cubamatinal.com| |
Cuba y su Realidad Social 24-04-2017

Portada
Noticias
Deportes
Breves
Video Blog
Cuba-Org.
Politicas
Reportajes
Actividades
Colaboraciones
Buscador
Cartas
Suscribase
   Enviar por Email
EL PENSAMIENTO DEL CUBANO
21-01-2008, Roberto de Jesús Guerra Pérez

EL PENSAMIENTO DEL CUBANO, ¿EN EL CIELO O EN LA TIERRA?

Las actuales debilidades que presenta la organización y función del gobierno cubano, no son productos, fundamentalmente, a los ya 50 años de desgobierno sino, que representan la inadaptación a un progreso socio económico acorde a la modernidad y avance del mundo actual tanto en lo referente a la producción de bienes y servicios como a las tareas del mercado.

La población cubana, pasó de cerca de 6 millones de habitantes en 1959 a más de 12 millones, considerándose esto un rápido ascenso `poblacional, para un país que no cuenta con una infraestructura económica y capacidad productiva suficiente para enfrentar, con la utilización de métodos arcaicos apoyados en teorías ya obsoletas este crecimiento demográfico, por lo que llega al siglo XXI con una situación crítica reforzada por un llamado Período Especial que se mantiene vigente hace ya más de 17 años, situación esta que exige prioritariamente, una nueva concepción de la tecnificación y manejo de la economía.

Esta realidad, que por no ser aceptada no deja de ser real, es factor determinante para que los modos de posible adaptación, intensificación de la producción agrícola e industrialización, exigen en primera instancia sabia utilización de capitales y un gran espíritu de empresa, debiéndose abandonar todo tipo de obstáculo material, jurídico o ideológico que frenen tanto la implantación como el desarrollo de esta nueva forma de producir.

Sobre la situación agrícola debemos acotar que las mayores dificultades se presentan en el proceso y desarrollo de cosechas así como en la organización de la estructura de trabajo y explotación de las tierra cultivables.

En referencia a los cultivos debemos anteponer que se ha procedido a experimental con diferentes formas que van desde la introducción de variedades que sustituyen a las tradicionales como la transformación del sistema dry=forming, cultivo extensivo, en el sistema de cultivo intensivo, lográndose con ambos métodos resultados pálidos de forma tal que no han sido ni uno ni otro capaz de garantizar una producción cuyo rendimiento sea capaz de satisfacer por completo las necesidades reales de la población, a pesar de que se cuenta con un buen sistema de regadíos, embalses de agua y tierras fértiles pero la mala utilización de estos recursos trajo por consecuencia inmediata la entrada en juego de la ley de rendimiento decreciente que entre otras cosas ha provocado la desaparición casi total de cultivos como es ley de la caña de azúcar y el decrecimiento sistemático de la masa ganadera durante el transcurso de todos estos años.

En cuanto a la organización del sistema de trabajo agrario, podemos acotar que a pesar de que la promulgación de la Ley de Reforma Agraria, en sus dos versiones, tenía como fin no solo distribuir la tierra a los que la trabajaran y eliminar el latifundio queriendo con esto resolver el problema del trabajo y explotación de la tierra, no resolvió en su totalidad esta situación.

Para poder minimizar los efectos surgidos, abandono por los productores de las tierras otorgadas para irse a gozar de los beneficios de las ciudades, desilusión del trabajo agrícola por los bajos precios de comercialización que pagaban las empresas estatales como ejemplo Acopio y Frutas Selectas, dificultades para la obtención de insumos de trabajo, etc., el estado tuvo la gran idea , copiado del sistema estalinista, de colectivizar la producción agrícola y pecuaria, resucitando así el establecimiento de los latifundios mediante la creación de las Cooperativas de Producción Agropecuaria, granjas estatales, animando que paralelamente se crearan, por mediación de la ANAP, las Cooperativas de Crédito y Servicio las cuales se constituían por la asociación voluntaria de pequeños PRODUCTORES PRIVADOS, que trabajaban en conjunto repartiéndose al final los beneficios logrados.

De estas dos variantes de colectivización, mientras que la segunda obtenía resultados discretos, la primera fue un total fracaso a pesar de que en sus inicios fue una revitalización de la organización del trabajo, pero como no se tuvieron los efectos del elemento latente que se acumulaba años tras años por ignorar el equilibrio que debe existir en toda gestión entre los costos y los beneficios se convirtieron prácticamente insuficientes, por lo que procedió a crear a partir de estas las unidades de producción agropecuaria , tierras administradas por el ejercito, las Unidades Básicas de Producción Agropecuaria, conocidas por sus siglas UBPC y el sistema de fincas autónomas en sectores cañeros, tabacaleros, cultivos varios, frutales forestales y ganaderos.

En el caso de las UBPC y el sistema de finca, ambas son alas de un mismo pájaro ya que las mismas consisten en la explotación de un lote determinado de tierra, al área está en dependencia de la cantidad de integrantes, que en condición de asociados se encargan de administrarla y trabajarla, repartiéndose los beneficios después de deducidos los gastos, los cuales entre impuestos al estado, compra de insumos, pago de los gastos de la empresa del territorio de la cual dependen los cuales se deducen a partir del precio que el estado, principal comprador, paga por las mismas, trae por resultado que en la mayoría de los casos queden adeudos que se trasladan de un año de cosecha al otro lo que provoca el desanimo productivo como causa y una baja producción agrícola como consecuencia

Estos son algunos aspectos que demuestran que el modo de producción socialista no acertó en este dominio solo lo intentó por lo que la rentabilidad en este sector aún no se vislumbra y de lograrse sería solo a largo plazo y con la condición de que la visión disociada que tiene el gobierno sobre la forma de estructural y administrar este tipo de acción económica, encuentre su meridiano.


* ROBERTO DE JESUS GUERRA PEREZ PERIODISTA INDEPENDIENTE DEL CENTRODE INFORMACION DE LA CORRIENTE MARTIANA.


 


Editoriales  + 
Opinion  + 
Colaboraciones  + 
Entrevistas  + 
Foros
Hemeroteca
Enlaces

Cuba Matinal - Spain, C. Alcala 99, 28009 Madrid, España. Tel: + 34 639 43 15 89
repliche orologi © Copyright 2006. All Rights Reserved. Contacto: cubamatinal@cubamatinal.com