cubamatinal.com| |
Cuba y su Realidad Social 28-05-2017

Portada
Noticias
Deportes
Breves
Video Blog
Cuba-Org.
Politicas
Reportajes
Actividades
Colaboraciones
Buscador
Cartas
Suscribase
   Enviar por Email
El Centro de Negocios de Miramar
04-08-2007, Juan González Febles

Es un complejo de edificios consagrado a oficinas para corporaciones y firmas de capital mixto o inversionistas extranjeros. También vende lujosos pisos a extranjeros. Está ubicado en el espacio comprendido por las avenidas 3ra y 5ta y por las calles 72 y 76 en el reparto Miramar, del capitalino municipio Playa.

Los edificios están bautizados con nombres que dicen poco o simplemente no dicen. "Edificio Beijing", "Este Centro fue inaugurado por Carlos Lage" y mensajes vacíos de esta índole.

En el lugar existen comercios que venden a particulares y otros que no lo hacen. Pero todas o casi todas las operaciones comerciales que realizan, en su esencia discriminan a los cubanos o acentúan la discriminación que sufrimos.

En uno de ellos se ofertan teléfonos celulares. Como ya aburre decir: sólo para extranjeros y "personal autorizado", el comercio sigue ahí sin más distinciones. Nada lo identifica o distingue como emblema de discriminación. Pero lo cierto es que sólo unos pocos pueden adquirir allí su teléfono celular.

No existe un listado oficial de cualidades requeridas para ser "personal autorizado". Es algo que suena ambiguo y misterioso. Aunque todos sabemos de qué se trata.

Es un poco más del mismo irrespeto al pueblo cubano. ¿Puede explicar alguien de forma razonable cuáles son los requisitos para vivir en las zonas residenciales que congeló el régimen? ¿Sabe alguien con quién se debe dormir o qué hay que hacer para que le sea autorizada la conexión a Internet a un cubano, la mera posesión de un teléfono celular o el disfrute de la televisión por cable?

Las personas que trabajan en el Centro de Negocios de Miramar, en las embajadas, en las agencias de prensa extranjeras, en los negocios corporativos con extranjeros, tienen aspectos de identificación comunes. Todas deben probar o tienen probada su fidelidad a la dictadura militar.

Los que reciben autorización para vivir en los espacios que reserva para si la élite de poder, están vinculados por la misma característica.

El pueblo cubano está terriblemente discriminado. Se vive bajo el chantaje de un grupo de poder que limita las oportunidades bajo opciones clientelistas.

Por esto Cuba envejece y quiere emigrar. Alguien dijo medio en broma o medio en serio que la familia Castro extendió las cercas de la finca de Birán. La Isla y su riqueza son el predio de una minoría nepotista.

Los jóvenes desean emigrar y no atarse a una descendencia en Cuba. Nadie razonablemente cuerdo desea para su hijo la pesadilla concebida por Fidel Castro. Por tanto, Cuba envejece.

Las firmas inmobiliarias y sus adinerados clientes extranjeros comparten vecindad y privilegios en detrimento del resto de la población.

Pero mientras termina la pesadilla, ahí está el reparto Miramar. Blasón de status para la minoría más incompetente, elitista y cruel que conoció la historia cubana.


Editoriales  + 
Opinion  + 
Colaboraciones  + 
Entrevistas  + 
Foros
Hemeroteca
Enlaces

Cuba Matinal - Spain, C. Alcala 99, 28009 Madrid, España. Tel: + 34 639 43 15 89
repliche orologi © Copyright 2006. All Rights Reserved. Contacto: cubamatinal@cubamatinal.com