cubamatinal.com| |
Cuba y su Realidad Social 30-05-2017

Portada
Noticias
Deportes
Breves
Video Blog
Cuba-Org.
Politicas
Reportajes
Actividades
Colaboraciones
Buscador
Cartas
Suscribase
   Enviar por Email
IANUA INFERNORUM: LA PUERTA DEL INFIERNO
16-10-2007, Oswaldo Yañez.

Muchas cosas han acontecido, intramuros y extramuros, pero hay dos cosas que me preocupan sobre todas las demás: el aumento de la represión fuera y dentro de los penales y que alrededor de 30.000 compatriotas más, van a conocer el infierno en vida. Lejos de lo que se pretende hacer creer a los turistas, el útero materno se ha convertido, para los cubanos, en la puerta del infierno.

Las inundaciones y derrumbes van a provocar que decenas de miles de cubanos sean reubicados "provisionalmente" ante la imposibilidad de ofrecerles una alternativa digna a la desgracia de haber perdido su vivienda por las inclemencias de los cielos y por la falta de mantenimiento de las soluciones habitacionales, un mal endémico de la revolución cubana.

En estas instalaciones las enfermedades, el pillaje, las fajaderas, los ataques con arma blanca y las violaciones se suceden a diario y nadie es capaz de preocuparse de las quejas de estos desventurados porque para la nomenclatura bastante es el darles un techo donde cobijarse, el resto es asunto de ellos.

En esta situación, la desesperación y el desaliento reinan sin oposición y la esperanza es una prima lejana que nunca los viene a visitar, es comprensible, en estas circunstancias, que los padre y madres de los infantes damnificados sea capaces de cualquier cosa para escapar de este infierno y cuando digo cualquier cosa es absolutamente literal, su imaginación se quedaría corta, a buen seguro.

Las soluciones habitacionales prometidas por el castrismo no llegan por dos causas fundamentales: el desvío de fondos a tareas más urgentes y la apropiación indebida por parte de la empresa licitadora y de los obreros a cargo de la tarea de los materiales constructivos. No piensen que esto ocurre sólo en este capítulo, en todos los puestos laborales el empleado y el empleador están abocados a la distracción de parte de los materiales o del producto final para poder subsistir, este es el logro castrista del que nunca se habla, el Uno convirtió a sus revolucionarios en delincuentes ya en la sierra, pero ahora todos los cubanos deben delinquir para resolver y por estos hechos la historia lo condenará sin dudarlo un ápice.

El pálido comunista que está al frente de la legación española, luego me referiré a él con más detenimiento, presume de que los disidentes encarcelados han bajado de número desde que él está en su puesto, una supina mentira, el número de disidentes encarcelados es mayor pero es imposible llevar una cuenta cierta y actualizada por las arteras pericias del aparato represor de la tiranía castrista.

El número de detenciones y citaciones a interrogatorio a los disidentes, desde que el Dos está al mando del desgobierno, se ha incrementado en un 300%, los datos que yo manejo no dejan lugar a dudas, la represión es más fuerte que nunca en el archipiélago cubano y muchas detenciones, retenciones y encarcelaciones no se denuncian por el miedo que inspira el aparato de seguridad. El comunista gallego debería saber que los comunistas cubanos a los que él invita a sus orgías de canapés son los mismos que dan las ordenes o consienten que menores de edad, familiares de disidentes, sean torturados psicológicamente por miembros de la DGCI para obtener la información que no pueden conseguir por los medios habituales, este abuso no puede ni debe ser olvidado y conviene denunciarlo ante los organismos internacionales. Pronto estaré en disposición de poner fuera de la isla las pruebas necesarias para que a ningún investigador, que quiera inquirirlo, le quede ninguna duda sobre estos repugnantes hechos.

En los penales la situación es desesperada y desesperante, la atención médica es negada ahora con más saña que nunca y los atropellos, abusos y violencia física son notablemente superiores al año anterior; si alguien no da orden de lo contrario, los presos políticos van a salir con los pies por delante sin remisión. De esto tampoco se acuerdan con la necesaria frecuencia en el exterior y es algo que no podemos olvidar, es nuestra tarea más urgente, conseguir la liberación de los injustamente encarcelados.
El aparato mediático revolucionario trata de distraernos con las fantasmagóricas apariciones para tratar de ocultar la tragedia que se vive a diario en la isla, el despego de la realidad de los medios oficialistas hace mella en la población que ya ha pasado de preguntarse en que mundo viven esos periodistas a afirmar con rotundidad que la ley del silencio impuesta por Ramirito impera a sus anchas entre los voceros castristas.

La válvula de escape que le pusieron a la olla revolucionaria, a punto de reventar, dándoles a los estudiantes de la Universidad de Oriente garantías de algunas mejoras en su insostenible duración diaria no aguantará mucho, con seguridad menos de lo que los castristas creen; cuando una rectora es inquirida sobre las violaciones a mujeres en el campus y esta contesta que no es asunto suyo, algo terrible está a punto de acontecer pues lejos de poner siquiera un parche intentó darle una solución política a una situación gravísima, cuando las mujeres revolucionarias no son capaces de defender a sus hijas, todos se preguntan que diablos hacen allí.

El asunto no ha sido suficientemente valorado por la inteligencia pues a pesar de que teme un estallido de protesta cree tener la situación bajo control, este error les costará algo más que algún llamado a la disciplina revolucionaria. La situación de descontento en el oriente cubano es tal, a todos los niveles, que una chispa de protestas sostenidas en la universidad puede hacer estallar la olla revolucionaria, que no sabe que está siendo calentada sobre un barril de pólvora, cuando el oriente estalle, la explosión por simpatía arrasará el archipiélago; no habrá suficientes gases para aplacarlo y cuando los tanques salgan a la calle, entonces ya todo habrá terminado.

La contrainteligencia cubana ha contraído el virus birmano y el vector de transmisión ha sido el hilo telefónico; las ordenes de impedir protestas de la disidencia, a las que pueda sumarse espontáneamente la población, son irrestrictas y esto ha llevado a las detenciones en masa en toda la isla. Los CDR y los chivatos están en alerta continua y esta situación no puede conducir más que a un enfrentamiento desigual en el que algún disidente pierda la vida a manos de algún exaltado castrista que tomó demasiado.

La nomenclatura está de celebraciones, primero con los gallegos y después con el gorila cargado de regalos, tras algunas sonrisas casi se puede adivinar la cuantía de la dadiva, en todo caso, demasiado generosas para el esfuerzo realizado, la traición a los ideales martianos está bien pagada en la Cuba del siglo XXI.

El irredento comunista, a la sazón, Embajador del Reino de España, no cabe en sí de gozo, parafraseando a una insigne escritora, me atreveré a decir: nadie, mirándolo, podía pensar que en ese cuerpo cupiera tanta mala sangre.

El grupo mediático Prisa y otro, en ciernes, propiedad de los compañeros de cancha del Iluminati, están sirviendo de altavoz para propagar exitosamente en el mundo la falaz propaganda revolucionaria cubana, ya no se que me indigna más, las mentiras castristas, quien las propaga o que haya gallegos que, después de diez lustros de tiranía, se las traguen.

La Secretaria de Estado para la Cooperación del MAEC del Reino de España llegó a la casa de las Cariátides con millones de Euros y espetó, sin que se le corriera un ápice su pintura de ojos, que el gobierno del Iluminati estaba dispuesto a ayudar a los cubanos gobierne quien gobierne. Esta sencilla aseveración encierra una mentira y una sentencia, la falacia, que la ayuda llegará al pueblo cubano, la sentencia, que los socialistas españoles están dispuestos a sostener las tiranías de izquierdas en todo el mundo si eso les sirve para conservar el poder en su país, terrible panorama para todos los españoles.

La alegría del embajador está justificada no solo por la llegada de las fulas frescas sino porque el hombre de Zapatero en La Habana está a punto de cerrar el acuerdo para la compra de la mochila de Castro, al menos, eso piensan ambos. El precio son 2000 millones de Euros, que saldrán del bolsillo de todos los españoles, con el cerrado aplauso de la camarilla de empresarios españoles que comercian con el régimen castrista y que podrán al fin cobrar sus deudas pues el precio consiste en la condonación de la deuda externa cubana con España.

 

El problema de ceder a un chantaje es que cuando este comienza ya no tiene fin, poco le importa a los asesores del inquilino de la Moncloa mientras esta estrategia de engaño les permita perpetuarse en el poder.

Ya he rebatido antes las mentiras del flaco gallego pero les voy a transmitir un método para que comprueben que todo el dinero que trajeron nunca acabará en manos de los cubanos sino de su nomenclatura.

A la firma del tratado asistió el hombre del traje gris, que gestiona la Habana Vieja como si de su rancho particular se tratara, bastará ver las fotografías de satélite de esta parte de la ciudad dentro de unos pocos años para comprobar que las fulas se las tragó el caribe pues las mejoras en los edificios seguirán brillando por su ausencia.

A ese acto también asistió el representante de una pretendida ONG que lleva tiempo trabajando en Cuba, a través de su página Web se puede comprobar que todo su dinero acaba en manos de los disímiles tentáculos de las organizaciones del PCC. Sírvase comprobar el proyecto que auspiciaron con la federación de mujeres para arreglos ornamentales y que, preguntados los oriundos de esa ciudad, nadie conoce. Es fácil de comprobar para el que lo quiera hacer, por eso, yo afirmo con rotundidad que los millones de Euros de los gallegos solo van a ira parar a las jabitas de la nomenclatura cubana y nunca, nunca, a mejorar el desesperado estado del pueblo cubano.

Estos hecho prueban que el desprecio del gobierno del Iluminati hacia el pueblo cubano es sólo equiparable al que le profesan los revolucionarios castristas que desgobiernan mi patria y que su único interés es engañar a todos los españoles, haciéndoles creer que se ayuda al pueblo cubano cuando en realidad están apoyando a la dictadura castrista, solo espero que los españoles que realmente quieren la democracia y la libertad para el pueblo de Cuba les rebatan, con estas pruebas, sus falaces argumentos cada vez que osen difundir su mentira y por supuesto, que les retiren su voto.

Las estrategias castristas para expulsar de Venezuela a todo aquel que no consienta una dictadura chavista que desemboque en una Confederación Bolivariana de países, sigue su curso. La retórica castrista se expande a través de la Operación Cabaña por toda Iberoamérica y las fábricas de AK 103 de Venezuela y Cuba armarán a las guerrillas que ahora solo protestan con piedras y palos.

Si los venezolanos no expulsan del poder a Chávez, una guerra de grandes proporciones será inevitable en América Latina, ya lo dicen abiertamente, abrazan con alegría las frases del asesino de masas Ernesto Guevara y piensan arrasar América desde el Polo Norte al Cabo de Hornos.

 

Los cubanos debemos ser plenamente conscientes de que si no somos capaces de conseguir una Cuba Libre y Democrática estaremos avocando a nuestros hijos a combatir en una guerra para satisfacer las ansias de poder de un puñado de orates.

Debemos salir a la calle a pedir Libertad para conseguir que los castristas tomen sus jabas con sus veinte monedas y corran, pongámosles puente de plata, cuando podamos cantar y reír en Libertad ya se encargará el largo brazo de la justicia de los reclamos pertinentes.

Gritemos, al unísono, Libertad.

Omnia poenarum percurrere nomina possim.

Podría enumerar los nombres de todas las penas.

Virgilio.


 


Editoriales  + 
Opinion  + 
Colaboraciones  + 
Entrevistas  + 
Foros
Hemeroteca
Enlaces

Cuba Matinal - Spain, C. Alcala 99, 28009 Madrid, España. Tel: + 34 639 43 15 89
repliche orologi © Copyright 2006. All Rights Reserved. Contacto: cubamatinal@cubamatinal.com