cubamatinal.com| |
Cuba y su Realidad Social 26-03-2017

Portada
Noticias
Deportes
Breves
Video Blog
Cuba-Org.
Politicas
Reportajes
Actividades
Colaboraciones
Buscador
Cartas
Suscribase
   Enviar por Email
Caducidad de la cubanología
19-07-2007, Emilio Ichikawa

En el libro Cuban Palimpsest (University of Minnesota Press, 2005), del profesor José Quiroga (Emory University), la misma palabra ''cubanología'' queda desahuciada. No hace falta en el texto, es inútil en los pasajes donde se comenta la naturaleza del saber y ni siquiera se hace un esfuerzo intelectual para justificar el haberse deshecho de la misma. Al parecer, esta nueva generación de estudiosos cubanos no muestra ni siquiera un interés por manifestar una relación de ruptura con el viejo mandarinato cubanológico. Es decir, pasan a los nuevos asuntos con los nuevos estilos sin traumas epistémicos, mucho menos morales, dejando sobrevivir algunos nexos en forma de esporádicas y muy selectivas relaciones personales. No hay más que asistir a un evento académico para comprobar que los nuevos estudiosos de la cubanidad ni se juntan con los viejos cubanólogos, ni se interesan por sus temas, ni hablan su jerga, ni se divierten en sus clubes, ni portan sus serias caras de reformadores sociales.

El profesor Quiroga nació en 1959. Viaja a Cuba, como todos aquellos que creen en la necesidad de situarse cerca de los ''hechos''. Seguramente comprará discos, como cualquier visitante, pero le he escuchado referirse también a la ''música ambiental'', a ese sonido lleno de mensajes sociales que uno escucha cuando pasea por las calles.

El primer gesto del cubanólogo tradicional, consistente en visitar al primer funcionario disponible para lograr una entrevista con Fidel Castro o pedir permiso para ver a un disidente oficial, es desplazado aquí por la búsqueda en los márgenes sociales o en las zonas más intensas de la creación cultural. Digo ''creación cultural'' porque los nuevos intereses rebasan incluso el estudio de las formas artísticas tradicionales.

La cubanología, tan interesada por el cambio social y la influencia política, lega acaso algunos compromisos institucionales de importancia. Compromisos que, si bien interesaron algunas de las universidades de la isla, se dirigieron principalmente a los centros de investigación vinculados al Comité Central del Partido (particularmente al trajinado Centro de Estudios de América-CEA) o a aquella filial del Ministerio de Educación Superior más dependiente de la línea política del partido: el Instituto Superior de Relaciones Internacionales-ISRI.

En consecuencia, entre todas las publicaciones cubanas, las más preciadas por los cubanólogos han sido la Revista Temas y la Revista Casa de las Américas; la primera dirigida por Rafael Hernández, un paleocubanólogo emblemático, y la segunda por Roberto Fernández Retamar, un poeta con desbordados méritos en eso que se dio en llamar ``compromiso social''.

Los nuevos estudiosos cubanos tienen otras áreas de interés. Por demás, se expresan en un lenguaje más libre y empleando técnicas de investigación más ''cualitativistas''. En el caso de Cuban Palimpsest, que todavía refiere eventos relativos a la política, la diplomacia e incluso el espionaje, el objetivo se relocaliza en lo estrictamente académico. Si alguna reivindicación emancipatoria se descubre, es siempre a través del planteamiento intelectual y no a partir de una acción subordinada directamente a lo político; algo así como una carta, un pacto ideológico explícito, un compromiso editorial de largo alcance, como se acostumbró a hacer durante mucho tiempo.

Si bien el cubanólogo tradicional codiciaba la política y parecía soñar más con un ministerio o una embajada en la Cuba futura que incluso con la dirección de un departamento, los más jóvenes estudiosos cubanos parecen interesados en reinventarse como artistas; en cualquier caso, como creadores y promotores culturales.

En Cuban Palimpsest, por ejemplo, el profesor Quiroga traza un consistente itinerario teórico a través del estudio de la obra de Ana Mendieta, que ha ocupado un tiempo y un espacio importante en su carrera. Además, inserta sus propias fotos, o fotos de sus amigos, lo que testimonia un nuevo trato, un nuevo ambiente --más relajado-- en estos afanes intelectuales por Cuba.


*Filósofo cubano, residente en Estados Unidos. Articulo publicado en El Nuevo Herald.


Editoriales  + 
Opinion  + 
Colaboraciones  + 
Entrevistas  + 
Foros
Hemeroteca
Enlaces

Cuba Matinal - Spain, C. Alcala 99, 28009 Madrid, España. Tel: + 34 639 43 15 89
repliche orologi © Copyright 2006. All Rights Reserved. Contacto: cubamatinal@cubamatinal.com