cubamatinal.com| |
Cuba y su Realidad Social 24-03-2017

Portada
Noticias
Deportes
Breves
Video Blog
Cuba-Org.
Politicas
Reportajes
Actividades
Colaboraciones
Buscador
Cartas
Suscribase
   Enviar por Email
El regreso de los boxeadores
12-08-2007, Luís Cino

Los boxeadores Guillermo Rigondeaux y Erislandy Lara no volvieron de Río de Janeiro a Cuba con el escudo ni sobre él. Los trajeron custodiados, sin esperanzas de volver a ser campeones y envueltos en signos de interrogación.

Llegaron a La Habana la madrugada del 5 de agosto, directo del aeropuerto para "una casa de descanso". La escueta nota del periódico Granma no explica lo que son estas casas. La reflexión del Comandante tampoco lo aclara. No hace falta. Todos sabemos qué son y quiénes se encargan de "sus huéspedes".

Una extraña película de boxeadores y mafiosos, secuestros incluidos. Alguien rebobinó el video. Rigondeaux y Lara pasaron de desertores a desaparecidos. De traidores a confundidos. De hombres que soñaron ser libres y ricos en Europa a deudores del perdón impreciso del gobierno cubano. Siempre fueron víctimas. Desde la primera vez que subieron a un ring. Ahora lo son más.

Fidel Castro, convaleciente, volvió a convertir otro revés en victoria. No necesitó enviar sus rancheadores tras los cimarrones. La policía federal brasileña le hizo el favor de pescar a los boxeadores en una playa carioca.

Puede que el favorcito de Lula empiece a pagar al Comandante por los deslices de su memoria y los devaneos con los yanquis respecto al etanol.

Es hipócrita que las autoridades brasileñas pidan garantías al gobierno cubano sobre la suerte de los dos boxeadores. Si según su lógica solidaria no son perseguidos políticos, en Cuba no hay dictadura y se respetan los derechos humanos, pues no tienen por qué preocuparse.

De todos modos, el Comandante ya los tranquilizó al respecto. Los cancerberos cubanos no usan los métodos de la cárcel de Abu Grahib. No son necesarios en estos casos. Ellos tienen su propio librito. Heredado del KGB, corregido y aumentado. Hasta hoy, le ha dado buenos resultados.

Se anunció que los dos jóvenes no serán procesados. Dice Granma que sus familiares más allegados los pueden visitar (sólo ellos). No habrá represalias. Sólo que se pueden olvidar de boxear y de salir a competir al exterior. Nadie los mandó a traicionar la confianza de la revolución. El jab en el mentón dolió demasiado.

Los púgiles volvieron al redil. Unos días antes trajeron de prisa al resto de los deportistas cubanos que participaron en los Juegos Panamericanos. No les dieron tiempo a celebrar ni a planear nuevas deserciones. Llegaron dedicando sus medallas a la revolución y al Comandante, con más devoción de la habitual. Luego, se quedaron en espera de una casa, un carro, una bicicleta china, o simplemente las gracias.

Sólo faltan un jugador de balonmano y un entrenador de gimnasia artística. Lograron escapar de los "segurosos" de la delegación. Puede que también Lula los sirva en bandeja de plata a sus amigos cubanos.

El corral tiene puesto el candado. El Comandante puede dormir tranquilo.

De la casa de descanso, Rigondeaux y Lara saldrán arrepentidos según el guión. No lo dude, pronto los veremos entonar su mea culpa en televisión. Con lágrimas y sollozos. No será la primera vez. Si le recuerda los procesos estalinistas de Moscú, el Caso Padilla, u otro similar, puede estar seguro que no es coincidencia.


Editoriales  + 
Opinion  + 
Colaboraciones  + 
Entrevistas  + 
Foros
Hemeroteca
Enlaces

Cuba Matinal - Spain, C. Alcala 99, 28009 Madrid, España. Tel: + 34 639 43 15 89
repliche orologi © Copyright 2006. All Rights Reserved. Contacto: cubamatinal@cubamatinal.com