspender las sanciones que en el año 2003 se impusiera al gobierno cubano a raíz de la ola represiva que llevó a la cárcel a 75 disidentes pacíficos, ha calificado los comicios en ese país del cono sur africano como “una vergüenza desprovista de legitimidad”, otros lo consideran “algo injusto, violento e ilegítimo”.

Louis Michel, Comisario Europeo para el Desarrollo, el mismo que declarara estar muy contento con el levantamiento de las sanciones al régimen cubano, que por demás ha patrocinado también estas satrapías australes, dijo que no es posible reconocer legitimidad en los resultados de este ejercicio de usurpación y que hay que defender la voluntad del pueblo zimbabwense, expresada en condiciones democráticas aceptables.

Es evidente que para el Comisario Europeo centenares de prisioneros políticos hacinados junto a presos comunes y en ominosas condiciones de encierro, que desconocen las normas mínimas establecidas por las Naciones Unidas para el tratamiento a los reclusos, la persecución, el acoso, la intimidación, la cesantía laboral, las campañas de descrédito, contra los que claman por los derechos de los cubanos, y una farsa electoral diseñada por el único partido posible, son condiciones democráticas aceptables, a juzgar por su entusiasmo.

Entusiasmo compartido por el líder socialista del Parlamento Europeo Martin Schulz, que consideró la interrupción de las simbólicas sanciones “como uno de los grandes logros de la presidencia” que recién concluye su mandato.

Para la Cancillería Española es imponer sentido común.

El sentido común ya estaba; ya se había expresado en aquella posición que ahora quieren entregar descabezada a la insolencia de un régimen insaciable.

El sentido común lo destroza la complacencia pusilánime cuando cede, cuando calla, cuando acepta, cuando pretende interpretar por otros, y soslaya su reclamo.

Es doloroso observar la indefensión del que pide; ver como se escamotean una y otra vez sus aspiraciones.

Por medio sigo hemos padecido la complicidad con el talante arbitrario de un bando de cubanos, que imponen su voluntad y anteponen sus ambiciones cubiertas con el discurso seductor de una igualdad que nunca ha sido.

El pueblo cubano no ha tenido en todos estos años la posibilidad de una consulta; los resultados engañosos que se exhiben como prueba de apoyo, nada significan ante la renuencia gubernamental a un referéndum. El Proyecto Varela corrobora esta afirmación.

La Cancillería Cubana declaró en días recientes que no se permitirán manifestaciones públicas y esgrimió el manido argumento de los mercenarios al servicio de una potencia extranjera, para justificar el posterior arresto de cuatro disidentes.

Es el mismo clima de los días oscuros de marzo del 2003; la misma retórica; es la vuelta atrás como retribución al servicio prestado; el gesto de la señal del régimen en el que hay quienes quieren ver voluntad de cambios.

Señores:

Los valores democráticos no pueden relativizarse, como tampoco pueden considerarse los derechos de los pueblos prerrogativas a discreción de gobierno alguno y este enunciado también tiene que cumplirse para el pueblo cubano, que como miembro de la gran familia humana también tiene “derecho a los derechos”.

Hay un largo historial de sacrificios, un inmenso tributo a la libertad entregado por generaciones enteras de cubanos.

Hay ahora, en este momento de reunión, hermanos nuestros apagándose en las cárceles, y hay miles de cubanos en el portal de las sombras, y ante este panorama sombrío hay también quien pretende decirnos que debemos ser mansos y confiar en quienes nos encierran y condenan a extinguirnos en las prisiones.

Señores, es necesario que pongamos en hora nuestros relojes, que sincronicemos nuestra acción y afinemos nuestras voces para defender a los que sufren el dolor del presidio, que es el más cruel de los dolores y es preciso que los hagamos ahora porque de nada servirán cuando estén muertos.

Muchas gracias por su atención.


* Periodista. Ex preso de conciencia. Madrid, 7 de Julio de 2008. V Foro Atlántico


 


Editoriales  + 
Opinion  + 
Colaboraciones  + 
Entrevistas  + 
Foros
Hemeroteca
Enlaces

Cuba Matinal - Spain, C. Alcala 99, 28009 Madrid, España. Tel: + 34 639 43 15 89
repliche orologi © Copyright 2006. All Rights Reserved. Contacto: cubamatinal@cubamatinal.com