cubamatinal.com| |
Cuba y su Realidad Social 28-03-2017

Portada
Noticias
Deportes
Breves
Video Blog
Cuba-Org.
Politicas
Reportajes
Actividades
Colaboraciones
Buscador
Cartas
Suscribase
   Enviar por Email
La Odisea
18-08-2007, Sinue Escolarte

La Odisea: Guía práctica para un cambio de dirección en Cuba

Los diez años que demoro Ulises en regresar desde Troya y los diversos peligros a los que tuvo que enfrentar, así como su posterior llegada a Ítaca, haciendo gala de una increíble sangre fría y una paciencia infinita, han sido consideradas por todos los que han leído La Odisea como un admirable ejemplo de dificultades vencidas por la fuerza y la capacidad del hombre. Es realmente una historia hermosa y un ejemplo digno de imitar.

Quizás por eso y tratando que el cubano demuestre su gran tenacidad para admitir, soportar y pasarle por arriba a los obstáculos, todos los tramites personales en Cuba se le hacen siempre tan difíciles.

No se tiene noticia en ninguna parte libre del planeta, de una hija que decida mudarse y vivir con su padre y tenga que vencer tantos requisitos y gestiones para lograrlo. En cualquier lugar, de mutuo acuerdo, es sólo llegar e instalarse.

No se trata de una ficción, ni una exageración y sí la muestra de la hipertrofiada burocracia, derivadas de modelos socioeconómicos, donde el Estado es el padre del pueblo, ese mismo pueblo, que dice siempre "defender".

Se que a muchos que no hayan visitado nuestra isla, les será difícil comprender esta enredada y compleja madeja, por eso intentaré hacerlo de la manera más clara y simplificada que pueda.

Aconsejo a los que estén pensando en hacer un cambio de dirección aquí en Cuba, que se lean bien esta "Guía Práctica", la cual podría evitarles mayores gastos, penurias y disgustos, pues el solo hecho de averiguar a donde dirigirse y los horarios laborales de tantas entidades, constituye un verdadero problema.

El ejemplo que les traigo es real y cotidiano en nuestro país.

El primer paso que se precisa para cambiar de dirección (mudarse de una casa para otra), es acudir a la "Oficina del Carné de Identidad" (identificación personal) de la persona que va a aceptar, en este caso el padre. Allí la hija debe notificar su deseo o necesidad de convivir con el.

Antes, el primer obstáculo será una cola, que llegando temprano parecerá corta, pero poco antes de abrir se darán cuenta que no lo era tanto.

De pronto como por arte de magia, aparecen un sin número de personas, que no madrugaron, ni se encontraban en el lugar. Ocurre que previamente pagaron a alguien que vive de eso, para que les separasen un turno y ahora, del cuarto puesto que ocupabas en la cola, vas a parar al 26, para que te recuerdes de la fecha histórica.

Horas después, sentado, o parado donde puedas, cansado y ya delante del funcionario, el padre le explica las razones por las que desea o necesita que su hija resida con el. De inmediato le recogen a ella su identificación, entregándole un documento que sustituirá al carné de identidad por tres días, sin explicar la razón de este paso, pero si advirtiendo que el trámite total deberá completarse dentro de los próximos tres meses o tendrá que reiniciarlo de nuevo.

Al término de los tres días y luego de recogido el documento personal, enfilamos proa en nuestro habitual "Camello" (¿ómnibus urbano?), con su correspondiente cola, siempre repleto, lento y caluroso y en el que hay de todo (lenguaje de adultos, sexo y violencia) a la oficina donde radica el "Arquitecto de la Comunidad", con la tercera cola de la travesía. Ya al hablar con el, nos toma los datos de dirección y teléfono y anuncia su visita para "uno de estos próximos días", e invita a que esperemos su llamada para puntualizar.

Tres días después, fija fecha para esa misma tarde y ya en la casa, la inspecciona cuidadosamente y da o no, su aprobación, según el estado en que se encuentre y el tamaño que tenga. El pago del trámite será de $ 30.00 (moneda nacional). Si tienes algún problema con su aprobación pagas por fuera y resuelves.

Vencido este, el notario se encargara de acreditar un "Acta de Consentimiento", lo cual lleva un pago adicional. En la notaria, ofertan sólo 15 turnos así que o se duerme toda la noche allí, o se pagan $50.00 (moneda nacional o el equivalente en chavitos) por él.

Para esta época se nos hizo necesario cambiar el transporte por un "almendrón" (carros americanos particulares y generalmente antiguos) que cuestan $10.00 por persona, te dejan más cerca de donde te encaminas y llega más rápido.

Ya con la autorización en la mano, la dirección la desviamos ahora, al Comité de Defensa de la Revolución (CDR), organización política de masas de la cuadra, (inventada por el "hombre más bueno del mundo"), del lugar donde radica la casa del padre y acto seguido, quedará registrada la hija, como "cederista" y nueva habitante del barrio. Esto le implica también, cambio para la "Federación de Mujeres Cubanas" (FMC) de la zona, otra organización política de masas, creada por el mismo inventor.

Con el cambio de dirección se exige un nuevo carné de identidad, con su inseparable cola, su demora habitual y el pago de $10.00 pesos más.

Casi estamos al final de este viaje pero aún, queda la "Inscripción de Nacimiento" que permite continuar con nuestra inseparable cola y aumentar los gastos en transporte y sellos. Se podrá recoger al otro día, repitiendo los mismos obstáculos.

El penúltimo paso, será darle de baja del municipio de donde proviene, en la "OFICODA" (oficina que controla la libreta de abastecimiento) y de alta en la de la nueva dirección.

Ahora si, finalmente felices del esfuerzo y contentos del resultado ambos, padre e hija, irán hasta donde radica la "Oficina de la Vivienda", con la Inscripción de Nacimiento y de nuevo, otra cola, otro gasto y por supuesto otro malestar. La confirmación por parte del padre de que desea que su hija resida con él permitirá el triunfo definitivo, la medalla de oro, el disfrute, la felicidad. ! Por fin podrán estar legalmente juntos!

Quedan algunos aspectos sueltos que recordar:

Es tal la desinformación existente en todas partes, la indolencia y la ignorancia, que por la más mínima razón quedas obligado a acudir en medio de la gestión a cualquier otro lugar. Por ejemplo por un sello, una palabra que falte en algún papel o un horario que te dieron equivocado. Esto lo omito en detalles, porque se hace muy difícil de redactar y de que se pueda entender.

Es tal el maltrato de palabras que se recibe y la subvaloración que te regalan en cualquiera o en todos estos lugares, que se hace extremadamente difícil redactarlo sin redundar constantemente.

Es posible terminar estos trámites en un mes si eres joven, radicas en la capital del país y tienes un transporte. Debo recordar que todo esto se tramita en horario laboral y se trata de una necesidad personal.

Si eres de edad avanzada, no tienes transporte y radicas en el interior: "Apaga y vamos".

El número de colas oscila entre 10 y 12 y el gasto total esta próximo a los $ 500 pesos, incluyendo meriendas, soborno, pago de colas y transporte.

El consumo de salud por concepto de estrés, disgustos, maltrato e impotencia es incalculable.

Habría que ver si en su enfrentamiento a Polifemo y Calipso y los múltiple peligros y obstáculos que Ulises sorteo a lo largo de su viaje, sufrió tanto para regresar a su casa y vivir junto a su amada Penélope, como con "La Odisea" que tiene que pasar un cubano, para al final quedar plácida y tranquilamente en "su casa", y con su hija. Si Ulises a su regreso hubiera tenido que tramitar de esta manera para de nuevo legalizarse en su hogar, probablemente hubiese pedido regresar para Troya.


Editoriales  + 
Opinion  + 
Colaboraciones  + 
Entrevistas  + 
Foros
Hemeroteca
Enlaces

Cuba Matinal - Spain, C. Alcala 99, 28009 Madrid, España. Tel: + 34 639 43 15 89
repliche orologi © Copyright 2006. All Rights Reserved. Contacto: cubamatinal@cubamatinal.com