cubamatinal.com| |
Cuba y su Realidad Social 25-03-2017

Portada
Noticias
Deportes
Breves
Video Blog
Cuba-Org.
Politicas
Reportajes
Actividades
Colaboraciones
Buscador
Cartas
Suscribase
   Enviar por Email
Perseverancia
05-09-2007, Juan Carlos Reyes Ocaña
Recientemente culminaron las fiestas populares en Holguín, conocidas por la población como carnavales. El ir y venir de los transeúntes durante estas celebraciones da un aire alegre y divertido. Aunque sea una alegría efímera, pues al concluir las funciones, todo volverá a lo mismo. Es decir, la carencia de todo lo elemental para vivir. Y si a esto se le suma el gasto que conlleva este tipo de festejos, la situación se torna peor. Pero curiosamente las personas siempre se las arreglan para participar en estas actividades carnavalescas. Es cierto que en estos cuatro días, de jueves a domingo, que duró el carnaval, casi todos los ciudadanos participantes se desconectan de la rutina diaria. Olvidan un poco los sin sabores y vicisitudes que conlleva vivir en una sociedad como la nuestra. No pretendo ser crítico del carnaval, pero sí me gustaría comentar sobre quienes realmente hacen posible este fenómeno pintoresco. Me refiero al eje central de las fiestas. Ellos son los cuenta propistas. En todos estos eventos demuestran su eficiencia y superioridad con respecto a las redes estatales de comercio y gastronomía. Desplazándome por todas las áreas preparadas para estos menesteres, pude comprobar que el 80% de los quioscos que ofertaban alimentos, eran propiedad particular. Desde una pizza, un bocadito de lechón asado, rositas de maíz, chicharritas de plátano, hasta una caldosa oriental. En cuanto a la parte artesanal, venden juguetes plásticos de todo tipo, alhajas, sombreros, etc. Desde mi punto de vista, lo más asombroso son los equipos de recreación infantil rodante. Son un derroche de imaginación y destreza profesional. Vienen de diferentes provincias. Se ubican en un local, ya sea una calle o un parque. Luego arman sus rudimentarios artefactos y dan paso a la sensación de estar, verdaderamente, en un parque de diversiones. Cientos de niños se agrupan para divertirse en las estrellas, botes voladores, motos giratorias y un sin número de ocurrencias fantásticas. Inimaginables. Lo más espectacular, es que son inventos, manufacturados por personas sin medios técnicos, que buscan las materias primas en rastros y vertederos de desechos. Ellos han sido capaces de formar pequeñas empresas secretas. Porque no es uno, sino varios individuos los que trabajan en dichos recintos de atracción. Entonces me pregunto: ¿Por qué el Estado, que abarca todos los recursos y medios de trabajos del país, no es capaz, no sólo de prestar un servicio como este, sino de reparar los ya vetustos parques infantiles? Cómo es posible que todas las industrias alimenticias sean regidas por el Gobierno y no puedan tan siquiera tener una buena oferta? No cabe duda de la ineficiencia económica de los regímenes comunistas. Queda demostrada una vez más, que una de las salidas para superar la crisis y el estancamiento de la economía de nuestro país, es precisamente darle oportunidad al sector privado de poder desarrollar la libre empresa. Talento sobra y lo demostraron en la década del noventa, que aun está presente, a pesar de los pesares. Es nuestro derecho intentarlo, poner a prueba nuestros conocimientos, liberar las ideas, hacer un sueño realidad. No queremos sentir que las Empresas sean nuestras. Muy por el contrario, queremos nuestras propias empresas. Porque emprendedores somos y de eso no cabe dudas. El talento no lo da ningún sistema o partido político. Sólo Dios crea al hombre dotado de inteligencia y sabiduría, de progreso y dicha, y sobre todo, de libertad y perseverancia.

Editoriales  + 
Opinion  + 
Colaboraciones  + 
Entrevistas  + 
Foros
Hemeroteca
Enlaces

Cuba Matinal - Spain, C. Alcala 99, 28009 Madrid, España. Tel: + 34 639 43 15 89
repliche orologi © Copyright 2006. All Rights Reserved. Contacto: cubamatinal@cubamatinal.com