cubamatinal.com| |
Cuba y su Realidad Social 24-05-2017

Portada
Noticias
Deportes
Breves
Video Blog
Cuba-Org.
Politicas
Reportajes
Actividades
Colaboraciones
Buscador
Cartas
Suscribase
   Enviar por Email
No más parodia electoral
19-09-2007, Darsi Ferrer Ramírez

Hace algo más de un año en Cuba se vive una situación insostenible, no hay una figura en pleno ejercicio de la presidencia de la Nación y, sin embargo, dos personas fungen en la distancia como gobernantes. Realidad que no se consulta con la población, es ignorada por la Asamblea Nacional y jurídicamente no se sustenta en la legislación vigente.

La Isla se consume en una grave crisis sufrida por el pueblo y reconocida por las principales autoridades del Régimen. Tan solo suplir las necesidades básicas constituye un enorme reto para cualquier cubano. El propio Raúl Castro aceptó en el discurso del 26 de julio último que el salario de los trabajadores no alcanza para vivir.

En este contexto, las venideras ¨elecciones¨ para la designación de delegados a las Asambleas del Poder Popular -municipales, provinciales y Nacional-, ¨órganos superiores del poder¨, deben desempeñar el rol de dar comienzo a las requeridas acciones de legitimación de quienes dirijan el país y a la búsqueda de soluciones reales a los problemas existentes.

La Constitución de la República de Cuba dispone en su artículo 74, inciso o, que la Asamblea Nacional del Poder Popular tiene la competencia de: ¨revocar la elección o designación de las personas elegidas por ellas, además, estipula en su artículo 85 que: ¨A los diputados a la Asamblea nacional del Poder Popular les puede ser revocado su mandato en cualquier momento, en la forma, por las causas y según los procedimientos establecidos en la ley¨.

Bajo ningún concepto debe permitirse que el Sr. Fidel Castro vuelva a ser designado Presidente del Consejo de Estado, cargo que lo inviste como jefe de Estado y jefe de Gobierno. Aunque su enfermedad se maneja con total secreto queda claro para todos que su ancianidad y pésima salud lo invalida para seguir al frente del destino del país, luego de 49 años ininterrumpidos de mandato.

Resulta inadmisible e ilegítimo cualquier pretexto dirigido en función de ratificar en ausencia a alguien incapacitado física y mentalmente para gobernar, quien, además, en plenas facultades condujo a la Nación a la peor debacle sufrida en los anales de su historia republicana. Tampoco puede ser tolerado el traspaso hereditario del poder al estilo dinástico, sucesión que se pretende con el Sr. Raúl Castro a la cabeza.

 

Hasta ahora, las ¨elecciones¨ han jugado el rol a los ojos de la opinión pública de arropar el sistema totalitario con visos democráticos. No obstante, en la concreta han constituido burdas maniobras sin ningún tipo de legitimidad. La población no elige sino vota por candidatos propuestos por el partido comunista, única organización partidista reconocida.

La Asamblea Nacional (supuesto Parlamento) tiene la función exclusiva de aprobar por unanimidad todos los edictos del monarca, ni siquiera funge como entidad genuinamente legislativa.

Es momento de encauzar la Nación por la vía de la legalidad. Las elecciones deben servir de colofón a los electores para materializar la posibilidad real de elegir a lo más capacitados y de que los elegidos representen la voluntad de sus electores.

Durante casi cinco décadas el Sr. Fidel Castro demostró total incapacidad como gobernante. El Sr. Raúl lleva más de un año tras las huellas del fracaso de su hermano.

En este momento definitorio continuar en el seno de la Asamblea Nacional con la estrategia del avestruz es una lamentable irresponsabilidad, que, de no ser corregida por dichos “parlamentarios” con una actitud decorosa y acorde con la actual etapa, entonces no tendrán justificación posible y en un futuro cercano deberán asumir ante la Nación las consecuencias de sus actos.


*Director del Centro de Salud y Derechos Humanos ¨Juan Bruno Zayas¨.


Editoriales  + 
Opinion  + 
Colaboraciones  + 
Entrevistas  + 
Foros
Hemeroteca
Enlaces

Cuba Matinal - Spain, C. Alcala 99, 28009 Madrid, España. Tel: + 34 639 43 15 89
repliche orologi © Copyright 2006. All Rights Reserved. Contacto: cubamatinal@cubamatinal.com