cubamatinal.com| |
Cuba y su Realidad Social 23-05-2017

Portada
Noticias
Deportes
Breves
Video Blog
Cuba-Org.
Politicas
Reportajes
Actividades
Colaboraciones
Buscador
Cartas
Suscribase
   Enviar por Email
DE LA HOZ Y EL MARTILLO
22-08-2007, Jorge Olivera Castillo

Eddie Vedder apela a su derecho a réplica. No acepta que le hayan censurado un par de frases críticas contra el presidente George W. Bush que profirió recientemente en un concierto.

Alega que enmudecieron sus expresiones alusivas al mandatario estadounidense en medio de unos de los temas que interpretaba en su descarga musical.

La acusación fue dirigida a la corporación AT&T, patrocinadora del evento celebrado por la agrupación Pearl Jam en Chicago. Según las explicaciones vertidas por la parte inculpada, no hubo intencionalidad alguna en la mutilación, sino un error de la empresa contratista, aunque señala que "existen ciertas directivas para impedir blasfemias excesivas". No obstante la existencia de tales orientaciones, los patrocinadores del programa aseguran estar trabajando para mostrar en su totalidad la canción titulada Daugther que sirvió de telón de fondo a las polémicas expresiones.

El conflicto de marras fue como maná del cielo para Pedro de la Hoz, un policía de la palabra a la caza de cualquier desliz en el país vecino para después armar unas historias que nada tienen en común con la realidad y sí con la creación de estados de opinión recreados a golpe de subjetividades.

Un hecho como éste es útil para articular una atmósfera cuasi fascista del Estados Unidos actual. De la pluma de De la Hoz surgen visiones terroríficas, reverdece la creencia de un nuevo MacCarthysmo, músicos que son lanzados al ostracismo, actores perseguidos, con saña, por el rechazo público a su gobierno.

El fin radica en desinformar, entorpecer las vías para llegar a conclusiones objetivas, atizar odios parapetado en un monopolio informativo que reproduce la mediocridad y subraya la desnaturalización de la prensa en Cuba.

En el artículo que el (in)comunicador oficialista escribió en el diario Granma se percibe, como en la mayor parte de su obra periodística, el alma de inquisidor, su compromiso con las estructuras del poder, sus dotes para introducir la ficción y otras maniobras del lenguaje que sirven de modelo para quienes creen que el periodismo es un abanico para dispensarle aire fresco a una tiranía.

¿Es serio que un comisario de la estatura de De la Hoz abunde sobre la censura en otro país, cuando en el suyo es una práctica institucional?

¿A que viene tanta alharaca en defensa de lo dicho por Eddie Vedder en su concierto y guarde silencio por la marginación y hostigamiento que padece el grupo cubano de rock Porno para Ricardo y especialmente su líder Gorki Ávila por sus actitudes no acordes a la agenda del régimen?

Si algún músico del patio se hubiese expresado como lo hizo Vedder sobre el escenario. Hoy estuviera en un calabozo, bajo extensas sesiones de interrogatorios y a merced de una condena de no menos de 3 años por Desacato a la figura del Comandante en Jefe.
El hecho no fue inventado. Ocurrió sin lugar a dudas, pero los músicos pudieron reclamar sin que nadie le obstruyera su derecho, además hubo periodistas que abordaron el tema y dejaron constancia de su rechazo por la decisión de eliminar las alusiones anti-Bush.

Dudo que el grupo Pearl Jam cambie su forma de pensar. Esa es su filosofía. Una elección libre que no se convertirá en un estigma para el desarrollo de su obra musical. Puede que Vedder se haya excedido en su mención despectiva al presidente de Estados Unidos, sin embargo nada le ha sucedido a no ser la exclusión de su diatriba.

No creo como dice Pedro de la Hoz, que esos rockeros estén amordazados. Es su opinión carente de sustentos profesionales. Un término que sobredimensiona y escandaliza un suceso que no pasa de ser un desliz sin connotaciones de tragedia.

Su apellido lleva uno de los símbolos de la otrora Unión Soviética. Quizás sea un sello. Un distintivo que lo acredita como un estalinista de vanguardia. ¿Acaso faltarían pruebas para dudarlo?

 


Editoriales  + 
Opinion  + 
Colaboraciones  + 
Entrevistas  + 
Foros
Hemeroteca
Enlaces

Cuba Matinal - Spain, C. Alcala 99, 28009 Madrid, España. Tel: + 34 639 43 15 89
repliche orologi © Copyright 2006. All Rights Reserved. Contacto: cubamatinal@cubamatinal.com