cubamatinal.com| |
Cuba y su Realidad Social 28-05-2017

Portada
Noticias
Deportes
Breves
Video Blog
Cuba-Org.
Politicas
Reportajes
Actividades
Colaboraciones
Buscador
Cartas
Suscribase
   Enviar por Email
ESTAMPAS DE CUBA
03-04-2008, María Argelia Vizcaíno

Hijo de artista hereda la pista

Este artículo bien podría haberse llamado “Lo que se hereda no se roba” o “Hija de gata, ratones mata”, pero los verbos ‘matar’ y ‘robar’ promueven violencia y están contemplados en los Diez Mandamientos de la Ley de Dios como prohibidos, y la información que deseo compartir está muy alejada de la maldad y sí mucho con el talento artístico que se hereda, por eso inventé este refrán para titular mi trabajo.

Entre los artistas más antiguos que el descendiente directo adquirió la capacidad y la fama tenemos a Claudio Brindis de Salas (1800-1872) el violinista, compositor, director de orquesta y creador de la Orquesta La Concha de Oro, la más popular del siglo XIX, que fue apresado al complicarlo en la conspiración de La Escalera en 1844, padre de Claudio José Domingo Brindis de Salas (1852-1911) conocido como el Paganini de Ébano o el Rey de las Octavas, en este caso además de la música y el nombre, heredó la pobreza después de ser famosos.

Otro músico patriota fue el pianista Ignacio Cervantes Kawanagh (1847-1905) autor de innumerables danzas, maestro de grandes compositores como Eduardo Sánchez de Fuentes, y también enseñó a su hija la gran pianista, profesora y cantante: María Cervantes (1885-1981).

Entre los clásicos son muchísimos los que han continuado la trayectoria de sus progenitores como los Urbay, desde Roberto Urbay que en Caibarién enseñó a sus hijos las primeras notas musicales, que posteriormente han logrado destacarse como el trompetista José Ramón Urbay (1934) director de la Orquesta del ICRT y de la Orquesta de Ópera y Ballet; Marcos Urbay (1929) el trompetista de la orquesta Sinfónica Nacional y profesor de la ENA, padre de Roberto Urbay, profesor del Amadeo Roldán y premio en piano de la UNEAC; Marlene Urbay, hija de José Ramón, y como él, músico, concertista, directora de la Orquesta de Cámara de la Florida.

En esa línea de la eminencia musical tenemos al renombrado holandés naturalizado cubano Hubert de Blanck (1856-1932) que con tanto esfuerzo creó en 1884 el primer conservatorio de música de La Habana contribuyendo al desarrollo de nuestra cultura, que tuvo en su hija Olga de Blanck Martín (1916) una destacada compositora, pianista, guitarrista y arreglista igualmente su otra hija pianista y concertista Margot de Blanck (1903). A Manuel Duchesne Cuzán (1932) director de orquesta que es hijo del flautista y director de banda Manuel Duchesne Morillas (1902-1990); José Julián Jiménez (1823-1880) el destacado pianista y violinista de Trinidad que figuró entre los violinistas de la Orquesta Gewandhause, en Leipzig, Alemania, es hijo de director de orquesta y además padre de dos músicos como Nicasio y José Manuel (1851-1917), pianista, profesor y el primer compositor en cultivar el lied, que como su padre murió en Alemania, aunque en Hamburgo; al compositor Evelio Tieles Soler (1904), padre del también violinista y compositor Evelio Tieles (1941). Otro destacado profesor, contrabajista, violinista, violoncellista, cornetista, trombonista, bombardista y director de bandas fue Rafael Inciarte Ruiz (1864-1940) padre de Rafael Inciarte (1904) saxofonista, clarinetista, compositor y director de la banda de Santiago de Cuba; y entre los más jóvenes contamos con la profesora Lourdes Santiesteban, músico, arreglista, directora de orquesta, fundadora de la orquesta Sinfónica Juvenil Tempo en La Habana, que es la orgullosa madre del joven violinista Sandro Leal graduado de la Escuela de Música Eastman, en Rochester, Nueva York, que estuvo entre los semifinalistas del Concurso Sphinx 2005.

Conozco unos cuantos clásicos entre mis coterráneos que han salido a sus padres como el violinista de la Orquesta Sinfónica de La Habana, cantante y profesor José “Pepe” Montoto, que en el exilio ha tocado con la Orquesta Filarmónica de la Florida, en la Orquesta Sinfónica de las Américas y en la Orquesta de Cámara de la Florida bajo la dirección de Marlene Urbay, y su hija Marilyn Montoto, una exquisita intérprete del bel-canto; Alberto Mateu, (1903), destacado violinista, solista de la Orquesta Sinfónica de La Habana, hijo del catalán José Mateu fundador del conservatorio de música de Guanabacoa donde se inició en sus estudios de piano Bola de Nieve, y al morir quedó a cargo de su hija la profesora de piano Esther Mateu; a José “Pepito” Echániz (1905–1973) pianista que dirigió el Milliken Conservatory of Music, en Decator, Estados Unidos, que integró la Orquesta Sinfónica de La Habana y la Orquesta Filarmónica de Cuba, hijo del vizcaíno José Echániz que tuvo a su cargo el órgano de la capilla de Los Escolapios de Guanabacoa y fue maestro de música; a Alberto Corrales, flautista integrante de la Banda Nacional de Concierto, premiado en eventos internacionales, al igual que su padre que fue fagotista en la ópera, la sinfónica y profesor en una época de la ENA y su hermano Julián Corrales, que estudió en San Petersburgo el violín, llegando a ser concertino de la Sinfónica Nacional; a José Alemán, (1846–1924), contrabajista, compositor, integrante de la Orquesta de la Catedral de La Habana junto a los mejores músicos de su época, fundando su propia orquesta en 1878 considerada de las primeras orquestas típicas o de viento, que al fallecer se quedó a cargo de la Orquesta Alemán, su hijo Ramón, siendo muy activa hasta 1930; y los hermanos Sezúmaga, empezando por Carlos, catalogado en su tiempo como la mejor trompa de Cuba, es su hijo del mismo nombre músico, y sus hermanos integraron la Banda de la Policía Nacional de Cuba antes de Castro, -por supuesto-, que eran: Eduardo Sezúmaga (clarinete), Alberto Sezúmaga (clarinete) y Manuel Sezúmaga (trompa). No podemos dejar fuera a Mario Badía del Castillo (1928) quien nació en Gibara pero se desarrolló musicalmente en la Villa de Guanabacoa, quien tocaba el piano, el flautín, la flauta y el saxofón, autor de la marcha Cadetes y Capitanes, con la que ganara el Primer Premio en el certamen de la Academia Nacional de Artes y Letras, y también ganó el Primer Premio en el concurso de la Federación Estudiantil Universitaria con su pieza Himno Mundial Estudiantil, integrante de la Banda de la Policía, y sus dos hijos son también músicos, Mario, es pianista y Luis Carlos violinista.

Además entre lo clásico y lo popular estuvo el capitán Luis Casas Romero (1882-1950), compositor y flautista, director de orquestas entre ellas la del Teatro Payret y la Banda de Música del Estado Mayor del Ejército de Cuba, autor de más de cien criollas, 23 zarzuelas, y 500 partituras, que con seguridad la más conocida es El Mambí, llegando a dirigir su propia orquesta y considerado un pionero de la radio en Cuba, era su hijo Ernesto Casas Rodríguez músico y compositor y ocupaba el cargo de gerente general de la emisora COCO en La Habana, fundada por ellos, y tuvo a su nieto Rafael Casas, también director de orquesta como él, y su bisnieto Rey Casas se destaca en Miami como pianista y compositor, especialmente de los temas de muchas telenovelas mexicanas como Morelia, María Elena, Guadalupe, etc.

Y no podemos omitir a Manuel Ochoa (1925-2006), el músico director de orquesta que recibió sus primeras lecciones con su madre Caridad Ochoa, quien fuera una excelente cantante de ópera graduada del Conservatorio Royal de San Fernando de Cádiz, fue el director de la Filarmónica de La Habana y entre 1942 y 1946 fundó la Sociedad Coral en La Habana y en 1989 creó la Orquesta Sinfónica de Miami, siendo el primer director de orquesta hispano nombrado en los Estados Unidos.


En el ballet clásico tenemos muchísimos descendientes de destacadas figuras como el bailarín Miguel Ángel Blanco, hijo del prominente director de teatro Roberto Blanco, fallecido en el 2002; Paula Roque hija de la profesora y bailarina Rosario Suárez “Charín”; el bailarín Taras Domitro, hijo de Magaly Suárez, codirectora artística del Ballet Clásico de Miami; la bailarina Hayna Gutiérrez hija de Mercedes Vergara, ex solista del Ballet Nacional de Cuba; las hermanas Lorena y Lorna Feijoo bailarinas, hijas de Lupe Calzadilla integrante del Ballet Nacional de Cuba y el actor José Lorenzo Feijoo, la primera es integrante del ballet de San Francisco desde 1999 y su hermana menor Lorna, integra el ballet de Boston. Y otros que se me escapan y si usted los conoce le ruego me lo haga saber.

Son tantos los legitimarios del ingenio artístico cubano que tenemos tres artículos cargados de información muy valiosa para tratar de mencionar a la mayoría, por lo que le ruego a mi amable lector que espere leerlos todos para después escribirme señalándome a los que omita.

Estos datos hubieran sido imposible brindarlos si no existieran libros como el Diccionario de la Música de Cuba de Helio Orovio; Vida y Milagros de la Farándula en Cuba con cinco tomos de Rosendo Rosell; Historia de la Música de Cuba de la Dra. Elena Pérez Sanjurjo; Del Areyto a la Nueva Trova del Dr. Cristóbal Díaz Ayala y del mismo autor la Discografía de la Música; más, esos amigos que me brindan información para enriquecer el Diccionario de Talentos Artísticos en el Exilio (http://www.mariaargeliavizcaino.com/m-DiccionarioTalentosCubanos.html ), que ya rebasa los dos mil nombres. Por lo que si le gustan estos temas apoye a estos escritores para que las editoriales sigan publicando sus obras, y de la misma forma algún día les interese publicar las mías. Es la única forma que tenemos de que no queden en el anonimato los representantes de nuestra cultura.

“Heredar” es para la RAE: 3. Rasgo o rasgos morales, científicos, ideológicos, etc., que, habiendo caracterizado a alguien, continúan advirtiéndose en sus descendientes o continuadores. Y “”herencia” 1. Conjunto de principios que explican la transmisión de caracteres de una generación de seres vivos a otra. En este caso la herencia consiste en el conjunto de caracteres o rasgos que los seres vivos reciben de sus progenitores, especialmente los culturales.

Hay artistas que heredan hasta el instrumento que tocan, como los pianistas y compositores Rubalcaba, desde el más joven Gonzalito, premiado con los Grammy, su padre Guillermo y su abuelo Jacobo. De la misma forma los Valdés: Bebo, creador del ritmo Batanga, fundador de la Orquesta Sabor a Cuba donde se inició su hijo Chucho que fundó el grupo Irakere, ambos músicos premiados con el Grammy, y siguiéndole los pasos Chuchito. En ambas familias también hay otros músicos y cantantes. Igualmente con el mismo instrumento siguieron: Carlos Averoff, saxofonista como su padre que tocó con la Orquesta de Música Moderna, con Irakere, etc.; el maestro Rafael Lay, violinista, cantante, compositor y director de la Orquesta Aragón que al fallecer, su hijo ocupa su puesto en tan excelente agrupación musical; y haciendo gala del virtuosismo como le inculcó su padre el saxofonista Tito D’Rivera, que en 1943 fue el músico que importó a La Habana la Escuela Francesa del Saxofón, tenemos al más premiado de los saxofonistas, clarinetistas, compositor, arreglista, y escritor Paquito D’Rivera.

Otros talentos artísticos, reciben el nombre de su progenitor destacándose: Albelardo Valdés, contrabajista, padre de Abelardito Valdés (1911-1958) director de orquesta famoso por su composición del danzón Almendra; Rosendo Ruiz (1885) el trovador padre del compositor que nació en 1918; Barbarito Diez, ambos cantantes; el violinista Alfredo de la Fe el padre y el Jr.; Ernesto “Tito” Duarte Hernández (1946-2003) hijo del director y célebre compositor de “¿Cómo fue?”, Ernesto Duarte Brito. Igual que su padre fue un extraordinario instrumentista, arreglista y compositor durante los años 70 y 80 llegando a ser uno de los músicos cubanos más reconocidos en España, tocando en uno de los principales grupos españoles con reconocimiento internacional llamado Barrabás de Fernando Arbex; y los actores Otto Sirgo, el galán de la TV de Cuba y el actor de la TV en México.

Hay además de sucesores de una voz insuperable que hasta se parecen en el nombre como: Elena Burke, su hija Malena y su nieta Lena. Y muy pocas han tenido similitud en su cuerpo y la manera de bailar como pasó con la vedette Blanquita Amaro y su hija Idania que la acompañó en sus coreografías desde muy pequeña.

Algunos músicos por tener los mismos nombres y apellidos causan confusión y muchos no saben que se trata de personas diferentes como es el caso de los guitarristas y compositores de rock Nelson Rodríguez Herrera y su padre el Dr. Nelson Rodríguez Mesa, la familia Romeu, con cuatro Armando: Romeu Marrero, Romeu González, Romeu Bravo y Sequeira Romeu, y dos Zenaida (Romeu González y Castro Romeu) dos Mario, más dos Antonio María Romeu. Tantos miembros y casi todos músicos destacados, que estamos preparando un trabajo especial para poder dar a conocerlos como se debe.

Pero otras familias que han dado muchos artistas son los Martínez-Casado que se destacan en la actuación y la música desde el siglo XIX, como la insigne actriz Luisa Martínez-Casado hermana del actor Manolo esposo de Celia Adams la gran actriz de carácter de la radio, padres de ocho hijos, entre ellos la primerísima actriz Marta Martínez-Casado, el magnífico actor y tenor Mario, el actor y director Juan José (1903-1987) que trabajó en el primer filme sonoro de México “Santa” en 1932 yel escritor, actor, director y maestro Luis Manuel Martínez-Casado (1900-1988) padre de la soprano y actriz Ana Margarita Martínez-Casado.

Los López son otros que se han traspasado la musicalidad, comenzando por el bajista Aurelio López Cachao, que fue el que enseñó a su hijo Pedro López, que es el padre de Coralia, Orestes y el premiado bajista Israel López “Cachao”, que su hija María Elena se ha lanzado como cantante recientemente, y es también cantante su sobrino Daniel Palacio y en Cuba se ha destacado su sobrino el bajista Orlando “Cachaíto’’ López, integrante de la agrupación Buena Vista Social Club, hijo de Orestes.

Otros que se han confundido son los Urfé: José Urfé González (1879-1957) el músico que introdujo al danzón cambios en su estructura convirtiéndolo más movido con el ritmo del son oriental en el final, compositor, clarinetista, director de orquesta y de banda, su hijo mayor José Esteban Urfé (1910-1979) también excelente músico, compositor, director de orquesta, doctor en pedagogía; su otro hijo Odilio Urfé (1921), pianista, musicólogo, profesor, director de orquesta de baile; su hermano Orestes Urfé (1922) contrabajista y profesor, todos naturales del término municipal Madruga, en la provincia de La Habana.

Igualmente nos enredan un poco los Cañas, empezando por Dario Cañas, actor, compositor, cantante y mago, que se casó con la famosa locutora y actriz de televisión y teatro desde los años 50, Magali Boix, que son los padres de Iván Cañas, fotógrafo y músico fundador del cuarteto Los Cañas, de Pedro Cañas, guitarrista, productor, director artístico, fundador de la banda de rock Los Gnomos, que a su vez es el padre del percusionista Pedro Cañas Jr.

Y si no es por la amabilidad del respetado locutor Carlos Luis Brito González no desenredo mi propia confusión con los renombrados Brito, desde los hermanos Alfredo Brito (1896-1954) el flautista, compositor (La Flauta Mágica), arreglista y director de orquesta; Julio Brito (1908-1968), compositor (El amor de mi bohío y Mira que eres linda) y director de orquesta; y Carlos Brito músico excéntrico con el serrucho, por supuesto un excelente violinista, contrabajista casado con la compositora, pianista y concertista Luisa González, hermana del pianista Neno González director de su propia orquesta de charanga que al fallecer dirige su hijo Carlos González. Y los hijos de Julio : Alfredo Brito Jr., junto a su hermano Julio Brito Jr. quienes fundaron en 1967 hasta 1983 el cuarteto Los Brito. Y de la misma familia, hija de Nena Brito, hermana de Carlos, Julio y Alfredo, bailaba con el cuerpo de baile de CMQ dirigido por Alberto Alonso , Alicia Alvarez, conocida como la rubia del Edén.

También el sonero Adalberto Alvarez es heredero del músico Enrique Alvarez Nené, director de los Soneros de Camacho en Camagüey, y sus hijos también son músicos, especialmente Dorgeris que es la pianista de su orquesta desde que tenía 16 años, su hermano Enrique es el violinista, y su sobrina Lissy Alvarez es una gran pianista.

Y que decir de los Valdés, otros que no tienen nada que ver ni con la familia de Bebo, ni con la de Patato, ni de Miguelito Mr. Babalú, sino con la de Vicentico (1921-1995), “la voz elástica”, que junto a sus hermanos se multiplicaron. Alfredito (1918-1988) era el cantante del Septeto Nacional padre del pianista, arreglista nominado al Grammy Alfredito Valdés Jr. (1941); el percusionista Marcelino (de la orquesta de Antunez) es el padre del cantante Marcelino que comenzó con Los Dada y en su madurez ha logrado estremecer al público que lo escuche; y Oscar, percusionista igual que su hijo Oscar Valdés II, (1937), comenzó a los 13 años en la Orquesta de CMQ tocando el bongó y las pailas, y llegó a tocar con su padre en la orquesta de Música Moderna, de donde se sale para fundar los Irakeres, donde posteriormente también tocaron sus hijos el bajista Diego y el baterista Oscarito, y su hijo más pequeño Lázaro es también músico.

Con ese patrimonio musical observamos a Rember Egües el compositor y vibrafonista hijo del flautista Richard Egües, el destacado compositor y arreglista, que integró la orquesta Aragón sustituyendo al flautista Rolando Lozano; al barítono Guarioné Garay, hijo del ilustre músico cubano Sindo Garay; Dinorah Argüelles, actriz, cantante soprano, empresaria, madre de la cantante y modelo Sissi Fleites; el bajista Rafael Almazán padre del músico, pianista y compositor Fabián Almazán; Anolan Díaz, cantante, madre del reconocido cantante, actor y político panameño Rubén Blades; Bobby Carcassés, compositor e intérprete padre del pianista y compositor Roberto Carcassés; los cantantes Facundo Rivero y su hijo Lacho; la cantante Mireya Escalante que integra junto a su esposo el también músico Mario “Mayito” del Monte, la banda Latin Street, hijo del trompetista Mario Del Monte y madre de la cantante Glenda; la cancionera Beatriz Márquez es hija del compositor e intérprete René Márquez, y madre de los cantantes y autores Evelyn García Márquez y Joe Michel Maza, que integra la Charanga Habanera ; la cantante Nereida Naranjo con su hijo Carlos percusionista; y Pacho Alonso (1928-1982) nos dejó a Pachito; y al premiado compositor Armandito Larrinaga le sigue sus pasos su hija Barbie; y el sonero Isaac Delgado es hijo de la actriz, bailarina y cantante Lina Ramírez, que a finales de la década del cuarenta integró el cuerpo de bailes de fama internacional “Las Mulatas de Fuego”; etc.

Verdad que con este derroche de talento no es justo que utilicemos esos refranes populares porque aunque se ven muy ocurrentes, nada que ver con esta idea, por eso cuando inventé otro para los que se dedican solamente a la música que dice: “El que nace musical, del cielo le caen las notas”, no quise utilizarlo para titular este artículo porque eliminaba a los actores donde también hay una buena gama familiar y que veremos en el artículo a continuación, aunque sabemos que es imposible mencionarlos a todos, por espacio y por desconocimiento ,aunque estoy segura que es la primera vez que se trata de aglutinarlos en un solo trabajo.

Los cubanos tenemos la suerte que los herederos del talento artístico de los progenitores son en la mayoría de los casos superiores a estos, o bien porque tuvieron mejor preparación, o porque al crecer en un hogar ambientado artísticamente se nutrió de conocimientos que el padre o la madre no tuvo la misma oportunidad, por lo que es valedero mi refrán de que “hijo de artista hereda la pista”, reconociendo el esfuerzo de esos hijos para que no se les compare con los padres y mantener su propia personalidad. En otros países los hijitos de papá y mamá heredan la pista hasta con alfombra roja, y muy pocos se la merecen, pero detrás tienen un tremendo equipo de publicidad que lo empujan hasta hacerse todos famosos, brillando por su ausencia el talento y la preparación.

En el nuestro es todo lo contrario, y muy especialmente en el exilio le es más difícil seguir la trayectoria artística, porque la sombra de uno de los progenitores, y a veces de los dos, es muy pesada, y los medios de comunicación no los ayudan, todo los contrario. El caso que más recuerdo es el de Olga María, una gran intérprete hija del prolífico pianista y compositor René Touzet y la bolerista del mundo Olga Guillot. También no se le ha hecho justicia a la cantante y actriz Seve Matamoros, la hija más pequeña de Miguel Matamoros (1894-1971), ese ingenioso trovador que el mundo ha cantado sus canciones desde que comenzaron a grabarla en la década de 1920. Rolando Ochoa, cantante y músico que comenzó muy pequeño en la TV cubana junto a sus padres, dos consagrados artistas Rolando Ochoa Sr. y Pepa Berrio que continuaron su carrera después de su exilio en Puerto Rico en 1962, sobrino de la gran comediante Lolita Berrio; lo mismo ha ocurrido con Polito, actor, guionista, productor, director, hijo del más trascendental comediante de Cuba Leopoldo Fernández. Y hasta en el mercado anglo le pasó a los hijos de Desi Arnaz, el cubano cantante, actor, director de orquesta, y productor de TV que se casó con la comediante norteamericana Lucille Ball.

Algunos extraordinarios artistas cuando llegan al exilio abandonan la carrera como hizo el actor Chery Puente, hijo de los consagrados actores, profesores, directores de escena, guionistas y escritores Severino Puente y Lidia Montes. Otros con más suerte se van lejos de Cuba y triunfan hasta en Perú como Orlando Fundicheli, el actor hijo de la veterana actriz Doris García.

Hay talentos que Dios no les premió con hijos, pero el diablo les dio sobrinos, como son los casos del pianista, compositor y director de orquesta Julio Gutiérrez y su sobrino el destacado compositor y cantante Titty Soto (1944-1992); la vocalista Moraima Secada “La temperamental” y su sobrino Jon Secada que ha sido ganador de Grammy; el compositor y cantante que integró el Conjunto Artemiseño, autor entre otros de “Brujería” que internacionalizó El Gran Combo, Jorge “Güiro” Borrego, es el tío de Jorge Luis Borrego, autor y productor, de temas reconocidos y nominados al Grammy; Julio Barreto, aclamado baterista de Jazz que hereda su talento de sus tíos el pianista Justo Barreto y el compositor Alberto Barreto.

Hay cantantes que sus hijos no recibieron su aptitud para la música pero se dedicaron a la actuación, como los que componen el dúo de Nina y Alberto que son los padres del actor Albertico Pujol; y la figura destacada en teatros, cabarets y televisión por muchos años Rita María Rivero (1923), que es la madre del que fuera locutor Carlos D’Mant.

Otros casos son al revés, hijos de actores o locutores que nos dan cantantes, como la “Reina del Rock de Cuba” Tanya, hija de Xiomara Rivero y Fernando Robles, actores de teatro y televisión respectivamente, fundadores del grupo “Rita Montaner”; o la hija del destacado actor Alberto de la Rúa, además de actriz muy popular en Puerto Rico es la cantante y compositora Flor D’Loto; o el locutor Rafael Linares padre de la cantante Annia Linares, aunque su mamá era la vedette Lidia Sanfiel, y su hijo es el baterista Dyron. Y el premiado en dos ocasiones en España como el mejor locutor de América Germán Pinelli (fallecido en 1996) fue el hermano de la productora y primera actriz Sol Pinelli, y padre del cantante-compositor Tony Pinelli, abuelo del cantante Ari Pinelli que junto a su hermano Germán Pinelli, guitarrista, cantante, compositor, director musical, forman la admirada agrupación Los Tres de La Habana, integrada además por la cantante Anita Paez, esposa de Germán y hermana de la locutora María Elena Paez.

Pero por lo general los cantantes siempre tienen dominio escénico y pueden actuar, así que manejan las dos carreras, como fue Enrique Arredondo, su hijo Enriquito, su nieta Jackie, que además es profesora de canto.

Destacándose en la actuación tenemos al famoso actor vernáculo Alberto Garrido (1909) conocido por el negrito Chicharito, hijo de los actores Alberto Garrido y Chelín Beltrán; la actriz y presentadora Ana Margo hija de la productora y directora Pili de la Rosa; el actor de radio, TV, cine y teatro, profesor y director de teatro Orlando Casín, es el padre del también actor Mauricio Casín; y Jesús Hernández Corona, el cantante-actor que integrara junto a Eliécer Baeza el dúo humorístico Los Corona, es el padre del cantante, músico y compositor Jesús Hernández que ha puesto en Holanda muy en alto la música cubana www.tumbao.nl ; el conocido galán de la TV cubana Manolo Coego tiene en su hijo del mismo nombre un actor-comediante y en su hija Margarita, además de una actriz-comediante una cantante; y el actor Leonel Valdés, es el padre del compositor, guionista, director de cine y comediante Alexis Valdés; la veterana actriz Eloisa Álvarez Guedes es la madre de la presentadora Hilda Ravilero; y la consagrada actriz Zully Montero tiene en su hija Jezabel una actriz, directora y documentalista.

Y como presentadores o locutores hemos visto a Eduardo González Rubio y su hija la versátil actriz Maribel González; a Jossie Galindo que es presentadora de TV como su madre Gretchen Galindo; y mi coterránea la locutora Gladys Roque, es hija del destacado locutor Agustín Roque Fuentes; y a Félix Sánchez, el padre del presentador Félix Guillermo Sánchez; el locutor Mario Barral, padre del locutor y actor Rolando Barral; Elio Oliva y su hijo Elio Oliva Agra. Y los narradores deportivos Jess Losada, su hijo Jessie Losada; y Bobby Salamanca y su hijo Bobby.

Entre los más jóvenes y destacados tenemos a Isabella Castillo Díaz de Villegas, actriz y cantante que a los 12 años, ha sido contratada para representar el papel de Ana Frank en una superproducción musical en España, que será el primer musical de la historia sobre la vida de Ana Frank en español estrenado en Madrid en febrero de 2008, es hija del percusionista José Castillo y de la destacada cantante cubana Delia Díaz de Villegas.

Dedicados a la música guajira tuvimos a Minerva Herrera que junto a su esposo Martín Rodríguez formó el popular dúo Mima y Pipo, y son los padres de la “Sonera de Cuba” Albita Rodríguez; el matrimonio de Coralia Fernández y Ramón Veloz, fieles exponentes del folklore campesino tuvieron dos hijos, la actriz Coralia Veloz, que tiene dos hijas actrices Tahimí Alvariño Veloz y María Karla Rivero Veloz, y el cantante y actor Ramoncito Veloz que tiene un hijo cantante, Ramón Fabián Veloz; y Miguel Ojeda Díaz, el gran laudista y compositor es el padre del compositor y cantante Rolando Ojeda “Ojedita”; el famoso Miguel Alfonso Pozo conocido por “Clavelito” fue el padre de la cantante Anita Alfonso “La Clavelito”; Cipriano Justino Isidrón Torres (1903-1987) más conocido por Chanito es su hijo llamado igual, pero dedicado a la actuación; y la Reina del Punto Cubano Celina González (1928) hermana del laudista Jesús y de Ángela “Nena” González entre las primeras mujeres que tocara tres, que formó en 1981 con su hijo Lázaro Reutilio Domínguez el dúo que hasta en 1964 ella formara con su ex esposo llamado igual Celina y Reutilio. Y me informa Arturo M. Del Monte sobre Francisco “Panchito” Estrada (repentista) casado con Sarita Montesino (cantante y repentista) padres de Mercedes (Merceditas) Estrada, casada con Adolfo Pino (repentista).

Con esa fortuna de trabajar junto a sus padres vemos al cantante, director de orquesta Carlos García Flores, creador del Trío D’García que pasó a convertirse en el Conjunto García junto a sus hijos, Marcos Antonio, trompetista y piano y el más pequeño, Camilo, quien devino en percusionista. Y Gianko Gómez Medina, cantante, compositor, productor hijo de los cantantes Mirta Medina y Raúl Gómez, que juntos han logrado mantener por años en la TV el programa Tropicama, donde trabaja la cantante Leonor Zamora, esposa de Raúl y madre de la también cantante y actriz Gretel Celeiro. De la misma forma Eugenio Guerra, compositor y vocalista casado con la cantante Caridad Soto que forman el dúo Rosell y Cary, sus hijos son la cantante y actriz Yamila Guerra y el compositor, instrumentista y productor Yalil Guerra, presidente de la compañía Rycy Productions ( www.rycy.com) creador desde hace tres años de la música de los premios Lo Nuestro de Univisión.

Unos pocos son perseguidos por la sombra de su progenitor (exitoso y controversial) como es el caso de la cantante Vanessa Formell, hija de Juan Formell (y Mirta Medina), y los músicos Rubén Formell y Juan Carlos Formell, el primero detrás de su padre en la misma orquesta, y el segundo ganando premios importantes solo en New York; lo mismo Alina Brouwer, hija del guitarrista, profesor, director, Leo Brouwer, nieto de la compositora Ernestina Lecuona, hermana del más importante compositor y músico cubano Ernesto Lecuona.

Lo que más he admirado de esa agudeza artística atávica, son los que además heredan el sentimiento patriótico, especialmente aquellos que sin haber nacido en Cuba, ni haberla visitado jamás, la conocen mejor que sus residentes, y son capaces de percibir el dolor de sus padres y abuelos por estar lejos de la tierra en que debieron ellos nacer y criarse. Por “Los hijos de los hijos” ( http://www.youtube.com/watch?v=drISvoF0gVI), como dice la canción de Angie Chirino que junto a sus hermanas Nicole, Alana, Jessica, Olgui y Gianfranco rinden tributo a sus antecesores, es que tratamos de rescatar este pedacito de nuestra historia cultural. Para que todos al conocerlos se sientan orgullosos como lo deben estar su padre Willy Chirino, su esposa la compositora y cantante Lissette, su hermana la compositora, cantante y locutora Olguita Alvarez Chorens, hijas de dos glorias de la música Tony Alvarez y Olga Chorens, a su vez hermana de la cantante María Luisa Chorens.

Es verdad que hijo de artista hereda la pista, pero si sus progenitores no fueran trabajadores y auténticos talentos, y ellos no se hubieran esforzado en desarrollarse, nunca llegarían a formar en nuestro lumínico firmamento artístico una estrella más, que nos llenan de orgullo donde quiera que estemos.

Opiniones y sugerencias bienvenidos a mariaargelia@hotmail.com . Más trabajos de la autora puede encontrarlo visitando www.mariaargeliavizcaino.com


 


Editoriales  + 
Opinion  + 
Colaboraciones  + 
Entrevistas  + 
Foros
Hemeroteca
Enlaces

Cuba Matinal - Spain, C. Alcala 99, 28009 Madrid, España. Tel: + 34 639 43 15 89
repliche orologi © Copyright 2006. All Rights Reserved. Contacto: cubamatinal@cubamatinal.com