cubamatinal.com| |
Cuba y su Realidad Social 29-03-2017

Portada
Noticias
Deportes
Breves
Video Blog
Cuba-Org.
Politicas
Reportajes
Actividades
Colaboraciones
Buscador
Cartas
Suscribase
   Enviar por Email
Canciones por la libertad de Cuba
03-10-2007, María Argelia Vizcaíno

Alguien me comentó que no conocía canciones por la libertad de Cuba y en cambio son muy famosas las que alaban al régimen tiránico castrista. Por supuesto, estás últimas son incontables y tienen mayor publicidad porque ese sistema perdura por la propaganda, ya que no hay otra forma para demostrar sus supuestas “bondades”, por eso acuden a la burda manipulación con noticias falsas o verdades a medias. Pero canciones que clamen la falta de libertad de Cuba también han sido creadas y grabadas, aunque reconozco que no son muchos los artistas que incluyan canciones por Cuba libre en su repertorio.

Desde el principio de la revolución engañosa surgieron muchos temas nostálgicos, porque cuando aquello todavía el cubano tenía bien arraigado el sentimiento patrio, y deseaban luchar para conquistar la libertad perdida, por eso creían que el exilio era algo temporal, y que como en las dos dictaduras (dictablandas) anteriores, regresarían muy pronto. Así nacieron canciones como Volverte a ver, de Gustavo Mustelier; Callecitas de mi Cuba, de Rosendo Rosell; He perdido una perla y La otra perla, de Nazario López; Yo volveré, del creador del ritmo pachanga Eduardo Davidson, que la compuso en 1962; etc.

Hubo un grupo de amigos extranjeros que se unieron a este llamado como el mexicano Luis Demetrio con Yo regresaré; su compatriota Chucho Navarro, con el tema Si No regreso a Cuba; el dominicano Billo Frómeta residente en Venezuela y famoso con su orquesta Billo’s Caracas Boy, con El son se fue de Cuba; el argentino Ricardo Ceratto cantó Algún día me verán volver (entre mis preferidas); En Cuba no falta nada, del músico colombiano José María Peñaranda, que posteriormente se grabó como El del tabacón, para que fuera audible en todas partes; y quizás la más escuchada, Cuando salí de Cuba, del argentino Luis Aguilé.

A los pocos años en el poder, el sistema comunista ya logra crear un síndrome de indefensión y se generaliza el concepto de “aquí no se puede hacer nada”, y el que no se llega a adaptar trata de huir, y muy pocos artistas son capaces de protestar dentro de la isla, porque eso representa con seguridad la prisión o la muerte, y el ostracismo. Es que sólo con un sentido patriótico muy fuerte es que se puede arriesgar la vida en aras de la patria, y eso lo saben los comunistas por eso tratan de acabar con el patriotismo.

 

 

 

La mejor opción para la mayoría de los artistas opositores es salir al exilio, y libres resulta más fácil exponer el descontento. Y aún así, con la nueva vida, a algunos se les olvida que si estamos fuera de nuestro país es por culpa de la tiranía, y todos los trabajos que pasamos lejos del suelo nativo es por causa de esa mafia que se apoderó a la fuerza de lo nuestro, y al no reconocerlo no lo señalamos en el momento oportuno, ni lo enseñamos a nuestros descendientes, mucho menos al público.

Otros artistas exiliados son chantajeados porque han tenido que dejar a la familia como rehén o por otras razones, de ahí que se autocensuren, porque conservan el miedo implantado por tanto terror, temiendo que a sus seres queridos les hagan pagar las consecuencias de sus actos. Los peores artistas son los que sin estar de acuerdo con el gobierno se han mantenido indiferentes a la continúa violación de los derechos humanos en nuestra nación argumentando que ellos no son políticos, olvidándose que además son ciudadanos de un país que sufre. Otros, han aprovechado los contratos al extranjero para apalear con las limosnas que le dan, las miserias que genera el sistema castrista, y se prestan con doble moral a amenizar gratuitamente actividades políticas en las embajadas castristas en los distintos países como República Dominicana, en España, Holanda, Francia, etc., mostrando aunque hipócritamente su apoyo al despotismo implantado en 1959, tan solo por conservar el derecho al regreso, que le es negado a los que se le oponen.

Sin embargo, cuando un artista desterrado hace lo mismo pero contrario a esos bajos principios, como denunciando el apartheid contra la población cubana o el injusto presidio político solamente por pensar diferente, son criticados y apabullados hasta por algunos exiliados, con la excusa de que la cultura no se debe mezclar con la política. No entenderé jamás como es políticamente correcto cantar a favor de los sistemas de izquierda y hacer lo contrario es tan mal mirado.

Por otro lado las organizaciones que dicen luchan o trabajan contra el castrismo no se han percatado de la importancia de unir esfuerzos para lograr seriamente un mega concierto por la libertad del pueblo cubano, que quede grabado un documental, una producción discográfica, que llegue hasta el pueblo dentro y fuera de la isla, que todos conozcan que sus artistas también están unidos a su desgracia, como hemos visto que hacen tanto los izquierdistas por esos que nos están pisoteando.

 

 

 

Las canciones sobran para demostrarlo, entre las más conocidas está la cantada por Celia Cruz 'Por si acaso no regreso' de Angie Chirino; Cuando Cuba se acabe de liberar de Hansel Martínez. Ya en otras oportunidades les he mencionado Cuba unida y libre, de las hermanas Diego; Nuestro día, de Willy Chirino; Ese hombre está loco, que en Cuba cantaba valientemente Tanya
Rodríguez; Mi país, de Pedro Tamayo; Viva Cuba Libre, de Manolo Blanco; Un Carnaval en La Habana, de René Herrera y su orquesta HabanaSon; Canción del Preso, de José Nicolás; Corazón cubano, de Pedro Román; Mike Porcel, con su canción dedicada a las Damas de Blanco. Además conocemos “Amanece” del trovador Michael Méndez; de Jesús Hernández junto a su esposa Delia González y su grupo, en Holanda, Sigue, vas bien por una Cuba libre, una canción inspirada en la vida de Mario Chanes de Arma, como símbolo de aliento a los que han tenido el valor de decir lo que piensan dentro de Cuba. También alzando su voz, como él mismo define “contra esos ladrones y asesinos que han hecho de mi patria un infierno”, el joven cantante, compositor, bajista y arreglista Danny Rojo ha compuesto su canción “El anticubano” que saldrá en su nuevo cd; Gustavo Rex actor y canta/autor, que reside en Los Ángeles compuso la canción “Sin esperanzas” que el cineasta Agustín Blazquez usó para el final de su documental sobre Cuba titulado “The Rats Within.”; la canción “Se rompió el silencio”, compuesta especialmente por Lolita de la Colina para el filme “Rompiendo el silencio” dirigido por Alejandro Antón y Joe Cardona -profesores del Miami Dade Community Collage-, es interpretada por Maggie Carlés, y se estrenó el 3 de marzo de 1993, en un intento para que el mundo siga abriendo oídos a los gritos que proceden de la isla. Y entre las más recientes tenemos La Habana duele, que Lidia Rosa Hernández más conocida por Lía, ha dedicado al dolor que le produce La Habana y toda Cuba destruida por ese gobierno.

Los hijos de los exiliados, no se han quedado atrás, como Karina Lugo ha creado 'Cuba' y las hermanas Angie y Olgui Chirino han compuesto Los hijos de los hijos, que manifiesta el sentir de los hijos que tuvieron que nacer en una patria prestada y que añoran ver como sus padres una Cuba libre.

Y esa llamada música urbana que tantos jóvenes siguen también producen lo suyo como Rey Vikingo, que ha creado 'Hasta Cuando', un clamor por la libertad del pueblo cubano, con tantas familias separadas, hogares rotos, hambruna, privilegios para los turistas y nada para el pueblo, lo que ha convertido a la preciosa isla en el burdel del mundo. Y el rapero GQ (Jorge Andrés Moreno) tiene otra por el estilo titulada “Un Monstruo gobierna mi isla”.

Dentro de nuestro país estaba hasta hace muy poco Boris Larramendi, cantando Asere que volá, en el parque Almendares. Pero allí siguen aún, talentosos artistas denunciando el régimen como el trovador Raymundo Fernández Moya cantando donde pueda 'Lucha tu yuca taíno', “El Matarife”, “El gerente”, y el rockero Gorki Águila y su grupo Porno para Ricardo, que las autoridades represivas encarcelan y acusan de drogadicto para desacreditarlo, interpretando entre otras “Estado tan loco”.

 

Posiblemente el más contestatario dentro de nuestra patria ha sido el excelente cantautor Pedro Luis Ferrer, de esas raras excepciones que entra y sale de Cuba, cuando ha denunciado claramente la segregación como “Ciento por ciento cubana”, y otros prohibidos en la radio como: La Habana está poblada de consignas; Todos por lo mismo; Cadena de pájaros; El carcelero; etc.

Sabemos que es muy difícil encontrar una compañía disquera que acepte grabar temas que denuncien el genocidio castrista, sino que lo diga Marisela Verena, la más representativa autora de canciones patrióticas en el exilio, pero no es imposible, ella lo ha logrado, y por su persistencia despertó de la apatía política a los dormidos, alertó a los ingenuos y hasta a los más cobardes envalentona y eso la dignifica ante la sufrida población cubana y ante historia.

Ya lo dijo hasta el trovador Frank Delgado, -que dentro de Cuba ha tenido la osadía de cantar “Las dos orillas”- en una entrevista concedida al periodista Pablo Ortiz, del Diario de Santa Cruz de la Sierra, El Deber: “El discurso del artista es muy completo, es más poderoso que una bomba”.

Y todos los que deseamos la libertad de Cuba podemos unidos detonarla. Así que no solo los artistas deben cantar patrióticamente, también su público y las organizaciones que promueven nuestra democratización debemos alentarlos, patrocinarlos y darlos a conocer, igual que en tiempos de nuestras guerras independentistas.-


 


Editoriales  + 
Opinion  + 
Colaboraciones  + 
Entrevistas  + 
Foros
Hemeroteca
Enlaces

Cuba Matinal - Spain, C. Alcala 99, 28009 Madrid, España. Tel: + 34 639 43 15 89
repliche orologi © Copyright 2006. All Rights Reserved. Contacto: cubamatinal@cubamatinal.com