cubamatinal.com| |
Cuba y su Realidad Social 30-04-2017

Portada
Noticias
Deportes
Breves
Video Blog
Cuba-Org.
Politicas
Reportajes
Actividades
Colaboraciones
Buscador
Cartas
Suscribase
   Enviar por Email
LOS CUBANOS Y EL ROBO DE NUESTROS DERECHOS
04-03-2008, Alfredo Cepero

Cualquier análisis de la deplorable situación de los derechos humanos en Cuba bajo el régimen de los hermanos Castro tiene que tomar en cuenta las personalidades distorsionadas y las hojas criminales de los principales actores del demoníaco proceso que ellos dieron en llamar “revolución”. Para ello tenemos que remontarnos en el tiempo al año de 1948 y en el espacio a la República de Colombia. Para entender las líneas que siguen vamos a regresar a ese año 1948 y a una ciudad entonces apacible y señorial que mas tarde se convirtió en víctima del terrorismo más despiadado del Siglo XX y principios del XXI: Santa Fé de Bogotá.

El 9 de abril de ese año, el candidato presidencia l y líder del Partido Liberal, Jorge Eliécer Gaitán, fué asesinado ante los ojos incrédulos de una multitud que lo escuchaba pronunciar un discurso de campaña. El asesinato desencadenó acontecimientos que dieron al traste con la IV Conferencia Panamericana de Cancilleres y casi produjo la caída del gobierno del Presidente Manuel Ospina Perez con la consiguiente toma del poder por los comunistas. Entre las bandas armadas que produjeron el hecho se encontraba un grupo de estudiantes cubanos liderados por un entonces desconocido agitador estudiantil llamado Fidel Castro. En Bogotá comenzó la carrera terrorista del hombre cuya megalomanía y obsesión de poder multiplicaría por centenares las victimas de violación de derechos humanos ocasionadas por cualquier otro dictador en la historia de la América Latina. Si alguién lo considera una exageración, tómese el trabajo de calcular las viudas, huérfanos, muertos, heridos y desplazados ocasionados por la promoción, el financiamiento y la participación activa de la tiranía de Castro en guerras civiles, conflictos religiosos y confrontaciones ideológicas en todos los rincones del mundo durante casi medio siglo.

Ahora bien, quede bien claro que la violación sistemática de los derechos humanos comenzó desde la propia Sierra Maestra. Con la arrogancia y la insensibilidad que traen aparejadas el fanatismo, Raúl Castro y Ernesto Guevara fusilaron o dieron muerte a sangre fría a 14 victimas documentadas con nombres y apellidos, entre ellos los campesinos Eutimio Guerra, el “Bisco” Echevarría, el “Negro” Nápoles, Juan Chang y los hermanos Lebrigio.

El primero de enero de 1959, el pueblo de Cuba despertó a lo que esperaba fuera un sueño de libertad que muy pronto se convirtió en una pesadilla de esclavitud. En los 18 meses siguientes fueron fusilados mas de 17000 cubanos, la mitad de ellos sin siquiera ser sometidos a juicio. En los primeros diez días del mes de enero de 1959, el Raúl a quién sus apologistas llaman por estos días pragmático y organizado demostró su capacidad de organización al “organizar” la masacre indiscriminada de casi un centenar de militares y afectos al régimen de Batista en la ciudad de Santiago de Cuba. Los infelices fueron fusilados sin tribunales, juicios ni abogados defensores y sepultados en fosas comunes excavadas con tractores. Entre el 3 de enero de 1959 y el 26 de noviembre del mismo año, el argentino atorrante, sanguinario y alérgico al aseo del “Che” Guevara fusiló a 216 cubanos, entre ellos un menor de 16 años. Los nombres, apellidos, fecha y lugar de cada muerte han sido documentados por el Proyecto Cuba Archive, con sede en el estado de Nueva Jersey, EEUU y dirigido por dos eruditos cubanos Maria Werlau y Armando Lagos.

Para mayor seguridad y pureza investigativa, cada muerte ha sido confirmada con dos fuentes independientes. Hasta finales del año pasado, Cuba Archive había documentado aplicando este procedimiento las muertes de 9,240 cubanos por el régimen de los hermanos Castro. Entre estos desdichados se encuentran 166 fusilados a quienes se les extrajo la sangre para ser vendida a Vietnam del Norte a un precio de $100 el litro. Este hecho monstruoso, sin dudas el mas notorio pero no el único, fue denunciado en un informe de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, con sede en Washington, D.C., el 7 de abril de 1967.

Por otra parte, y ya en el campo de los cálculos econométricos aplicados por el Dr. Lago, se estima que 5,300 personas murieron con motivo de los alzamientos en El Escambray, 14,000 en las guerras africanas donde los Castro pagaron los créditos soviéticos con sangre cubana y 78,000 huyendo del infierno comunista por vía marítima.

En tiempos mas recientes, y entre los casos mas notorios, se encuentran el hundimiento del remolcador “13 de Marzo” el 13 de julio del 2001 y el derribo de las dos avionetas de Hermanos al Rescate en aguas internacionales del Estrecho de la Florida. En el “13 de Marzo” viajaban 72 hombres, mujeres y niños que trataban de dirigirse a los Estados Unidos. Tres barcos del gobierno comunista embistieron la nave en repetidas ocasiones hasta mandarla al fondo del mar frente a la Bahía de La Habana. El saldo fué de 42 ahogados y 30 sobrevientes, muchos de estos últimos dieron cuenta de esta barbarie tiempo después al lograr salir del país por distintas vías. Las avionetas de Hermanos al Rescate, civiles y sin armamento, fueron derribadas por dos MIGS de la aviación militar cubana por órdenes directas del tirano, quién así lo admitió pocos días después.

Asimismo, el terrorismo desatado contra el pueblo cubano se ha manifestado tambien en forma sicológica, a veces mas destructiva que la física. Entre el 18 y el 21 de marzo del año 2003, el régimen decidió poner fín a ciertas expresiones de pensamiento que amenazaban con debilitar su ferreo control dogmático sobre el pueblo de Cuba. Setenta y cinco disidentes y periodistas fueron encarcelados y condenados colectivamente a más de 1,400 años de privación de libertad. Por otra parte, el 11 de abril de ese mismo año, y después de un juicio sumario en que no se permitió apelación, el gobierno fusiló a tres jóvenes negros que trataron de escapar en una lancha hacia los Estados Unidos.

 

Por desgracia y para su verguenza el mundo ha prestado oídos sordos al martirio y al clamor del pueblo de Cuba. Por fortuna, la tecnología y las comunicaciones modernas han permitido documentar las mas recientes atrocidades y son muchos los que han abierto los ojos a la maldad intrínseca del sistema y del sátrapa. Sobre todo si tenemos en cuenta que el odio y la maldad de los Castro ha saltado fronteras geográficas y puesto en peligro la estabilidad de otras naciones, incluyendo los supuestamente inexpugnables Estados Unidos. Quienes en este país se hacían ilusiones de que la relativa moderación por parte del régimen de Cuba después de la década de los 90s indicaba una reducción de las hostilidades de Castro hacia los Estados Unidos tuvieron un despertar desagradable el 21 de septiembre del 2001.

Diez días después del ataque contra las Torres Gemelas del Centro Mundial de Comercio en Nueva York el FBI ponía bajo arresto a Ana Belén Montes, una mujer de 44 años que era la analista principal sobre Cuba nada menos que de la Agencia de Inteligencia para la Defensa del gobierno de los Estados Unidos. En marzo del 2002, la Montes se declaró culpable de haber espiado para el gobierno de Fidel Castro durante mas de 17 años. Esta exitosa penetración por Cuba de las mas altas esferas de la inteligencia norteamericana demuestra que, mientras existan cualquiera de los hermanos Castro, su régimen seguirá siendo una amenaza para el mundo civilizado, ya sea directamente o a través de discípulos como Chávez, Marulanda, Ortega, Morales o Correa. Quien tenga dudas que se lo pregunte a Alvaro Uribe y al pueblo de Colombia.

 

Miami, Florida USA, 4 de marzo de 2008.


 


Editoriales  + 
Opinion  + 
Colaboraciones  + 
Entrevistas  + 
Foros
Hemeroteca
Enlaces

Cuba Matinal - Spain, C. Alcala 99, 28009 Madrid, España. Tel: + 34 639 43 15 89
repliche orologi © Copyright 2006. All Rights Reserved. Contacto: cubamatinal@cubamatinal.com