cubamatinal.com| |
Cuba y su Realidad Social 28-03-2017

Portada
Noticias
Deportes
Breves
Video Blog
Cuba-Org.
Politicas
Reportajes
Actividades
Colaboraciones
Buscador
Cartas
Suscribase
   Enviar por Email
Otra transición
18-09-2006, Aini Martín Valero

Para que exista transición en Cuba, antes tiene que ocurrir una transición en la mente del cubano. El pueblo no ama la política, no la conoce, ni tiene conocimiento de ella, es ateo en la materia.

La política en el socialismo, no es un sujeto propenso a enfermedades, pero si es filosofía, adicta al maltrato y a la corrupción.

El gobierno cubano durante décadas ha tratado de crear en el pueblo, una política muy engañosa, ha intentado hacer creer que está, es igual para todos. La promesa de una distribución igualitaria de derechos y bienes materiales, no se puede alcanzar desde el mismo instante en que el poder se mantenga concentrado fuera del control social.

En que nuestro terruño existen dos políticas dominadas totalmente por el Estado, una interna y la otra externa, para la primera se le cierran los ojos, a la otra le abren , con mentiras los brazos, es como tener un sol, proyectando, sobre un mismo cuerpo dos sombras, sin saber cual es la real.

Desde sus inicios la política interna tuvo un carácter represivo, que cuenta ya 47 años. Cuando en los años 60 prohibió todo lo que oliera a Estados Unidos, borro de la radio y la televisión la música americana, escuchar algo en Inglés era caracterizado por desviación ideológica, luego reprimió las religiones, a los homosexuales; penalizo, durante años la tenencia de dólares, después de mucho tiempo, paulatinamente sin dar satisfacción a cientos de cubanos, (que por culpa de imposiciones y arbitrariedades orquestadas por el gobierno) cumplieron largas condenas en prisión, todo como en un gran ajiaco, es “aceptado y perdonado”.

La política castrista se identifica con características esenciales que se interrelacionan con una fuerza productiva, dominada por instituciones políticas y jurídicas, creando de esta manera una doctrina en la conciencia social, torciendo en el hombre el concepto de libertad.
La promesa de la “Revolución” de hacer de Cuba un modelo económico, político y social, es inalcanzable, los países que en su tiempo fueron socialista, tampoco lo pudieron lograr, precisamente por sus conceptos organizativos, centralizados a nivel estatal.

El pueblo cubano, no conoce la Declaración de los Derechos Humanos, de la cual Cuba es signataria desde el año 1948, no tiene acceso a la Constitución de la Republica, ni a la Ley 49 del Código del Trabajo, por ende no tiene armas políticas, con la que pueda luchar.

Será muy difícil desempolvar la mente del cubano, que durante 47 años ha sido manipulada. Habrá que tener mucha paciencia y compresión, pues con mucho trabajo nos despedimos del pasado y nos enfrentamos a un futuro todavía incierto.


 


Editoriales  + 
Opinion  + 
Colaboraciones  + 
Entrevistas  + 
Foros
Hemeroteca
Enlaces

Cuba Matinal - Spain, C. Alcala 99, 28009 Madrid, España. Tel: + 34 639 43 15 89
repliche orologi © Copyright 2006. All Rights Reserved. Contacto: cubamatinal@cubamatinal.com