cubamatinal.com| |
Cuba y su Realidad Social 23-05-2017

Portada
Noticias
Deportes
Breves
Video Blog
Cuba-Org.
Politicas
Reportajes
Actividades
Colaboraciones
Buscador
Cartas
Suscribase
   Enviar por Email
LUCHAS ENTRE CANDIDATOS
06-08-2007, Oswaldo Yañez.

PUGNAE INTER CANDIDATUM: LUCHAS ENTRE CANDIDATOS.

Después de un discurso y una reflexión parece claro para todo el que lo quiera ver que los cambios que desean la inmensa mayoría de los cubanos no son contemplados por los revolucionarios y el pueblo, como siempre, padecerá los delirios de un enfermo y de los cobardes que mantienen a la tiranía en el poder.

Hay miedo, si no terror, de lo que ocurra a la muerte del Uno y ante los cada vez más estrepitosos fracasos de los CDR para mantener el orden en cada cuadra, se palpa una insoportable tensión que llega a extremos insospechados en el oriente cubano, allí es más que probable que comience la revolución de la carne que podría borrar a los castristas del mapa para siempre; mientras tanto la lucha desatada en el seno de la nomenclatura entre los dogmáticos y los pragmáticos parece que no tendrá un final feliz.

Sermo destrictum.
Discurso censurado.

El discurso del hermanísimo fue censurado tres veces, una por los redactores, otra por él mismo y la tercera por los libelos oficialistas que eliminaron su desliz al perjudicar en uno de sus inopinados comentarios al enfermo.

¿A quien se le ocurrió dispensar leche sólo hasta los siete años? A su hermano, a quien sino, todos sabemos que en Cuba solo las ideas del comandante en jefe son llevadas a la práctica, eso se le olvidó al hermanísimo al aludirlo en su discurso.

La plática dividida en once partes tenía como contenidos principales:

1. Elogiar la capacidad del pueblo cubano a través de la historia de superar los retos.

2. Elevar la moral de los disímiles brazos del Partido.

3. Expresar que las dificultades cotidianas son culpa de EEUU.

4. Resaltar que el ejército y el pueblo están preparados contra el invisible invasor.

5. Reiterar la nula voluntad de cambio de sistema del régimen castrista.

6. Instrucciones para identificar y valorar problemas.

7. Pedir paciencia para resolución de problemas.

8. No hay dinero, el presupuesto no da para más.

9. Pedir que la producción aumente.

10. Ordenar el ahorro de combustible en todas las áreas.

11. Recordar que el socialismo es la única vía aceptable para las soluciones a los problemas en el régimen de los Castro.

Yo creo que el asunto está bien claro para quien hay escuchado o leído el discurso, nada va a cambiar a corto plazo y lo que cambie será dentro de los principios revolucionarios, ne variatur, que nada cambie.

Raúl Castro habla al pueblo elogiándolo porque sabe que sufre lo indecible y trata de animar a los disímiles tentáculos del PCC pues sabe que sin ellos el castillo de naipes se derrumba.

Como siempre, a pesar de tender una mano que sabe que será rechazada, culpa a los americanos de los males que ellos mismos causaron y les advierte sobre algo de lo que los de la otra orilla no tienen ninguna intención de realizar, el desembarco.

Para que el pueblo no sueñe demasiado le pide que mire a su alrededor y que identifique y analice los problemas para que estos se vayan solucionando lentamente, como si el cubano no supiera que es lo que no funciona y por que, no funciona nada y la culpa es del socialismo y sus dirigentes.

Les informa que la caja está vacía y que no da para más, por lo que se centrará en traer fulas del exterior, es decir, deben ser más tolerantes con los extranjeros.

Se pide a todos que traten de elevar la producción pues él sabe que se puede, el problema es el de siempre, con estos sueldos todos harán como que trabajan sin hacerlo.

El ahorro de combustible es una orden sin paliativos a cumplir, a pesar de los barriles Venezolanos y los propios, el crudo no alcanza porque grandes partidas son revendidas para mantener operativo el aparato del partido.

Todos somos advertidos que nada cabe fuera del socialismo, así tanto los extranjeros que quieran invertir como los que tratan de reivindicar una democracia verdadera deben saber que ni Raúl ni sus adlatares están dispuestos a renunciar al socialismo revolucionario, al menos hasta que el Uno desaparezca definitivamente.

 

Senilis senex.
Viejo senil.
Los más optimistas creen que el enfermo barbudo todavía controla los destinos del país, esto es tan falso como la promesa revolucionaria de una vivienda digna para todos.

El primer círculo de Castro lo mantiene aislado para que nadie conozca a ciencia cierta hasta donde pueden llegar sus desvaríos, si vive o si muere, en definitiva, seguir manteniendo al pueblo en la ignorancia de lo que ocurre para mantener titilante la llama del miedo que inspira el comandante en jefe y su aparato represivo.

Ramirito y los talibanes controlan ese estado y se aprovechan del mismo todo cuanto pueden, no hay nadie que se atreva a contradecir una orden que supuestamente dio el enfermo y debido a la situación, ninguno puede saber si la orden se dio efectivamente o si fue preparada, ad hoc, para cumplir los deseos de los revolucionarios que ansían más poder.

Las reflexiones son utilizadas por esta camarilla para no dejar de recordarles a todos quien manda, supuestamente, constituyen una prueba de vida que incomprensiblemente es aceptada por todos. Ante las dudas de si Castro vive o ya falleció, es probable que se aproveche un periodo de lucidez del enfermo para sacar nuevas imágenes del mismo que muy bien podrían coincidir con su natalicio.

No esperen más de unas imágenes bien editadas y de su vuelta al uniforme, nada de nada, a no ser que hayan encontrado un doble manejable que pudiera ejercer esta función, lo cual dudo, nadie quiere arriesgarse a que un imitador pusiera de manifiesto todas las mentiras que los castristas están dispuestos a divulgar para continuar en el poder.

La prueba de que Castro y sus talibanes no están al tanto de todo lo que ocurre en mi patria es la negación de los contactos entre militares cubanos y norteamericanos, el Uno lo niega porque lo desconoce. En realidad han sido varios los contactos entre ambos bandos que solo han servido para constatar que los de la orilla de enfrente no están dispuestos a legitimar al hermanísimo u a otra figura como sucesores de Castro, sin elecciones libres no hay acuerdo posible y esto último es algo inaceptable para los raulistas pues supondría, de facto, el enterramiento del régimen revolucionario. Los interlocutores, aunque pudieran conservar sus prebendas en un nuevo sistema, no están dispuestos a aceptar esta solución pues saben que se juegan su cabeza y la de todos los suyos, si aceptaran se sabría más pronto que tarde y ello conllevaría su defenestración.

 

 


Decuriae contra pragmaticae
Dogmáticos contra pragmáticos.

Este estado hace que Raúl sea un títere sin cabeza pues debe controlar a Ramiro, a los talibanes y a los militares de su camarilla, no pasará mucho tiempo hasta que en una reunión alguien amartille su pistola, la paciencia no es una virtud de los castristas y la tensión es insostenible.

Los dogmáticos son los talibanes más extremistas que están representados por Felipe Pérez, alias el torpe.

Los pragmáticos son los pertenecientes a la camarilla del hermanísimo, a la cabeza se encuentra el yernísimo, Luis Alberto Rodríguez López Callejas, cuyo alias me reservo.

El único punto que comparten ambas facciones es su pretensión de perpetuar el sistema revolucionario y en la forma es donde se encuentran los grandes diferendos que provocan el enfrentamiento.

Los dogmáticos son partidarios de seguir apoyando al Gorila Rojo, de que Ramiro suceda a Raúl para más tarde acceder uno de ellos a la jefatura y de una intensa purga con una depuración interna de los que no acepten el sistema, para ellos se prevé bien la carcel, bien el exilio.

Los pragmáticos son partidarios de una apertura tipo vietnamita y de que un militar suceda a Raúl, con excepción de Ramiro Valdés, una continuidad en el sistema represivo pero sin acciones espectaculares, a su parecer, el control existente hasta ahora es el pertinente.

Ninguno de ellos contempla el bienestar del pueblo como una necesidad, los dogmáticos serán los más renuentes a descentralizar el control de la economía y los pragmáticos serían partidarios de unas reformas puntuales en los contratos internacionales y en las cooperativas y empresas mixtas de producción para mejorar la economía interna.

La lucha y la discusión es que los dogmáticos acusan a los pragmáticos de que los tibios cambios que se producirían acabarían conduciendo al régimen revolucionario a una sociedad capitalista que traicionaría las enseñanzas de Fidel y sus principios, con lo que se precipitaría la caída del régimen revolucionario.

 

Ambos grupos están abocados bien a llegar a un acuerdo o a la guerra, por supuesto todos pretenden poder seguir disfrutando de las prebendas del sistema y no creen posible la caída del mismo.

Para mantener ocupados, tanto a la opinión pública mundial como a la población y el ejército de ambos países, los talibanes y Ramirito ultiman con el Gorila Rojo un enfrentamiento armado que sería justificado como una intromisión imperialista en las fronteras venezolanas con el propósito de derrocar al régimen bolivariano.

En estos momentos se contemplan dos posibles escenarios, uno al este con la Guyana y otro al oeste con Colombia, los dos son posibles pero debido a las maniobras de las FARC colombianas y a los problemas fronterizos, protestados por los venezolanos por una cuestión tributaria, yo me decanto por esta última posibilidad en la que los bolivarianos tienen garantizado, a través de los cubanos, el apoyo de los grupos terroristas colombianos. De ahí las declaraciones de Chavez de que Cuba y Venezuela son un mismo país, por ahí le entra el agua la coco, el quiere una Federación Bolivariana de Paises; de esta manera justificaría que las tropas cubanas lo apoyaran en su guerra.

En este panorama, el hermanísimo parece intentar contentar a los pragmáticos y a los dogmáticos, es algo que está avocado al fracaso, ambas partes son insaciables por lo que continuarán los enfrentamientos.

El detonante de este barril de pólvora será la muerte del Uno, tras la cual, el pandemonium se desatará sin duda.

Quo Vadis Ramiro?
¿Donde vas Ramiro?

La paranoia que nos domina en Cuba hace que Ramirito idee los lugares de reunión, para evitar ser grabado en sus conversaciones, más inverosímiles que puedan imaginar, su bien ganada fama de conspirador se está poniendo de nuevo de relevancia y él ya ha tenido que justificar ante algún enviado del hermanísimo algunos sospechosos movimientos y contactos que pretendían ser secretos pero que salieron a la luz.

Debo recordarle, Comandante Valdés, que la inteligencia cubana no tiene todos los horarios de paso de los satélites y que hay personas que leen los labios muy bien, por no hablar de los micrófonos direccionales láser, son unos auténticos inventos del demonio...

El peligro de charlar con Ramiro es que no hay ninguna garantía de que no vaya a traicionarte y si se ve en peligro real, podría sacarse de la manga una supuesta operación, destapando a los que conspiran contra el menor de los Castro, mas sabe el zorro por viejo que por zorro.

 

Procellae Populi.
La tormenta del pueblo.

El gran olvidado en estas intestinas lides es el pueblo, ese que tanto dicen defender. Sin médicos ni medicinas, malviviendo en soluciones habitacionales imposibles, hastiado del hambre, de apagones, de represión, de falta de medios de transporte, de los más elementales derechos humanos y libertades e ignorado por la nomenclatura.

El pueblo ve bien claro las dos nuevas clases sociales que el castrismo ha creado: los castristas y los desafectos, aunque no lo sean en realidad; unos son más iguales que otros y disfrutan de todas las prebendas, mientras los demás comen cables a diario.

La paciencia ya hace tiempo que se agotó y el discurso del hermanísimo deja claro que hay que esperar más para mejorar la situación, muchos ya se hartaron e intentaron marcharse, el verdadero peligro para los castristas proviene de los que ni pueden, ni quieren hacerlo, su grado de desesperación es tal que bastará el anuncio de la muerte del uno para que la barrera psicológica del miedo se derrumbe y entonces ni las tropas antimotines, ni las brigadas, ni avispas con boinas negras, ni vainas similares podrán parar la expresión del descontento popular.

Castro no estará para bajar al malecón a templar gaitas una vez que sus militares le despejaron el camino como ocurrió con el maleconazo y el hermanísimo no se atreverá a salir siquiera de su despacho. Será de nuevo, diez lustros más tarde, el propio pueblo quien desaloje a la tiranía del poder y todo comenzará cerca de Santiago, esa ciudad es la más denostada y ordeñada de toda la isla y sus habitantes ya están más que ahítos de dengue, miseria y corrupción.

Solo deseo que la sangre no inunde el caribe y que los desgobernantes admitan lo fallido de su sistema, liberen a los injustamente encarcelados y comiencen la única transición deseada por los cubanos, a la democracia, libertad y prosperidad en nuestra propia patria.

Ubinam gentium sumus?

¿En qué país estamos?

"Exclamación oratoria de Cicerón en su Catilinaria y que sirve para manifestar el asombro que causa y la reprobación que merece la vista de algo atentatorio a la moral o a las leyes, especialmente cuando se trata de un atropello injustificadamente realizado por la fuerza o por el poder público."


Editoriales  + 
Opinion  + 
Colaboraciones  + 
Entrevistas  + 
Foros
Hemeroteca
Enlaces

Cuba Matinal - Spain, C. Alcala 99, 28009 Madrid, España. Tel: + 34 639 43 15 89
repliche orologi © Copyright 2006. All Rights Reserved. Contacto: cubamatinal@cubamatinal.com