cubamatinal.com| |
Cuba y su Realidad Social 26-03-2017

Portada
Noticias
Deportes
Breves
Video Blog
Cuba-Org.
Politicas
Reportajes
Actividades
Colaboraciones
Buscador
Cartas
Suscribase
   Enviar por Email
El próximo presidente
23-10-2007, Fabián D. Arcos

Al concluir la llamada prueba dinámica en las regiones occidental y central del país para las elecciones del próximo domingo, ya se está el aparato burocrático para la consulta popular.

Según el juicio generalizado, será más de lo mismo. Y a esperar entonces para conocer la participación ciudadana, seguramente por encima del 90 por ciento, que refrendará, una vez más y para siempre, el socialismo.

Los medios informativos han informado sistemáticamente el desarrollo del proceso, desde las asambleas de nominación de candidatos escogidos dentro de "los mejores" hasta los preparativos de los que trabajarán en el evento.

El culebrón de estas "elecciones" muestra una incógnita a despejarse en el capítulo final: ¿Quién será el próximo presidente? No nos llamemos a engaño. Ni por asomo pensemos que un relevo de presidente conduciría a la nación a los cambios que necesita. Sea quien sea la vida seguirá igual.

Como la pregunta tiene más de curiosidad y sirve para hacer apuestas (uno de los principales hobbies de los cubanos), y no entraña riesgo político alguno, este reportero conversó con varios ciudadanos, la mayoría fieles al sistema y los resultados fueron sorprendentes. Casi todos consideran que el estadista enfermo continuará en sus cargos.

Que Raúl Castro fuera "elegido" presidente sería, además de lo más lógico, la ratificación de que los cargos en este sistema no tienen nombres y apellidos. Institucionalizaría lo que ya es un hecho: que el Comandante no saldrá de su convalecencia política y que el General, aunque sea institucionalmente, continuará rigiendo los destinos del país.

Algunos, los menos, imaginan un final donde el vetusto dirigente se dirija a su pueblo, que lo quiere otra vez con todos sus títulos y cargos, y le explique que por su estado de salud no puede desempeñar, aunque sea oficialmente, las altas responsabilidades de la dirección del Estado. Y que nadie mejor para relevarlo que su fiel hermano, que hasta el momento lo ha venido haciendo. Emocionante final donde se muestra el desapego personal a los cargos del poder, aunque nadie se llame a engaño, las grandes decisiones seguirán las seguirá tomando él.

Pero todo indica lo contrario. Dirán los ortodoxos de la línea dura "que el jefe se muere con las botas puestas". Que aún después de muerto seguirá iluminando el camino de nuestro socialismo único e irrepetible. Reelegirlo es mantener viva la esperanza de que vuelva (al igual que "los cinco héroes") y todo sea igual o mejor que antes.

Lo cierto es que su reelección mostrará lo que ya todos saben: el Comandante en mono deportivo sigue sediento de poder, pese al casi medio siglo que lo detenta. Será el desmentido de que todo está preparado para la sucesión, que nunca acontecerá con él vivo. Y con ello perderá, una vez más, la oportunidad de demostrar ideales cívicos y patrios que en la realidad no van por encima de su ego.

La telenovela de las elecciones llegará a su fin, pero el desenlace todos lo imaginan. Más de lo mismo.


 


Editoriales  + 
Opinion  + 
Colaboraciones  + 
Entrevistas  + 
Foros
Hemeroteca
Enlaces

Cuba Matinal - Spain, C. Alcala 99, 28009 Madrid, España. Tel: + 34 639 43 15 89
repliche orologi © Copyright 2006. All Rights Reserved. Contacto: cubamatinal@cubamatinal.com