cubamatinal.com| |
Cuba y su Realidad Social 23-05-2017

Portada
Noticias
Deportes
Breves
Video Blog
Cuba-Org.
Politicas
Reportajes
Actividades
Colaboraciones
Buscador
Cartas
Suscribase
   Enviar por Email
Nuestro muro de Berlín está en La Habana
26-11-2007, Thermidor

Pues sí queridos míos.

Sorprende desde cualquier punto de vista, la persistencia en el Mundo de habla Hispana, de un socialismo dogmático y casposo que ya se dio de bruces con la realidad allá por el lejano año de 1989. Recordarán casi todos ustedes, que aquel año se nos cayo encima el Muro de Berlín, Símbolo de la Guerra Fría, cuya sola pervivencia suponía un desafío para el mundo liberal-capitalista.

Por aquellos años, ya era evidente para cualquier persona informada, que la ideología socialista, había fracasado en todos sus postulados: había sido incapaz de generar riqueza liberando las «fuerzas productivas», tal como rezaba la profecía marxista. Había sido incapaz de exportar la Revolución más allá de unos cuantos países conquistados durante la Segunda Guerra Mundial. Había sido incapaz de sacar de la miseria al Tercer Mundo. Peor aún, multitud de países ricos en Europa y América, fueron empobrecidos por la ideología más mortífera de la Historia.

El fracaso del Socialismo era más sangrante en aquellas cuestiones, que se suponía eran su punto fuerte. El discurso izquierdista, vendía la idea de sacrificar «la libertad burguesa» para conseguir la Justicia Social, basada en la «libertad colectiva». Todo ello en un marco idílico de crecimiento sostenible, en armonía con la Naturaleza.

Pues bien, ni Libertad, ni Justicia Social, ni Crecimiento Sostenible: el mayor desastre nuclear de la Historia se produjo el 26 de abril de 1986 en Chernobil. Hoy, los países que destrozan sus bosques, son los no-capitalistas, las sociedades más corruptas, son las post-comunistas...y así todo.

Porque no hay «crecimiento sostenible» sin capitalismo. El «crecimiento sostenible», necesita una tecnología que solo puede conseguirse con una gigantesca acumulación de capital, incompatible con los postulados colectivistas del socialismo y el nacionalismo.

...¿Dónde quiero llegar?...pues a que todo esto es evidente...¡en las sociedades anglosajonas!. Es en esas sociedades, donde ha caído el Símbolo del Socialismo: el Muro de Berlín. Eso les ha permitido superar los dogmas del siglo XX, entrar de lleno en el siglo XXI, y aprovechar a fondo las oportunidades que ofrece la Sociedad del Conocimiento.

En el Mundo Anglosajón, incluso ha sobrevivido una Izquierda que se ha visto en la imperiosa necesidad de renovarse o morir. Lean ustedes el Manifiesto de Euston que ha influido al Partido Laborista Británico, y al Partido Demócrata de los EUA.

Entonces, ¿qué pasa en el Mundo Hispano?, ¿representa el «socialismo del siglo XXI» o la «Alianza de Civilizaciones» algo diferente de la propaganda «pacifista» soviética del siglo XX?. La respuesta es NO.

Entonces, ¿Por qué crecen como hongos los demagogos iluminados tipo Evo Morales, los caudillos populistas como Hugo Chávez, o los burócratas herederos del fascismo peronista como Kitchner y su casta esposa?.

Mi opinión es clara: en el Mundo Hispano no ha caído el Símbolo colectivista, que no está en Alemania sino en Cuba. Nuestro Muro de Berlín está en La Habana, y sigue en pie.

A pesar de que el socialismo ha vuelto a fracasar en Cuba, (como en todas partes), la personalidad de Fidel Castro es muy atractiva para la mentalidad hispana. Su Confianza en si mismo, su Determinación a toda prueba, mitad paranoia mitad lucidez. Su Valor, al desafiar al Impero más poderoso de todos los tiempos. Su Intolerancia, que le hace eliminar sin contemplaciones a sus rivales. Son cualidades, (virtudes o defectos, según el punto de vista) muy seductoras para cualquiera que hable español.

Cualidades todas ellas, que debieron adornar a los Conquistadores del siglo XVI, de los que Fidel Castro es dignísimo descendiente. La atracción que ejerce Castro sobre los pueblos de Hispanoamérica, es el equivalente contemporáneo del poder mental que ejerció Hernán Cortes sobre la India Malinche, genialmente descrita por Octavio Paz en “El Laberinto de la Soledad”.

Es un error subestimar al enemigo. Es autoengaño suponer (como hizo la izquierda española con Franco), que alguien que lleva 48 años en el poder, se ha sustentado exclusivamente sobre la fuerza y la represión. Puede que hoy sea así, pero en origen, Fidel Castro sedujo a multitud de personas que no eran izquierdistas, y ha mantenido su Dictadura, manipulando frustrados sueños de grandeza, que encandilan al Quijote que todo hispanohablante lleva dentro.

Esto es incomprensible para los estadounidenses. Ven a Fidel Castro, con una mezcla de asombro, horror, e incredulidad. Mientras Cuba fue una amenaza geoestratégica para los EUA, estos hicieron una defensa sin fisuras de sus intereses y sus valores. Pero hoy día, la Dictadura Cubana solo nos importa a nosotros, los hispanohablantes.

Los EUA, se sienten más amenazados por una posible crisis migratoria en Florida si el Régimen Cubano se colapsa, que por las bravuconadas de Fidel Castro o de su epígono Hugo Chávez. Ni siquiera podemos hablar con propiedad de Hispanoamérica como el «patio trasero» de EU. Un mundo globalizado es un mundo pequeño, ya no hay «patios traseros». Para los EU Cuba dejó de ser portaviones soviético, para convertirse en una patera repleta de desheredados.


El Capital, que hoy puede moverse a la velocidad de la luz, está mas interesado en los mercados emergentes de Asia, que en Iberoamérica.

La América de habla hispana, ha perdido peso en el conjunto mundial. Como ejemplo de escala, baste decir que toda la economía de Bolivia, es menor que la capitalización bursátil del Banco de Santander...para los españoles solo un banco entre muchos, sin ningún significado especial. ¡Y Evo Morales se cree tan importante!.

¡Pobres bolivianos!, Ignoran que si Morales destruye su parca economía, eso no les afecta más que a ellos. Ninguna empresa española se va a arruinar por eso. Su «revolución» indigenista es pintoresca, pero ni puede cambiar el mundo, ni le importa a nadie.

Respecto a Venezuela, la reciente imagen de una «tricoteuse» chavista abofeteando a un presentador de TV, lo único que demuestra es que todavía quedan televisiones que desafían a Chávez ante millones de espectadores...y es muy difícil sojuzgar a una sociedad así.

Pero La Habana sí es fundamental para nosotros, porque muy pocas personas pueden decidir una batalla ideológica, cuyo resultado tendrá consecuencias transcontinentales. Está en cuestión la pervivencia del Símbolo del socialismo para una tercera parte de la Humanidad.

Por eso es tan importante que el Castrismo no sobreviva a Castro. Por eso debemos apoyar sin dudarlo al pueblo cubano en su lucha por la Libertad, que no puede estar muy lejana. La no-cooperación con la Dictadura Castrista, es una obligación moral y política.

Es vergonzoso, contemplar el espectáculo que ofrecen algunos empresarios españoles beneficiándose (en Cuba sí, no en Argentina o Bolivia) de una mano de obra esclava, que no dispone libremente de su salario, sino que es el Régimen quien se lo arrebata, para luego repartirlo a su antojo entre burócratas y amigotes.

También es escandalosa la hipocresía de algunos sindicatos que «apoyan» a los trabajadores cubanos, encamándose con el Dictador que les roba su dinero.

Cuba es la llave de América, y la línea de flotación del colectivismo nacional-socialista para el mundo de habla Hispana. Ahí debemos apuntar nuestros dardos. Y cuando llegue el momento de la Libertad, los patriotas cubanos hoy perseguidos, deberán separar el trigo de la paja. No todos los españoles son iguales. Muchos tienen suficiente sentido de la ética, en los negocios y en la vida, como para no beneficiarse de la explotación que les sirve en bandeja la Dictadura de Fidel Castro.

...pero los empresarios que apoyen la dictadura, creyéndose más listos que los demás...para ellos, en poco tiempo, todo será llanto y crujir de dientes.

Mientras llega el momento, les recomiendo paciencia activa. Y envío un saludo cariñoso a todos los cubanos. Estén donde estén.

¡Hasta otra amigos!

 

 


Editoriales  + 
Opinion  + 
Colaboraciones  + 
Entrevistas  + 
Foros
Hemeroteca
Enlaces

Cuba Matinal - Spain, C. Alcala 99, 28009 Madrid, España. Tel: + 34 639 43 15 89
repliche orologi © Copyright 2006. All Rights Reserved. Contacto: cubamatinal@cubamatinal.com