cubamatinal.com| |
Cuba y su Realidad Social 28-03-2017

Portada
Noticias
Deportes
Breves
Video Blog
Cuba-Org.
Politicas
Reportajes
Actividades
Colaboraciones
Buscador
Cartas
Suscribase
   Enviar por Email
Motín en Manto Negro
15-07-2007, Eligio Rojas

Eran las nueve de la noche del 27 de octubre del año 1997. En la Prisión Occidental de Mujeres, conocida por “Manto Negro”, ubicada en Ciudad de La Habana, reinaba la quietud.

Algunas reclusas esperaban con ansias esa hora para ver la telenovela brasilera, “Mujeres de arena”, que por aquel tiempo atrapaba en la pantalla pequeña, la mayoría de las personas en Cuba.

Otras preferían estar en sus celdas tejiendo o en pequeños grupos platicar sobre los días que faltaban para ser liberadas.

Sarahy, una joven de a penas treinta años de edad, acostumbraba salir de su celda. Aprovechaba la distracción de las demás reclusas y en los pasillos con las oficiales encontrar una noche más de placer.


Esa noche la oficial de guardia no deseaba conversar. Mucho menos romancear. Lo que Sarahy pensó que sería una noche de disfrutes se tornó en una gran discusión.

En Manto Negro había una costumbre. La habitación destinada para que las oficiales de turno anotaran las incidencias de las reas, tenía doble función. Cuando una rea discutía con una oficial debatían allí. A puertas cerradas.

Pero si el “gane” no era de la oficial, esta llamaba por teléfono a todos sus colegas para una trifulca. Sarahy, ajena a la llamada, disfrutaba su triunfo.

Las prisioneras que observaban la telenovela, desviaron su atención hacia los gritos y los pasos firmes que se acercaban y se apoderaba de la tranquilidad de la noche.

Sarahy ensangrentada por el pasillo corría hacia el tercer piso, donde pertenecía. Pedía ayuda. Los guardias y oficiales armados con bastones y palos la perseguían sin piedad.

Un grupo de mujeres, ante sus lamentos, se sumó en defensa de Sarahy, quien fue capturada en la escalera.

Más tarde todas se unían al motín. Tomaron la prisión. Los guardias y oficiales entraban a las celdas, para no ser ellos los golpeados.

Manto Negro fue dirigido a los antojos de las presas. Pero sabían que no podían escapar. Una reclusa avisó que un cordón de guardias armados en las afueras esperaba a que alguna lo intentara.

Al cuarto día el grupo de tropas especiales de las Fuerzas Armadas Revolucionarias (FAR), conocido por “Las Avispas Negras”, entró. En un corto tiempo Manto Negro volvió a su quietud.

Una por una fue interrogada. Las que se destacaron en el motín fueron trasladadas de prisión. Las que no, permanecieron en el penal bajo advertencia y estricta vigilancia.

Sarahy fue trasladada de inmediato al hospital, donde, por causa de tantos golpes, tuvo que ser operada. Nada se pudo hacer, quedó estéril.

Diez años han pasado. Quizás nadie recuerda los sucesos de aquella noche. Pero para Sarahy, que con apenas cuarenta años sólo puede disfrutar de la compañía de sus mascotas, el tiempo no ha transcurrido.


Editoriales  + 
Opinion  + 
Colaboraciones  + 
Entrevistas  + 
Foros
Hemeroteca
Enlaces

Cuba Matinal - Spain, C. Alcala 99, 28009 Madrid, España. Tel: + 34 639 43 15 89
repliche orologi © Copyright 2006. All Rights Reserved. Contacto: cubamatinal@cubamatinal.com