cubamatinal.com| |
Cuba y su Realidad Social 30-03-2017

Portada
Noticias
Deportes
Breves
Video Blog
Cuba-Org.
Politicas
Reportajes
Actividades
Colaboraciones
Buscador
Cartas
Suscribase
   Enviar por Email
Guanabacoenses ofendidos y algunos mexicanos también
17-09-2006, María Argelia Vizcaíno
El martes, 22 de agosto, 2006, recibí un correo electrónico que me dejó una mezcla de consternación e irritación. Era de una apreciable coterránea que me contaba que acababa de ver el programa llamado "El Gordo y la Flaca" que trasmite la cadena Univisión donde comentaron en parte sobre la presentación que hizo Cristina Saralegui en su programa la noche anterior, dedicado a la triste célebre cubana Niurka Marcos. Entre otras cosas el presentador Raúl de Molina "El Gordo" dijo que Niurka era como "la María Félix de Guanabacoa", lo que Lily Estefan "La Flaca" y presentadora reafirmó, al repetir lo mismo.
Casi todas las personas nativas o criadas en el municipio de Guanabacoa, así como los que han trabajado o estudiado en dicho lugar y nuestros amigos, al enterarnos de tan absurda declaración, nos hemos ofendido, pero imagino que mucho más debían estar los mexicanos, especialmente los de Sonora.
De la vedette Niurka Marcos no vale la pena ni hablar, por lo que recomiendo al que no la conozca que se imagine un pavo real, de vistoso plumaje pero terriblemente desagradable cuando abre el pico.
A mi entender y para mi asombro lo que los locutores cubanos quisieron decir, es que Niurka Marcos es como una Diva al compararla con Doña María Félix, quizás por lo bonita y famosa, pero por la forma tan grotesca que esa joven se expresa y se comporta, se considera de la peor ralea de ahí que al endilgarle lo de Guanabacoa, es como si en aquel lugar todo fuera tan vulgar como Niurka. Eso demuestra una profunda ignorancia de los presentadores, por eso tantas personas indignadas tomaron parte de su valioso tiempo para escribirles.
Esto sirvió para que me diera cuenta que el libro "Guanabacoa la Bella" fue muy valioso en este instante como libro de consulta (como nos dijo el prestigioso periodista Manuel Vázquez Portal que era), pues muchos de los que escribieron al programa, que me enviaron copia, lo que agradezco muchísimo, resaltaron los valores de este lugar porque lo aprendieron o refrescaron sus conocimientos gracias al libro.
Sabemos que en todas partes hay malos y buenos y también ignorantes y eruditos, pero Guanabacoa está muy lejos de poder ser estigmatizada como de lo peor del mundo, porque ni siquiera ha tenido barrios donde no entre la policía. Recordemos que fue nombrada "Guanabacoa la Bella" en el siglo XIX por el distinguido pintor francés Frederic Mialhe; donde existió la primera Escuela Normal de Maestros de todo nuestro país; adelantada para su época con el único Liceo Artístico y Literario de Cuba que en tiempos de marcada discriminación admitía todas las razas (el mismo lugar donde Martí dio su primer discurso y fue miembro de su junta directiva); que no hay en todo nuestro territorio una población que haya contado con más instituciones dedicadas al progreso cultural del mismo; donde primero se llevó la comunicación eléctrica (tranvías); un lugar culto que llenó de honra a toda la nación, con hijos ilustres y que acogió a los principales intelectuales de la isla y desarrolló a grandes artistas dedicados a la música de fama internacional. Una región industrial con grandes posibilidades para evolucionar, por la cantidad de empleos que proporcionaba. Es cierto que es la ciudad de mayor sincretismo religioso, pero eso no indica que sean personas prosaicas ni determina la condición de cada individuo, ni su calidad como seres humanos. En general Guanabacoa con algunos barrios humildes y amplia área rural fue más culta y educada que vulgar. Ignorarlo no es un pecado, lo malo es que sabiéndolo no puedan apreciarla y darle el lugar que merece.
Me da pena que los mexicanos en su mayoría no se hayan inmutado con la inoportuna comparación como nos pasó a los guanabacoenses. Es preciso recordarles que Doña María Félix, tiene de sobra méritos para ser considerada una Diva, con grandes premios nacionales e internacionales muy bien merecidos, como el que obtuvo en 1996 en Francia que la condecoraron con la orden de Commandeur dans I´Ordre National des Arts et des Lettres, la más alta distinción que otorga ese gobierno, colocándola como la primera mujer en América Latina que la recibe, poniendo muy en alto la imagen de la mujer mexicana. Habrá tenido cuatro esposos y algunos romances, pero jamás se comportó como una cortesana, ni presumía públicamente de sus intimidades, ni tenía un vocabulario nauseabundo como letrina desbordada. Todo lo contrario, demostró que podía ser una mujer bonita e inteligente a la vez, atractiva pero instruida y educada.
Tan patriotas los mexicanos, tan orgullosos de sus logros y la gran mayoría ha permitido que se les compare a su María Bonita con Niurka Marcos. Inexplicable para mi, que he compartido tantos años con los hermanos aztecas en California y creía que los conocía bien. Nosotros los guanabacoenses en el exilio con acceso a la Internet somos mucho menos que ellos y que aún los de Sonora, y enseguida le salimos al paso al comentario disparatado.
Por supuesto que conozco a dignos mexicanos ofendidos como los guanabacoenses, pero por desgracia son los menos y no cuentan con computadoras o desconocen el manejo del mundo cibernético, la mayoría de los que sí lo usan son los que ni se han percatado o no les ha importado, porque de haberse dado por enterados, de seguro que el Sr. de Molina hubiera tenido que sacar su voluminoso pie y haber reconocido que se equivocó, ya que los mexicanos para Univisión son "intocables", porque lógicamente son la mayoría de sus televidentes. Además, por suerte, Niurka Marcos es un caso único de la televisión en español, que algunos periodistas y productores han aprovechado al máximo encontrando niveles de sintonía de audiencia tan procaz como ella.
Siempre he admirado a Cristina Salaregui, a Raúl de Molina y a Lily Estefan porque son los únicos cubanos que han podido permanecer por años trabajando para la cadena de Univisión sin tener que cambiar su acento por uno neutro o mexicano como es exigido a los demás. El éxito de ellos lo he sentido como propio y me llena de orgullo, aún cuando no comparta su forma de ser o el tema frívolo en que se especializan inmiscuyéndose en la vida privada de los famosos. Ese es su trabajo y considero que debemos respetarlo.
Lo que sí me ha decepcionado es que tanto Lily como Raúl, hasta la fecha que escribo este artículo que ha pasado más de una semana de la tarde del 22 de agosto, no se hayan dignado en contestar las decenas de e-mails recibidos en su programa "El Gordo y la Flaca", protestando por la absurda comparación, y mucho menos hayan elaborado una excusa pública, o simplemente un comunicado aclarando que Guanabacoa no es lo peor de Cuba, ni María Félix fue tan mediocre como Niurka.
Soy de las que siempre agradece a la democracia el haberme enseñado que cada cual tiene derecho a ponerse la ropa que desee, a decir lo que piensa, aunque sea una tontería, pero lo que no estoy de acuerdo es que un comunicador que está para informar cometa el error de expresar una barbaridad, algo que desinforma o una frase ofensiva a una parte de su público o del país donde nacieron o residen, y después no sea tan sabio para rectificar.
Por eso considero que la mayor falta de Lily Estefan y Raúl de Molina no son los disparates que suelen decir, sino que no traten de corregir sus equivocaciones. Ya lo dice el viejo refrán "rectificar es de sabio" y ellos penosamente han demostrado ser más ignorantes de lo que imaginaba al no tomarse la molestia de reconocer su falta.-

Editoriales  + 
Opinion  + 
Colaboraciones  + 
Entrevistas  + 
Foros
Hemeroteca
Enlaces

Cuba Matinal - Spain, C. Alcala 99, 28009 Madrid, España. Tel: + 34 639 43 15 89
repliche orologi © Copyright 2006. All Rights Reserved. Contacto: cubamatinal@cubamatinal.com